Viernes 8 de diciembre, 2023

DEPORTES | 22-08-2023 06:27

Arabia, fútbol y millones

Con el traspaso de Neymar al Al Hilal, ¿llegará el posible final de la hegemonía europea en el fútbol?

Con el Mundial de fútbol de 1994, que Estados Unidos albergó, el país puso en marcha un plan de profesionalización del deporte, además de creación de estadios propios para practicarlo (antes, los clubes hacían de local en estadios de fútbol americano o de béisbol, que no eran los más adecuados) y de un plan de financiamiento de los clubes.

La Mayor League Soccer ( MLS por sus siglas) ha visto desde entonces el derivar del deportes en espectáculo, un show lejos de la tradición que lo pone de todos modos en el mapa mundial del fútbol, como también sucede, en espejo, con las lígas árabes tras el Mundial Qatar 2022.

Jeques, dinero y estrellas.

El caso de Arabia (como región geográfica, no solo Arabia Saudi sino Qatar, EAU, Kuwait, etc) es bastante más actual y la primera parte de la historia no ocurre en oriente medio, sino en Europa. A comienzos de este siglo, muchos clubes de las principales ligas europeas fueron puestos en venta en busca de inversores extranjeros, los cuales rápidamente se interesaron y compraron porcentajes de los mismos, o en algunos casos, hasta la totalidad del club.

Los ejemplos más claros han sido con el Ruso Román Abrámovich, que fue dueño del Chelsea de Londres durante 20 años, años que fueron los más laureados de la institución y tuvieron a los mejores jugadores del mundo entre sus filas.

Y luego llegaron los famosos “jeques árabes”, entre los cuales figura Mansour bin Zayed Al-Nahyan, dueño del City Group, que reúne a casi todos los clubes del mundo que posean el “City” en su nombre, como el Manchester City (el primero y el más importante del grupo), así como el New York City o el Montevideo City Torque entre otros.

Otro empresario importante es Nasser Al-Khelaïfi, dueño del Paris Saint Germain, y que impulsó el mundial de 2022 en Qatar, país donde nació y forjó su riqueza. Pero, sin lugar a dudas, la inversión más grande para la compra de un club ocurrió en el 2022, cuando el Newcastle United, equipo de Inglaterra de la ciudad homónima fue comprado por Mohammed bin Salman, heredero del trono de Arabia Saudi, que desembolsó 413 millones de euros. 

Presentacion Messi PSG
Lionel Messi junto a Nasser Al-Khelaïfi, dueño del Paris Saint Germain en 

Desde esos tiempos ha crecido el sueño de ligas locales árabes de volverse competitivas, acompañado por el interés de occidente por las ciudades  lujosas de la región, como Doha o Dubai entre otras. El mundial de 2022 en Qatar selló ese proceso. 

La fiebre del oro

Desde la temporada 2011, el presupuesto de muchos clubes de la región aumentó y decidieron mirar hacia el exterior, trayendo jugadores para sus equipos o entrenadores legendarios, con el objetivo de hacer una liga más atractiva e interesante.

Los primeros ejemplos de esto fueron Diego Maradona, que dirigió dos clubes de los Emiratos Árabes Unidos, Al-Wasl y Al-Fujairah, o de Xavi Hernandez, histórico jugador de España y compañero de Messi en el Barcelona, que dirigió Al-Sadd de Qatar por varios años. Argentina ha sido uno de los países que más jugadores aportó y entrenadores a Arabia, entre los cuales podemos destacar a Ramon Diaz, leyenda de River; Miguel Angel Russo, ex DT de Boca; y jugadores como Ramiro Funes Mori o Emiliano Vecchio. 

Sin embargo, las grandes cifras de dinero y las grandes leyendas arribaron a la región recién en el último tiempo, más precisamente en el último año y medio cuando, en el 2022, el Fondo de Inversión Pública saudi se hizo con el control de los 4 clubes más importantes del país: el Al-Ahli (31 titulos), Al-Ittihad (35 titulos), Al-Hilal( 66 titulos) y Al-Nassr (28 titulos). }

Esto supuso un giro de 180 grados en el fútbol nacional, donde varios equipos manifestaron su descontento alegando que con el tiempo la diferencia de planteles entre estos cuatro y el resto sería abismal, pero la Federación no se hizo eco de estos dichos, el objetivo era claro: hacer de la Liga de Arabia Saudita una de las más importantes del mundo.

El primer gran movimiento fue la llegada de Cristiano Ronaldo al Al Nassr por 3 años, hasta 2025, con un salario de doscientos (200) millones de euros al año. Para ponerlo en perspectiva; por semana son casi cuatro millones de euros, por día  son 555.555 euros, por hora 23150 euros, por minuto 386 euros y por segundo 6,50 euros, cifras increíbles que buscan ser el motivo principal del éxodo a Arabia, el dinero del petróleo.

Luego de la llegada de la leyenda de Portugal, los demás comenzaron a venir: Roberto Firmino dejó el Liverpool para sumarse al Al-Ahli, N´Golo Kante abandonó Stamford Bridge( estadio del Chelsea) para incorporarse al Al-Ittihad. El mes pasado los grandes fichajes terminaron en el Aeropuerto de Riad: primero Karim Benzema. astro del Real Madrid y Balón de Oro se sumó al Al-Ittihad por 3 años con un salario de 100 millones de euros al año.

Finalmente, la flamante incorporación del Al-Hilal: Neymar Junior, directamente desde el París Saint Germain. Firma por dos años con un salario de 100 millones de euros al año, pero lo más curioso son los extras del contrato: un avión privado para él, una mansión con personal incluido a su disposición, además de recibir 80.000 euros por cada victoria del equipo.

Fabinho Rolex
Fragmento del video donte Fabinho recibe un Rolex regalado por un fanatico

.

Galería de imágenes

En esta Nota

Dante Gabriel Bogani Sandez

Dante Gabriel Bogani Sandez

Comentarios