Martes 21 de septiembre, 2021

ECONOMíA | 13-05-2021 19:05

La inflación imparable: en abril fue de 4,1%

Según el INDEC el IPC de abril aumentó 46% con respecto al mismo mes de 2020 y se aleja todavía más de la utópica meta del 29% incluida en el presupuesto de este año.

Finalmente, la cifra oficial del aumento del índice de precios al consumidor (IPC) de abril fue del 4,1%, superando así por segundo mes consecutivo las estimaciones más pesimistas de los analistas económicos privados. La inflación interanual medida por el INDEC fue de 46,3% (contra el mismo mes de 2020) y la variación acumulada en los cuatro primeros meses del año, 17,6%.

La inflación “núcleo” fue del 4,6% (0,1% más que en marzo). En todo el país la inflación superó el 4%, en el Gran Buenos Aires fue de 4,1% Pero medida en su proyección anual, el 4,1% equivale nada menos que a 62% anualizado.

Entre los rubros que más subieron, está Vestido y Calzado (6,0%) y Transporte (5,7%). Las que menos lo hicieron: Comunicaciones (0,5%), Recreación y Cultura (1,5%) y Educación (2,5%).

La preocupación que ya se anticipaba en el Ministerio de Economía es que el número fijado en el Presupuesto 2021 de 29% para todo el año queda ahora más lejana. Los precios deberían domesticarse y subir sólo 1,2% mensualmente hasta fin de año para poder cumplir con la meta: o sea, menos de la tercera parte de lo que venían subiendo hasta ahora. También fuerza la presión que los aumentos anunciados en los combustibles o la tensión que se irá acumulando sobre la brecha cambiaria, puedan alejar aún más de lo esperado en un año electoral.

El economista Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos, comentó que como habían analizado en su estimación, “indumentaria y transporte lideraron la suba. Sin embargo, alimentos sigue aumentando a un ritmo elevado: 4,3% en abril y 46,4% anual (igual que el total) a nivel nacional y 4,7% en abril y 43,2% anual (un punto porcentual menos que el total) en el Gran Buenos Aires.

Estos datos confirman la preocupante dinámica inflacionaria, que deriva de los desequilibrios macroeconómicos y la fuerte emisión monetaria para financiar el déficit fiscal. Se da a pesar de la desaceleración de la depreciación del tipo de cambio, del congelamiento de tarifas y de las múltiples medidas de controles de precios de alimentos”, concluyó el economista.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Tristán Rodríguez Loredo

Tristán Rodríguez Loredo

Comentarios