Martes 21 de septiembre, 2021

ECONOMíA | 02-03-2021 14:11

Cómo la vivienda se acomoda al hogar en la nueva normalidad

El proceso de adaptación de la vivienda al ciclo de vida permitiría el proceso de filtración y mejora la situación habitacional en todos los segmentos.

En Argentina, 1,8 millón de hogares alquilan su vivienda en zonas urbanas. Son cerca del 20%. Pero no en todas las ciudades del país ocurre lo mismo: en algunos centros urbanos alquila solo el 8% de los hogares mientras que en otros supera el 30%. Estos hogares destinan mensualmente cerca del 35% de sus ingresos al pago de su vivienda.

En general, se suele pensar al alquiler como una opción de segunda, pero esto no tiene por qué ser así. El alquiler permite que el consumo de vivienda se acomode al ciclo de vida. Es decir, para una persona que está en pleno proceso de cambio laboral (lo que puede incluir mudanzas entre ciudades o países) o cuya composición del hogar va variando (ya sea porque se muda con una pareja, se suma un hijo o los hijos dejan la casa), alquilar permite que la vivienda se acomode al hogar y no al revés.

Además, es una alternativa generalmente más accesible para quienes no alcanzan a cubrir el costo de ser propietarios, pero, también (y quizás más importante) permiten menores costos de transacción a la hora de cambiar de vivienda.

Este proceso de adaptación de la vivienda al ciclo de vida permitiría el proceso de filtración y mejora la situación habitacional en todos los segmentos (los hogares aumentan o reducen su consumo de vivienda y eso da lugar a que nuevos hogares ocupen las viviendas que quedan disponibles). Una buena política pública es la que permite ampliar el número de opciones y eso incluye que cada vez sea más fácil e inclusivo el alquiler.

* Economista, autor del libro "Vivienda: El Relato",

También te puede interesar

por Federico González Rouco*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios