ECONOMíA | 28-10-2020 07:50

Una forma sencilla de invertir en oro tras alcanzar récords

El analista José Ignacio Bano, de InvertirOnline, deja los tips para apostar por el metal precioso.

Además del encanto por su dorado brillo, el oro tiene muchas virtudes financieras. Para que lo entendamos fácil: lo que es el dólar para los argentinos, es el oro para el resto del mundo. El oro es reserva de valor, lo que hace que así como en nuestro país corremos al dólar para refugiarnos cuando vemos turbulencias en el ambiente macroeconómico, el mundo corra al oro en busca de protección.

Un segundo paralelismo es pertinente: en cualquier momento que los argentinos vemos grandes emisiones de pesos, sabemos que el dólar pasará a ser relativamente escaso y por lo tanto subirá. La verdad es que no sólo el Banco Central local imprime dinero ante ciertas necesidades como la de generar un estímulo a una economía golpeada por la pandemia. El resto de los bancos centrales usualmente lo hacen y particularmente en 2020 lo hicieron en gran manera.

Teniendo en cuenta solamente esos dos factores -refugio ante turbulencias y bien escaso ante emisiones de dinero- podemos explicar gran parte de la suba del oro y plantear posibles escenarios futuros. Desde el año 2014, el oro se mantuvo en valores relativamente estables en la zona de 1300 a 1400 dólares la onza. Mientras la calma global se mantenía, también se mantenía el valor del oro. Esa calma se vio perturbada por primera vez en 2019 con la guerra comercial entre Estados Unidos y China, guerra que generó turbulencia en el mercado financiero y pérdidas estimadas para la economía global de alrededor de U$D 500.000 millones. Ese fue el primer detonante para el dólar, por lo que vimos ahí su primer salto de 20% en tan sólo tres meses, pasando de valores en torno a los U$D 1300 la onza a U$D 1500.

El segundo salto lo vimos este año, producto del coronavirus. Luego de superar los U$D 2000 la onza, ese metal se ha establecido apenas por encima de los U$D 1900. El efecto del virus es más complejo porque no sólo generó turbulencia sino que hizo que los bancos centrales de todos los países centrales inyecten capital (o sea, impriman moneda) buscando disminuir los efectos nocivos de la pandemia sobre la economía. Actualmente el mundo tiene muchos más dólares, euros y otras monedas pero cantidades similares de oro.

¿Qué se espera para el futuro? Definitivamente no una baja del oro. Sin embargo, hablar de una suba es más complejo. Un factor a monitorear es el actual rebrote del coronavirus en Europa. Mientras siga demorándose la creación y distribución de la vacuna (no nos olvidemos que somos siete mil millones de personas en el mundo) y cueste domarse el virus, siempre estamos expuestos a golpes a la economía producto de nuevos períodos de reclusión.

Para quien quiera usar esas ventajas del oro para cobertura, hay algunas alternativas financieras que se destacan por lo accesibles y sencillas. Un modo es invertir en compañías mineras que extraen oro. Operando en Argentina a través de los CEDEAR existen tres: Barrick Gold (GOLD), Yamana Gold (AUY) y Harmony Gold (HMY). Las dos últimas cotizan a menos de 1000 pesos mientras que Barrick Gold cotiza en la zona de los 4500 pesos. Esos montos es todo lo que se necesita para invertir en estas empresas.

Si bien comprar acciones de una empresa no es lo mismo que comprar directamente el mineral, es una buena aproximación porque todas ellas tienen cotizaciones muy ligadas al valor en dólares del oro. Esto lo que genera es que, con la suba del oro de este año, un inversor operando en Argentina y en pesos le gane con comodidad al dólar. Por ejemplo, en lo que va del año, el dólar contado con liqui subió 135% hasta la zona de $165 mientras que las acciones de Barrick Gold subieron 225% generando una ganancia de 40% en dólares.

 

* El autor es gerente de research de InvertirOnline.

por José Ignacio Bano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios