EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 13-01-2023 09:15

El poder regenerativo de nuestra propia sangre

La Doctora María Alejandra Da Silva Minas, nos inculca sobre todo lo relacionado a la Medicina Regenerativa.

¿Quién no elegiría la posibilidad de tener un cuerpo sano, joven, capaz de prevenir cualquier dolencia, de mejorar patologías y lesiones en la mitad de tiempo habitual para disponer plenamente de su físico?

Soñamos con poder retomar esas actividades, deportes y recrearnos como solíamos hacerlo antes de pasar por aquello que nos ha invalido para seguir haciéndolo, y además sentirnos jovenes, saludables y prevenir el envejecimiento.

¡En la actualidad, esa posibilidad deja de ser un sueño para hacerse realidad gracias a la Medicina Regenerativa!                                 

La Ingeniería de Tejidos y la Medicina Regenerativa son una moderna especialidad a nivel mundial, cuyo objetivo es reparar, reconstruir y regenerar tejidos u órganos dañados o ausentes incorporando el uso de materiales biológicos (células, derivados de la propia sangre, tejidos), solos o en combinación con materiales sintéticos que en conjunto ayudan a regenerar y tratar todo tipo de lesiones de piel, óseas, ligamentosas, articulares como la artrosis avanzada e incluso evitar una cirugía.

Nuestro cuerpo posee todos los recursos necesarios para reparar una "herida" de cualquier tejido, pero, muchas veces, una vez dañados, el sistema de reparación de nuestro organismo, no es efectivo en su totalidad, por lo cual se produce una "cicatriz", como dice la Dra. da Silva Minas, pionera en el pais en terapias biológicas “utilizando el potencial terapéutico de nuestra propia sangre, de forma segura bajo protocolos y 18 años de experiencia en la aplicación de los mismos, podemos mejorar el proceso de curación y regeneración mediante los factores de crecimiento autólogos que se obtienen a partir  de un pequeño volumen de sangre del propio paciente, donde hay sangre hay vida”.

Los tratamientos habituales solo palían el dolor y la inflamación sin prevenir la formación de la cicatriz, con el uso repetido, las favorecen más aun, por lo tanto, al realizar ejercicios nuevamente, ese tejido tiene mayor tendencia a volver a lesionarse y envejecer. Abriéndose las puertas a las terapias biológicas, utilizando el poder regenerativo de su propia sangre, de la mano de nuestro equipo médico multidisciplinario: las lesiones se recuperan en la mitad de tiempo y previenen la formación de la cicatriz. Esta técnica no conlleva riesgos ya que no existe posibilidad de rechazo debido a que se utilizan células del propio individuo que: potencian el proceso fisiológico de regeneración natural de los tejidos, disminuye la inflamación y agiliza la cicatrización. Sin cirugía ni hospitalización, los tratamientos con medicina regenerativa son poco invasivos ya que se realizan de forma ambulatoria.

¡EL FUTURO ES HOY! CIENCIA Y MEDICINA DE AVANZADA AL ALCANCE DE TODAS LAS PERSONAS.

Dra. María Alejandra Da Silva Minas. MN 95961

 

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios