Jueves 26 de enero, 2023

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 19-11-2022 10:19

Una heladería que hizo camino en Tucumán

Con casi 20 años de trayectoria ya está lista para iniciar su proceso de expansión a nivel nacional y trabajar en franquicias en un futuro muy próximo.

Natalia nació y creció en Monteros, un pueblito tucumano y que es hoy, su lugar preferido en el mundo. “Soy la segunda de cuatro hermanos y si bien viví una infancia maravillosa, los recursos en mi familia eran limitados. Con la separación de mis padres, nos fuimos a vivir con mi abuelo a San Miguel de Tucumán donde finalicé mis estudios secundarios y a los veinte años formé mi propia familia. Tengo seis hijos y fue allí cuando comenzamos con el negocio de los helados con quien fue hasta hace tres años mi pareja”, recuerda Natalia Ruiz, dueña de la Heladería Freed.

- ¿Cómo comenzó Heladería Freed que hoy es un referente en San Miguel de Tucumán?

Comenzó con un pequeño local que contaba, en ese entonces, con dos freezers. El helado se transportaba desde Termas de Rio Hondo donde vivía mi suegro quien ya se dedicaba al rubro y contaba con una pequeña fábrica. El éxito fue inmediato. Vendíamos palitos helados en forma de tirabuzón, que es un molde diferente a las clásicas paletas, convirtiéndonos así en la primera heladería en San Miguel de Tucumán que los comercializaba. Conforme fueron pasando los años, Freed fue haciéndose conocer y comenzamos a fabricarlos ya aquí, en la provincia, y siempre abocándonos a fabricar un buen producto acompañado de una excelente atención al público que, en ese entonces, hace dieciocho años aproximadamente, funcionaba muy bien.

- ¿Su separación fue una bisagra en su vida personal y comercial?

Sí, al separarme se dividió la sociedad de la fábrica. Me vi asustada y mis preguntas eran ‘’¿qué hago ahora?’’; “¿cómo sigo?’’; ‘’¿podré salir adelante sola?’’. Acompañada de un conjunto de emociones que provenían de la tristeza e incertidumbre, toda mi vida y mi familia se transformaría ahora y todo dependería de mí: decisiones, cuidado de mis niños pequeños, el negocio y el rumbo que tomaría. Todo hasta que comprendí que nadie vendría en caballo blanco a solucionar mi vida. Entonces, decidí levantarme, estar bien y demostrarles a mis hijos que tenían una mama fuerte que saldría adelante.

- ¿Quién crea los distintos productos y sabores?

Los helados son creados por mí. Partiendo de la misma base se pueden crear diferentes sabores, nunca deben faltar los clásicos en palitos bombón y los de crema como son la crema americana, el dulce de leche, el chocolate, la frutilla, etc. En nuestro caso, también elaboramos el sabor mantecol, que fue un boom, al igual que el chocolate blanco. Siempre tratamos de dar variedades de sabores en cada producto. Hoy, contamos con seis sabores en palitos bombones y otro tanto en sanguchitos y en palitos de crema.

- ¿Qué diferencia a Freed de otras heladerías?

En principio, todos nuestros productos, dentro de la línea industrial que se comercializa aquí en Tucumán, la diferencia radica en nuestra calidad.

¿Cuáles son sus proyectos a mediano y largo plazo?

Mi objetivo a nivel empresarial es, de aquí a tres años, posicionar mi producto a nivel nacional lo que, seguramente, nos llevará a desarrollar franquicias muy pronto.

 

Av. Provincia de Jujuy 2573, San Miguel de Tucumán

Tel: (0381) 206-8311

FB: Freed Helados

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios