EMPRESAS | 28-11-2022 08:03

Ganadores del concurso IB50K

Un proyecto para mejorar el rendimiento de cultivos intensivos resultó ganador de la competencia de este año organizada por el Instituto Balseiro para empresas de base tecnológica.

El equipo “SYLVARUM” obtuvo el primer puesto de la 12º edición del concurso IB50K. Los proyectos “RNAGRO”, y “PHYSENS”, obtuvieron el segundo y el tercer puesto.  En la jornada final, que fue abierta al público general y que tuvo lugar en el Salón de Actos del Instituto Balseiro (IB), en el Centro Atómico Bariloche (CAB) expusieron empresarios, tecnólogos y académicos y disertaron sobre las claves para generar empresas de base tecnológica. Al finalizar la ronda de ponencias, se realizó la ceremonia de premiación con la presencia de los representantes de los diez equipos finalistas. El encuentro también se transmitió en vivo por el canal de YouTube del concurso.

Luego de transitar distintas etapas de evaluación, los diez equipos finalistas conocieron la decisión definitiva del jurado del concurso IB50K. Los miembros del jurado destacaron lo apasionante del proceso de selección por la calidad de las presentaciones.  En el cierre del encuentro que se vivió de manera presencial y virtual, se realizó la ceremonia de premiación de este certamen.

En esta edición, en los tres primeros premios se repartió el equivalente a más de US$50 mil y también se entregaron premios especiales como aportes monetarios, capacitaciones, servicios tecnológicos y mentoreo. Además de los tres primeros premios, también se otorgaron otros 22 premios especiales, que sumaron otros US$34.000, consistentes en dinero aportador por los esponsors del  concurso, capacitaciones, mentorías, facilidades de acceso a recursos o utilización de tecnología de punta.

“Es un premio que ha impulsado a crear empresas de base tecnológica y es un orgullo acompañarlos/a”, destacó la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) Adriana Serquis. Por su parte, el director del Instituto Balseiro (IB) Mariano Cantero subrayó “el Instituto Balseiro depende la CNEA y la Universidad Nacional de Cuyo tenemos como misión principal formar recursos humanos y generar conocimiento, pero apostamos y queremos ver cómo esos recursos humanos y esos conocimientos que se generan en el instituto impactan en el desarrollo del país y en mejorar la vida de los ciudadanos. Y el IB50K, la Secretaría de Innovación y Vinculación del IB, es una puerta en ese sentido, porque las empresas de base tecnológica son una herramienta por las cuales ese conocimiento, esa capacitación de personas puede generar productos y servicios que impactan en el desarrollo del país”.

Los equipos ganadores. La empresa “SYLVARUM”, que recibió el primer premio del IB50K 2022, desarrolla una tecnología que utiliza estímulos eléctricos y magnéticos para influir directamente sobre el metabolismo vegetal. Esta intersección biológico-tecnológica les permite hacer un control exhaustivo de lo que pasa dentro de la planta para potenciar sus capacidades naturales, pudiendo: acelerar su crecimiento, mejorar su resistencia frente a enfermedades o plagas, e influir en la producción de metabolitos y/o componentes nutricionales. La solución técnica propuesta puede trabajar con toda la variedad de vegetales que se producen en sistemas hidropónicos, tanto en el rubro de los alimentos como en el de plantas medicinales. Así, buscan solucionar los mayores problemas que tienen los productores, haciendo de la hidroponia un negocio más rentable, escalable y sustentable.

Este desarrollo innovador es impulsado por un equipo conformado por estudiantes y graduados de la Universidad Nacional de Tucumán y Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino.

El plan de negocio “RNAGRO”, que recibió el segundo premio, apunta a producir tecnologías basadas en ARNs para el cultivo de maní. La tecnología no transgénica de RNAgro permitirá reducir y reemplazar el uso de agroquímicos en el cultivo de maní. De esta manera se busca generar una nueva familia de fungicidas que sean efectivos, además de amigables con el ambiente y con la salud humana.  Este equipo estuvo representado por científicos emprendedores con habilidades y experiencia de más de 5 años en ciencia, las cuales les permitirán desarrollar nuevas tecnologías para el agro.

El plan de negocio “Physens” obtuvo el tercer premio. Su equipo propone un proyecto de fisiatría y kinesiología con conexión inalámbrica. Los equipos pueden ser configurados, monitoreados y controlados a través de dispositivos con conexión a internet, permitiendo así la rehabilitación de pacientes a distancia, en tiempo real o diferido.  El equipo se formó en la Universidad Nacional de Rosario, Universidad del Gran Rosario, Universidad Internacional y permanente de terapia manual - Saint Mont Francia y Universidad Católica Argentina. El jurado del concurso IB50K fue presidido por el director del Instituto Balseiro, Mariano Cantero y la bioingeniera Alejandra Morales (Facultad de Ingeniería de la UNER); Lisandro Bril, inversor ángel y gestor de fondos de venture capital en startups tecnológicos; Esteban Lombardi, presidente de Terragene; Paula Altavilla, Country President de Schneider Electric Argentina y Conrado Varotto, fundador y conductor de INVAP (1976-1991).

Galería de imágenes

En esta Nota

Tristán Rodríguez Loredo

Tristán Rodríguez Loredo

Editor de Economía.

Comentarios