Jueves 29 de septiembre, 2022

EMPRESAS | 12-09-2022 09:53

La estrategia de Martín Lousteau para posicionarse con las redes

El senador tomó la punta en un espacio que sabe utilizar intercalando propuestas, críticas y datos concretos. Javier Milei, José Luis Espert y Alfonso Prat Gay en el mismo lote.

El viejo dilema del bajo o alto perfil por parte de economistas y empresarios parece haber quedado saldado con la adopción, en forma progresiva, de las redes sociales como un instrumento de difusión y discusión pública. El pionero a nivel global no es otro que un premio Nobel de Economía 2008, el norteamericano Paul Krugman, que además de ser un cotizado profesor en universidades de elite de la costa Este de los Estados Unidos, es el columnista estelar del New York Times, mantiene un blog sobre comentarios y propuestas económicas.

Además, en los últimos años incursionó con éxito en las redes sociales, siendo un referente en la materia, liderando por mucho tiempo el ranking de profesionales de la economía y los negocios con más seguidores: 4,6 millones en julio pasado. Sólo fue superado por el ascendente Gustavo Petro, que impulsado por su exitosa campaña electoral (fue elegido presidente de Colombia) llegó a 5,6 millones de seguidores.

Redes abiertas

Los datos surgen de una medición preparado por el Centro de Analítica Económica y Empresarial, de la UCA y por el Atlas Network. El estudio, buscó identificar a los influencers más importantes de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México, Estados Unidos y España que utilizan Twitter para debatir temas de economía, finanzas y política económica. De él surge el ranking de Influencers Económicos, en el que tuvo como objetivo de identificar a los diez principales influencers económicos de cada país, clasificándolos en función de la cantidad de seguidores y también del impacto de sus publicaciones. El profesor Juan Carlos Rosiello, que coordinó el equipo (del que participaron también los profesores Roberto Salinas León y el decano Carlos Newland), explica que en la medición realizada en julio identificaron nuevamente las diez personalidades más importantes de cada país y compararon su evolución con respecto a la medición anterior (2020).

La muestra se toma en un mismo día, anotando los seguidores de todos los involucrados en las distintas redes y la ponderación del impacto, que se verifica a través de un programa que vincula la base de datos de Twitter, añadiendo la cantidad de tuits y retuits que tuvo esa comunicación en un tiempo determinado y un promedio de los “likes” a cada uno de ellos. La primera medición es simple y arroja la cantidad de seguidores de cada uno, pero sobre todo se va analizando las suba y bajas que fue sufriendo a lo largo del tiempo y las hipótesis que se puedan delinear sobre estos comportamientos.

Por ejemplo, Rosiello describe algunos de las tendencias que se pueden verificar. “En general, cuando los protagonistas entran en conflicto quienes comentan y critican, comienzan a perdía likes y luego seguidores”, explica. Además, para situarlos en cuanto sus posturas, abrieron las categorías de pro-mercado, pro-Estado o centro. Y se observó, así que, en cada país, los principales protagonistas tienen más suceso cuando se sitúan en la vereda opuesta al estatus quo del sistema vigente, objetivado a través de los indicadores del Global Index of Economic Mentality (2020).

Los casos

Por ejemplo, en los Estados Unidos, la delantera la lleva Paul Krugman que es un crítico, aunque moderado, del sistema capitalista más grande del mundo. En Colombia, otro país que contrasta con su vecino bolivariano Venezuela tuvo una gran performance el último año el actual presidente, Gustavo Petro, un economista que basó su popularidad en la necesidad de un cambio de la tradición liberal-conservadora que gobernó el país en las últimas décadas. En Chile, ganaban terreno los influencers que propugnaban un cambio en el sistema vigente hasta la asunción de Gabriel Boric, en marzo pasado pelando palmo a palmo con los defensores del sistema exitoso de libre empresa personificado últimamente por Piñera (Axel Kaiser de un lado “capitalista” y Ricardo Lagos, en la postura más estatista).

En los dos últimos casos, el éxito político de los actuales presidentes quizás conspirará contra la repercusión de los economistas más afines. En Brasil, existe una mezcla de contenidos: los influencers no sólo tocan tópicos de política económica, sino que también abordan el universo empresario y el de las finanzas. Sobresale, Ricardo Amorim (con 1,4 millón de seguidores) seguido por Constantino Rodrigo (1,2 millón), pero las cifras se revierten en cuanto a impacto. Rodrigo pasa al primer puesto, cómodo y relega al tercero a Amorim porque aparece como segundo el libertario Mattar Salim (308% de crecimiento desde 2020).

¿Y por casa?

Argentina no solo no estuvo ajena a esta tendencia: se embarcó produciendo muchos “casos de éxito” ponderando por su población. En cuanto los seguidores, el actual senador nacional Martín Lousteau tomó la punta en un espacio que sabe utilizar intercalando propuestas, críticas y datos concretos. Quedó 6° en el ranking global de seguidores (1,17 millón) y lidera la tabla local, escoltado por otros dos colegas del Congreso: Javier Milei (619 mil) y José L. Espert (598 mil) y otro exlegislador y funcionario, Alfonso Prat Gay (594 mil).

Entre los diez primeros, uno sólo aparece como “pro-Estado”, el economista y periodista Alejandro Bercovich (quinto, con 391 mil). Pero quién lo sigue, el economista Manuel Adorni, lidera el otro ranking: el de impacto, luego de dos años de ascenso ininterrumpido. Lo encabeza triplicando la performance de los tres siguientes: Espert, Milei y Lousteau, en ese orden. El exministro Guzmán que seguía siendo ministro cuando se realizó la medición, parece estar la dirección contraria: -64% desde 2020. Al menos para las redes, no parece ser un buen negocio llegar a la cima en el Ministerio de Economía.

por Tristán Rodríguez Loredo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios