EN LA MIRA DE NOTICIAS | 07-10-2019 11:51

Aborto y San Martín, la conversación macrista para entretener el hambre

Mauricio Macri encontró dos nuevos tópicos para su campaña del “sí, se puede”, siempre apostando a la grieta.

Mientras una parte del PRO ya empieza a transitar el duelo por una probable derrota en las elecciones del 27 de octubre, el Presidente apela a cualquier tema de conversación pública para que no decaiga la mística. En el fin de semana, Mauricio Macri sacó de la manga dos cartas de ocasión: el debate del aborto y el legado épico de San Martín. No queda claro si esa charla alcanzará para correr del centro de la agenda la crisis económica nacional.

Por lo pronto, esta mañana, su contrincante y aspirante a verdugo electoral, Alberto Fernández, lanza su plan contra el hambre, lo cual pone el dedo en la llaga del Gobierno respecto del fracaso rotundo e irrefutable de cumplir con su ambiciosa promesa de al menos acercarse a la “pobreza cero”. La idea opositora es machacar al oficialismo con el tema, luego de haber logrado instalarlo con la ley de Emergencia Alimentaria.

(Te puede interesar: VIDEO| La televisión alemana refleja la crisis en Argentina: “El hambre no espera”)

Recordando los consejos de Durán Barba para cambiar la conversación social, Macri reflotó este fin de semana otra discusión parlamentaria, que en este caso había instalado la Casa Rosada, abriendo un debate nacional sobre la legislación del aborto legal. Ahora el Presidente recuerda que su postura personal es “a favor de las dos vidas”, la frase clave que aglutina al antiabortismo.

La intención obvia es reactivar aquella grieta -paralela a la económica y política- que se abrió en su momento entre pañuelos verdes y celestes. El intento de polarizar supone una jugada a varias bandas: absorber los votos del espacio celeste de Gómez Centurión, atraer votantes a las urnas que se ausentaron en las PASO y, lo más ambicioso, meter una cuña entre los electores de Alberto Fernández, que ya se manifestó personalmente a favor de despenalizar el aborto.

(Te puede interesar: Nuevas influencers celestes: las discípulas de Amalia Granata)

La otra carta que jugó Macri en su raid motivador por el territorio nacional fue la comparación de su duro desafío electoral con la gesta sanmartiniana de cruzar la Cordillera. Transitando por la alta cornisa del ridículo, el Presidente se la dejó picando al candidato del Frente de Todos, que salió a humillarlo en Twitter, poniendo en evidencia la distancia entre Macri y cualquier prócer de la patria.

(Te puede interesar: San Martín: cómo se construyó su figura de héroe)

De todos modos, Alberto también se enredó un poco con su historiografía exprés, mezclando y simplificando el pasado al mejor estilo de Cristina en sus cadenas nacionales. Así como existe el “mansplaining” denunciado por las feministas cuando un hombre les explica cosas, también está el “K-explaining”, cuando cualquier kirchnerista te explica la Historia Argentina sin que nadie se lo pida. Parece que esa manía vuelve a ponerse de moda.

*Editor ejecutivo de NOTICIAS.

por Silvio Santamarina*

Galería de imágenes

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario