jueves, noviembre 14, 2019

EN LA MIRA DE NOTICIAS | 07-11-2019 12:42

Había una vez una guerra

Ofelia Fernández se suma a la acelerada reconstrucción bélica del relato K, modelo 2020. NOTICIAS, la sospechosa de siempre.

La flamante legisladora más joven de la historia argentina, Ofelia Fernández, acaba de subirse al colectivo K que acelera sin escalas por la misma ruta construida durante la famosa “década ganada”: la guerra de los medios. La joven legisladora tuiteó su lógico enojo contra las versiones que vinculan a su familia con oscuros circuitos financieros. Pero a las pocas horas, se la agarró con NOTICIAS, por viejas tapas sobre Cristina Fernández que el kirchnerismo no perdona. A sus 19 años, su lenguaje rebelde ya no disimula la obediencia debida a La Jefa que aprendió de los veteranos del Frente de Todos. ¿Qué tiene que ver NOTICIAS con la furia de la diputada electa porteña? Nada y todo, según como se mire.

Tuneado para el nuevo turno en el poder, el relato bélico K viene escalando día tras día, como si fuera un plan sistemático. Cada 24 horas surge alguna voz militante que pide algún tipo de escarmiento para la prensa que les molesta. Esa avanzada comenzó con la idea de montar una Conadep del periodismo y con la polémica por el informe que el juez Ramos Padilla le encargó a la Comisión Provincial de la Memoria sobre periodistas salpicados por el caso D'Alessio. En aquel momento, varios formadores de opinión kirchneristas argumentaron que no había que buscar conspiraciones ni planes de revancha en esos episodios aislados: según ellos, todo era culpa de la paranoia y la mala fe macrista.

Pero la metralla antiperiodística de los últimos días sugiere que las viejas trincheras se están reactivando. De hecho, lo que empezó como un coro marginal de voceros cristinistas enojados con la prensa infiel, terminó en una declaración ambigua de Alberto Fernández sobre el tema: “Que cada uno se haga cargo de lo que hizo, podemos hacer un periodismo mejor”, dijo el futuro presidente.

La reinstalación de la vieja pulseada K con el periodismo es una de las batallas en curso del Frente de Todos. La otra, complementaria, es la campaña por la revisión judicial de todas las causas que complican al kirchnerismo. Los intelectuales nac&pop le pusieron un nombre sofisticado, tomado del mundo anglosajón: “Lawfare”, le llaman, para denunciar una “guerra jurídica” contra Cristina y otras figuras destacadas de su movimiento político. Aquí también Alberto acompaña con su aval, con una reveladora interpretación de la voluntad popular: el presidente electo entiende que a su jefa el pueblo le dio fueros para que no fuera otra “víctima del sistema judicial” como sus colegas sudamericanos.

Lo bueno de tanto cristinismo explícito es que las cosas van quedando claras desde antes de empezar. Por ejemplo, la farándula filokirchnerista sembró las redes sociales con videos dirigidos a Sebastián Piñera, para explicarle que Chile no está en guerra. Ojalá que ya estén preparando una campaña parecida de videos virales que le aclaren a Alberto Fernández si piensan lo mismo del escenario argentino.

Galería de imágenes

Silvio Santamarina

Silvio Santamarina

Editor Ejecutivo y columnista de Radio Perfil.

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario