Wednesday 24 de April, 2024

ESPACIO NO EDITORIAL | 16-02-2024 08:14

Peso estético vs. Peso saludable: "Descubre la verdad detrás de las dietas y los mitos de la comida sana”

.

Es común encontrar en situaciones donde se reúnen personas, conversaciones sobre la apariencia, el sobrepeso, la salud y las dietas.

En Argentina, donde la presión social hacia la delgadez es  cada vez más alta, el sobrepeso estético a menudo se confunde con el sobrepeso médico. Este enfoque implica que, en muchos casos, se le dé más importancia al primero que al segundo. Como resultado, el país tiene la segunda tasa más alta de trastornos alimentarios en el mundo.

Las estadísticas indican que la mayoría de las mujeres deciden hacer dietas por razones estéticas, mientras que los hombres lo hacen por motivos de salud. Un estudio realizado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), titulado “Preocupaciones, percepciones y hábitos en relación con el control de peso corporal en diversas poblaciones españolas,” revela que la motivación principal para iniciar una dieta es la estética, especialmente para las mujeres (73% de los casos). Por otro lado, la salud se sitúa como la segunda razón (42%) para hacer dieta en la población en general, pero se convierte en la primera razón para los hombres.

Muchas personas hacen dieta bajo la apariencia de “comida sana” o siguiendo nuevas propuestas de alimentación  insostenibles y poco realistas. En realidad, estas nuevas comidas son una dieta con un nuevo nombre más atractivo. Estas nuevas  prácticas comparten las mismas características que las dietas tradicionales, como la restricción, la falta de sostenibilidad en el tiempo y el abandono en un lapso de seis meses promedio. Por lo tanto, es importante no dejarse engañar por estas nuevas propuestas y comprender que son dietas con un nuevo nombre.

La obsesión por la delgadez es una búsqueda constante en la que muchas personas se sumergen. Las mujeres han sido oprimidas por esta norma social desde la década del 60, y ahora los hombres también empiezan a caer en esta premisa. Sin embargo, son ellas las que más sufren esta condición.

Saltarse comidas, intentar comer como lo hacía el neandertal, convertirse en nutricionista de oído, o seguir menús llenos de conceptos que no se entienden, es solo una forma de seguir fracasando y engordando.  Está  comprobado, según  estudios irrefutables que restringir, sea bajo el nombre que sea,  conduce al aumento  de peso  Estos métodos  además de ser un esfuerzo  inútil e infructuoso en el ansiado descenso causan  un gran sufrimiento psicológico y orgánico.

La ortorexia, un trastorno obsesivo-compulsivo relacionado con la comida, es un ejemplo de cómo una forma de comer se convierte en una enfermedad mental. Las personas que sufren de ortorexia llevan su propio tupper a las cenas, miden y pesan la comida, piensan en los nutrientes exactos de la comida y se llenan de culpa si comen algo “prohibido”. Estas personas no comen perfectamente, sino que tienen un trastorno psicológico que puede enloquecer y enfermar.

La clave para una dieta saludable es comer variado y de todo. La comida en sí misma no engorda, sino que es el hábito el que lo hace. Es esencial crear un hábito donde se tenga todo lo que se necesita, se establezcan tiempos estables entre comidas, se sirvan porciones adecuadas y se realice ejercicio físico. Todo esto debe hacerse de manera gradual y bien orientada. Como resultado, se obtendrá una pérdida de peso, una mejora en la autoestima, un cuerpo más saludable y una mente más equilibrada.

 Cómo bien dice la  expresión, “No empieces un dieta con fecha de caducidad, comienza un estilo de vida que dure para siempre“.

Si se considera hacer dieta, es importante evaluar si es necesario hacerlo. Si el peso se encuentra en un rango saludable, es recomendable aceptar el cuerpo tal como es y evitar estos métodos para aquellos que padecen problemas médicos relacionados con el peso. Este es un consejo de alguien que ha visto suficiente sufrimiento por estos temas.

Licenciado Fabian Melamed

@Psi.fabianmelamed

 

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios