viernes, diciembre 13, 2019

MUNDO | 03-02-2012 14:21

Mafia bank

Financian deudas de empresarios y ganan poder territorial por toda Europa. Temor a su expansionismo.

"Le haré una propuesta que no podrá rechazar”. No, al menos, bajo perspectivas tan lúgubres sobre el futuro de los negocios con nubarrones recesivos en el camino y la suspensión de toda oferta de créditos o préstamos bancarios por la debilitada condición del sistema en Europa. Con semejantes pronósticos, parecería imposible que a alguien le vaya bien en los negocios. Y, sin embargo, hay quienes no tienen pasivos en sus proyecciones contables: las mafias, devenidas en prestamistas de emergencia para todo tipo de deudores, son los grandes ganadores de la crisis internacional.

Quizás ya no recurran a clichés retóricos de la escuela Marlon Brando, vistan elegantes ambos con tiradores o diriman sus diferencias con el fuego indiscriminado de sus Thompson. O, tal vez, sí. De cualquier modo, el “modus operandi” del crimen organizado en estos días sigue siendo igual al de sus años dorados del siglo pasado: recabar ganancias de sus actividades ilegales y reinvertirlas en flujos lícitos que sirvan de tapadera para su capacidad operativa como el sector de la construcción y el gastronómico. La álternativas abiertas con la debacle del euro motivó su expansión hacia otras áreas productivas como las alicaídas finanzas del Viejo Continente.

Un estudio titulado “Mafia Inc” a cargo del Confersercenti italiano, federación que agrupa a 270 mil comerciantes de la península mediterránea, reveló que las ganancias combinadas de las organizaciones criminales en Italia durante 2011 equivalieron al 6 por ciento del Producto Bruto Interno del país. De ahí que, bajo la asfixia financiera a la que son sometidos pequeños y medianos empresarios locales por la falta de opciones bancarias para solucionar sus deudas, unos 180 mil tuvieron que besar el anillo de los “Padrinos” para alivianar sus balances.

“Los enormes recursos financieros de la mafia le permiten abrise paso en nuevas porciones del mercado sacando beneficios de la falta de liquidez. A diferencia de otros negocios, estas organizaciones no se vieron afectadas por la crisis internacional y ese poder las vuelve aún más peligrosas”, sostuvo Marco Venturi, al frente del Confersercenti. Y señaló que aún quienes logran esquivar, por ahora, el tránsito a los despachos del hampa en busca de créditos, no pueden evitar el extorsivo pago de “protección” bajo riesgo de perderlo todo si se oponen, merced al creciente poder territorial que las mafias recuperaron junto a la influencia de su dinero.

Transnacionales. El crecimiento de los negocios crediticios de las mafias no es ajeno a las autoridades europeas. En marzo de 2011, Mario Draghi, el entonces presidente del Banco de Italia y actual titular del Banco Central Europeo (BCE) que lidia con ajustes y salvatajes a los socios del euro, había alertado sobre esta tendencia colateral de la crisis. "Es imperioso librar esta batalla contra la mafia, que ya no solo conserva el poder en el sur (de Italia) sino que ahora busca infiltrar el Norte. Esta pelea es vital no solo para fortalecer el tejido social del país, sino también para eliminar uno de los frenos que ralentizan el progreso de nuestra economía”, argumentó entonces el economista.

En su libro “El G9 de las mafias en el mundo”, Jean-François Gayraud, uno de los grandes especialistas en el tema, presenta un mapa con las cunas históricas de las nueves grandes mafias globales, desde la “Cosa Nostra” en Estados Unidos hasta las tríadas y “yakuza” en Asia. Italia, solamente, vio nacer a cuatro de las organizaciones más importantes que se repartieron por el sur del territorio: la Ndrangheta calabresa, la Camorra napolitana, la Cosa Nostra siciliana y la Sacra Corona Unita de Puglia en Apulia.

Pero las organizaciones criminales posteriores no radicaron sus casas matrices solo en el mediterráneo. Europa del Este y Rusia en el período del desmembramiento soviético también dieron a luz a sus propios jerarcas del crimen por entre las fisuras de sus anquilosados sistemas. Gran parte de ellas, funcionales a la implantación abrupta de un modelo neoliberal en enormes elefantes burocráticos y a las necesidades tanto de las tradicionales castas del poder de conservar influencia así como de los nuevos fondos del capitalismo de sortear las trampas de los interminables pasillos del Estado.

“La crisis económica ha creado grandes oportunidades para las mafias más fuertes, las ganadoras, así como ha tenido un impacto negativo sobre las más débiles, las perdedoras”, comentó a Euronews Roberto Saviano, autor de “Gomorra” y presa buscada por las organizaciones criminales por sus reiteradas denuncias. “Las mafias siempre ganan frente a sus competidoras gracias a las bajas tarifas que pueden ofrecer y que compensan luego con el dinero obtenido por el tráfico de droga. Han impulsado, sin duda, la economía en el Este. A veces me pregunto si la crisis de Europa no podría haber sido peor sin ese dinero”, añadió el escritor.

Desde el Parlamento Europeo, se pretende impulsar un conjunto riguroso de normas para bloquear este financiamiento ilegal que alimenta peligrosamente la influencia de las mafias sobre la sociedad pero también sobre los gobiernos. La eurodiputada Sonia Alfano, hija de un periodista asesinado por el hampa y miembro del partido “Italia de los Valores” del histórico fiscal del “Mani pulite”, Antonio Di Pietro, fue la encargada de presentar un informe a la Comisión Europea que recopiló la perspectiva de las fuerzas policiales y judiciales sobre estos delitos. “Pasamos un listado de propuestas como el reconocimiento del delito de asociación mafiosa, el decomiso de los bienes de las organizaciones criminales y su utilización con fines sociales y la creación de la figura de un fiscal europeo anti-mafia”, explicó la parlamentaria. Pero cualquier accionar exige de una voluntad política férrea de los Ejecutivos, hoy enfocada a otras cuestiones de carácter más inmediato como los recortes sociales.

Según el proverbio chino, las crisis pueden ser también oportunidades. Para la mafia, ciertamente lo son.

por Mariano Beldyk

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario