ECONOMíA | 31-12-2018 15:32

VIDEO| Las fallidas predicciones de Marcos Peña sobre 2018

Hace un año, el jefe de Gabinete preveía la menor inflación de los últimos tiempos y más actividad que en 2017.

Pasó hace un año y tres días. Aquel 28 de diciembre de 2017, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunciaba las nuevas metas de inflación para 2018. Sus palabras de aquel Día de los Santos Inocentes quedaron devaluadas como el peso.

"Ratificamos que vamos a seguir bajando la inflación y que el año próximo va a tener uno de los años de menor inflación de los últimos tiempos. Y eso también es otra forma de proteger a los sectores más vulnerables", decía Peña.

Que la inocencia nos valga. La inflación no bajó sino que subió, del 25% en 2017 al 47% en 2018, según el pronóstico de bancos, universidades y consultoras relevados por el Banco Central. La inflación no fue la menor de los últimos tiempos sino la mayor en 27 años.

Desde 1991, en el primer gobierno de Carlos Menem, que no había tanta. Los más vulnerables terminaron padeciéndolo: la pobreza aumentó del 28% al 33% entre 2017 y 2018, según la Universidad Católica Argentina (UCA). Los pobres que además son indigentes (sin recursos para cubrir la canasta básica alimentaria) aumentaron del 5,7% al 6,1%.

Leer también: Lopetegui, el nuevo secretario de Energía que desconoce del tema

"También hemos explicado que el movimiento del dólar no implica inestabilidad económica", sostenía Peña hace un año y tres días. "Porque justamente hemos protegido, desde el diseño mismo del plan económico a la economía de las vulnerabilidades. Es como que le hemos puesto amortiguadores para asegurar que no nos pase lo que nos ha pasado en otros momentos de nuestra historia, donde se estabiliza muy rápido, de un día para el otro, como fue por ahí la convertibilidad u otros esquemas, pero vas acumulando un problema que en algún momento estalla. Hoy la economía argentina está diseñada con esos amortiguadores para lograr una transición mucho más cuidada y ordenada. Entonces, ratifico que vamos rumbo a un muy buen 2018. Va a ser un mejor 2018 que 2017. Y lo más importante es que 2019 va a ser mejor que 2018 porque va a continuar la inversión pública, va a crecer el empleo, va a aumentar el crédito, va a verse una economía cada vez más dinámica y con más oportunidades", cerraba Peña, rodeado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y dos economistas después eyectados de la administración pública, Federico Sturzenegger, entonces presidente del Banco Central, y Luis Caputo, entonces ministro de Finanzas.

Contrariamente a lo dicho por Peña, la duplicación del valor del dólar frente al peso en 2018 sumió a la Argentina en la estanflación, es decir, caída de la economía con alta inflación. Por la depreciación de la moneda nacional sumado al endeudamiento acumulado en los dos primeros años de gobierno de Macri, la deuda pública saltó del 52% del PBI en 2015 al 95% actual.

Leer también: Cómo será la economía 2019, según una de las analistas que más acierta

Este año que termina no fue mejor que el anterior: en 2017, la economía creció 2,9% y en 2018 cayó 2,4%, según bancos y consultoras relevadas por la firma FocusEconomics. Estas mismas entidades prevén que en 2019 la economía se contraerá aún más, un 0,9% respecto de 2018.

Este año se ajustó la obra pública y el año próximo también sucederá lo mismo, según el presupuesto. En 2018 han caído el empleo, el crédito y el dinamismo, según lo demuestran las cifras del Ministerio de Producción y Trabajo, el Banco Central y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Fallaron y mucho los pronósticos de Peña. Así lo demuestran la realidad y las estadísticas públicas, que al menos han dejado de distorsionarse como en la era K.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario