NOTICIAS URUGUAY | 12-02-2019 01:41

Álvaro García: ¿Despilfarro? ¿Qué despilfarro?

El contador que está encima del presupuesto de todos los gastos del Estado dice que este gobierno ha sido austero, que se hizo una reforma grande del Estado.

En entrevista con NOTICIAS, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, destacó las bondades de un gobierno que apostó a hacer "más transparentes" los gastos del Estado para sus contribuyentes, con un control sobre su eficiencia y una preocupación por la austeridad, mandatada "desde el primer día" por el presidente Tabaré Vázquez. Por eso le molesta escuchar hablar de "despilfarro" en las empresas públicas, y se anima a prometer un descenso del 15% en el gasto real de éstas. También dijo que fue él, al frente de OPP, el que advirtió de la millonaria pérdida patrimonial en Ancap y chicaneó a la asesora de Lacalle Pou en temas de economía, sin nombrarla. "Cuando se le pregunta cómo van a arreglar el tema fiscal, contestan 'sin hacer lo de Ancap'. Bueno, ya pasó lo de Ancap. ¿Qué vas a hacer de ahora en adelante?"

Obsesivo por los números, como buen contador, señaló que los funcionarios públicos de la administración central bajaron, aunque reconoció el incremento del total de los vínculos con el Estado. García se permitió dudar sobre la voluntad política en el Parlamento para cortar con la prebenda de la inamovilidad de los funcionarios públicos, y dijo que su visión como jerarca es largoplacista: planifica pensando en el Uruguay 2030 o, incluso, más allá. García seguirá durante febrero a la murga Cayó la Cabra –para la que escribió dos canciones—, aunque dice que en caso de ser letrista de cuplés, "material" no le faltaría.

Noticias: Tal como su nombre lo indica, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) tiene como finalidad encargarse de planificar y presupuestar muchas de las políticas de Estado que instrumenta cada gobierno. Al día de hoy, ¿cuáles son sus principales desafíos?

Álvaro García: Cuando llegamos a la oficina en 2015 existían dos grandes temas históricos y nosotros agregamos dos innovaciones. Los temas que ya existían eran la descentralización, al que se agrega el Sucive y ahora tener un sistema de información financiera única para transparentar los números de las intendencias. El otro punto histórico es el presupuesto en administración central, el control de las empresas públicas y la evaluación de la gestión. En 2015 juntamos todo eso y agregamos dos temas nuevos. Uno, que se había perdido, es el planeamiento. Uruguay necesita mirar a largo plazo, en lo poblacional, salud, educación, trabajo, desde lo productivo, vamos a tener seis complejos estratégicos para pensar el Uruguay productivo: cuáles son las grandes tendencias en TICs, qué oportunidades y qué amenazas puede tener Uruguay en ese camino, todo para después tener una mirada larga y plantearnos qué tenemos que hacer que solucione lo sustancial y no sólo lo coyuntural. Es decir, instrumentar políticas de Estado. Y el cuarto punto se da a través de la ley de transformación productiva y competitividad y es la creación de Transforma Uruguay. Es un sistema de nueve agencias estatales que trabajan de manera coordinada, cada una en un tema apoyando la competitividad y la transformación productiva.

Noticias: ¿En qué quedó la mentada reforma del Estado, "la madre de todas las reformas" como la bautizó el propio Tabaré Vázquez?

García: Bueno, Uruguay ha hecho una reforma del Estado grande, ¿no? Quizás el error fue pensar que de un momento para el otro con un pase mágico se iba a hacer, o confundir reforma del Estado con estatuto del funcionario público. Yo me remito a una compilación que hizo Mario Bergara hace un par de años sobre la reforma del Estado, y ahí se podía ver cómo hoy en día el Estado es bien diferente al que teníamos a principios de este siglo. La crisis del 2002 obligó a una lección muy fuerte respecto a la regulación del sistema bancario, y allí vos no tenías ningún sistema de seguro de depósito bancario y hoy Uruguay lo tiene, mejoró muchísimo su regulación. Han habido una serie de reformas que permiten una mayor seguridad. En materia de apoyo al sector productivo, el cambio es muy fuerte. Cuando yo llegué a la CND (Corporación Nacional para el Desarrollo), en 2005, era la única institución transversal que había de apoyo al desarrollo, existían 70 programas a nivel del Estado y no había ninguno que tuviera un impacto fuerte. Era cada uno con su arbolito. Y esto de Transforma Uruguay fue una mirada estratégica que tuvimos: miremos todo de manera global. O la ley de quiebra, por ejemplo. Uruguay tenía en 2005 una ley de quiebra de 1904. Hoy cuando se funde un establecimiento –tenemos ahora el caso de Pili- esa ley permite que pueda ser vendido el establecimiento completo, antes había un desguace. O toda la política de competencia, en un país donde los oligopolios están a la orden del día.

Noticias: El 17,4% de las personas que trabajan en Uruguay son funcionarios públicos. Es el tercer país en América Latina con más funcionarios públicos después de Venezuela y Argentina. Son unas 270.000 personas entre funcionarios y no funcionarios que tienen 306.269 vínculos con el Estado, al 2016 según la Oficina Nacional del Servicio Civil (ONSC). Una fuente me dijo que en realidad son 310.000, 80.000 más que en el gobierno de Batlle, y que se pudo bajar a razón de 3% por año con sólo no cubrir vacantes. ¿No son demasiados funcionarios públicos para un país de las dimensiones de Uruguay?

García: Eso de que se pudo haber bajado 3% sólo no cubriendo vacantes es una lectura demasiado simple. Los números están todos en la página de la ONSC, donde también incluimos las personas públicas no estatales. O sea que hay una cantidad de instituciones que no son ni administración central ni empresas públicas, pero que son las personas públicas no estatales que se fueron creando por ley. Lo que ha pasado en el Estado en estos años es que ha habido un descenso importante de los funcionarios públicos de la administración central. Sí hubo un incremento en los vínculos estatales, que son 70 y pico mil más, básicamente en tres áreas: en educación, salud y seguridad, que son las tres áreas que tienen prioridad presupuestal. La otra es previsión social: 1 de cada 4 pesos del Estado se van a previsión social, a la hora de asignar presupuestos. Entonces, hoy en día, si vos querés reducir los funcionarios públicos, o vas a tener menos maestros, o menos funcionarios de la salud o menos policías en la calle. En todo lo demás, bajaron. No recuerdo la cifra exacta (N.de R.: Según la ONSC, los vínculos de la administración central de funcionarios públicos y sin esa calidad bajaron de 83.957 a 81.606 de 2017 a 2015, pero en el total de vínculos del Estado aumentaron de 305.023 a 310.126 de 2015 al final de 2017). Y otra cosa, las empresas públicas establecimos la regla del 2 x 3 que implica que cada tres funcionarios de empresas públicas que se van, entran sólo dos. Para 2019 vamos a haber hecho una reducción del 15% en términos reales de los gastos de funcionamiento, a través de gastos de embajadas, viáticos, horas extras y gastos de publicidad.

Noticias: Usted mismo ha dicho que está dispuesto a discutir o revisar la inamovilidad de los funcionarios públicos. Sería sacarle la "coronita" a los empleados públicos, algo que parece muy difícil de conseguir porque habría que cambiar la legislación. ¿Hay voluntad política de este gobierno para ello?

García: Precisamente, es un tema de voluntad política... Tendrías que preguntarle a todo el sistema político. Los mecanismos para despedir a un funcionario público existen, el tema es que el mecanismo es demasiado tortuoso, es engorroso, para que termine en la Asamblea General un funcionario para ser destituido. Ese mecanismo pesado ha llevado a que se generara una cultura de que es casi inamovible, una cultura bien diferente a la del sector privado. Quizás habría que pensar en una agilización de los procedimientos.

Noticias: La OPP tiene la función de controlar las empresas públicas. La OPP, ¿no controló ni advirtió nada raro en las inversiones millonarias, en la famosa fiesta de la refinería de Ancap cuando recibió a Cristina Fernández o respecto al uso irregular de tarjetas corporativas?

García: Habría que preguntarle a los jerarcas que estaban en su momento. A partir de 2015 una de las cosas que enseguida identificamos fue la pérdida patrimonial de Ancap. Y en función de ello, se tomaron medidas inmediatas. Dentro de los lineamientos había uno muy fuerte para corregir el tema de las inversiones, y se cumplió a rajatabla. Hubo un cambio de directorio de Ancap. Cuando entré en 2015 pedí los balances de Ancap de los últimos años, me dieron un planilla de Excel y transmití a quien tenía que transmitirle la pérdida patrimonial que había existido. Eso llevó a su capitalización que fue una cosa puntual. Acá quiero aclararte una cosa: todo el día escuchamos gente hablar del "despilfarro del sector público". Y realmente el Estado uruguayo tiene, desde su cabeza que es el presidente de la República, normas de austeridad importantes. Las misiones oficiales se redujeron enormemente porque el presidente, desde el primer día, pidió una planificación anual de misiones, con lo difícil que es hacer eso. También se sacó un decreto de viáticos. Cuando escuchamos el tema del "despilfarro" y se le pregunta a alguna asesora económica de la oposición (N.de R. se refiere a Azucena Arbeleche, asesora de Luis Lacalle Pou) cómo van a arreglar el tema fiscal, contestan "sin hacer lo de Ancap". Bueno, ya pasó lo de Ancap. ¿Qué vas a hacer de ahora en adelante?

Noticias: También OPP debe coordinar todo el proyecto de UPM, en este caso la segunda planta, y el ferrocarril que la papelera necesita. ¿Cómo viene todo esto?

García: UPM le pide una reunión al gobierno en 2016. Hacía tiempo que se hablaba de que existía la posibilidad de una nueva planta. Le plantean otra planta de celulosa, que sería la mayor inversión en la historia del Uruguay. En total son cerca de 4.000 millones de dólares, porque mucha gente dice que "la planta serían 2.300 millones de dólares" porque son 1.000 millones de euros. Pero no es sólo la planta la inversión, hay que pensar en todo lo que genera alrededor. Ellos se presentaron a una licitación a iniciativa privada porque necesitan una terminal portuaria, se siguió el camino legal, y en el puerto UPM va a hacer una inversión, a su cargo, de 260 millones de dólares. Eso implicaba un desafío en infraestructura: modificar el ferrocarril y las inversiones en el puerto, de su bolsillo. Ellos vinieron con este planteamiento: "Queremos ver si Uruguay avanza en infraestructura, etcétera, y nosotros ver si estamos en condiciones de poner la planta allí". "Fenómeno, pero no pueden pasarse del 15 de febrero de 2020 para tomar una decisión, porque este gobierno no le va a pasar todo esto al próximo gobierno (sea cual sea) sin una decisión de ustedes". Uruguay, para su desarrollo, necesita tener una infraestructura mejor, eso es indudable. Hoy tenemos un ferrocarril del siglo XIX.

Noticias: El año pasado usted dijo que se estaba "generando un proceso vinculado a la tecnología" como forma de ahorrar y bajar el gasto público. ¿Cómo es esto? ¿Cómo se logra?

García: Yo creo que el proceso de digitalización que se está dando es el camino. Por ejemplo, las economías colaborativas. El choque de frente que tuvimos en Uruguay con Uber, por ejemplo, entre una economía colaborativa que la gente puede bajar un montón de costos y que es inevitable, pero hay que ver cómo calza eso con la regulación, porque nadie quiere que eso implique precarización de empleos o falta de seguridad en la gente. Y en el Estado también. A partir de la Agesic (Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y el Conocimiento) hay un objetivo que es: el 100% de los trámites en línea para el final del gobierno. Eso implica eficiencia y sustitución de personas, muchas veces. Buena parte de la ganancia que tuvo el Estado cuando baja la cantidad de funcionarios de la administración central e igual sigue funcionando es por la aplicación de la tecnología. En empresas públicas al final del gobierno vamos a tener una reducción real del gasto del 15%. No es menor.

Noticias: Una parte de la población tiene la idea de que este gobierno está haciendo la plancha o pidiendo la hora para que se termine y venga otro. ¿A qué lo atribuye?

García: Reconozco el hecho de que eso sucede: hay gente que cree eso. Nos preguntamos por qué, porque... hubo algún dirigente de la oposición que dijo que el gobierno está agotado y a fines del año pasado yo estaba agotado, pero de cansado, de las cosas que estábamos haciendo. Yo creo que hay un tema de difusión o comunicación... En general, la política de comunicación ha mejorado mucho, pero el tema es a qué cosas le damos importancia. A qué cosas le damos un clic en redes sociales. Le damos un clic a un video de uno que le rompió la cabeza a otro, pero cuando hay una cosa que está buena no le damos un clic. Las redes sociales son una gran maravilla por un lado, porque ayuda a la gente a comunicarse, y un gran veneno por otro.

Noticias: ¿Ya no hay dos equipos económicos (o dos cajas) como en el gobierno de Mujica, cuando el Ministerio de Economía decía una cosa y la OPP iba por otro lado?

García: Yo fui ministro de Economía un año y medio, en el primer gobierno de Tabaré. Siempre tuve una buena valoración de cómo encaró el FA los tres períodos en materia económica. Comparto la línea económica absolutamente. Y no cabe otra cosa estando yo acá y Danilo (Astori) en Economía que trabajar conjuntamente. Lo que hicimos fue tratar de separar las tareas para trabajar de la manera más eficiente. Pero soy consciente que eso pasó en el gobierno de Mujica, eso no estuvo bueno, quitó mucha energía. Pero ahora no pasa.

Noticias: ¿A qué precandidato del FA tiene decidido apoyar de cara a las internas?

García: Antes de que se hablara de candidatos dije que era importante que se diera un proceso de renovación en este período. Ahora el FA logra tener cuatro precandidatos con perfiles bien distintos, hay para todo los gustos. Yo soy afiliado a la Juventud Socialista desde hace muchos años, y Daniel Martínez es el precandidato que apoyo. ¿Por qué? Porque tiene un espectro amplio de capacidades. Es muy buena gente, es alguien muy comprometido con la izquierda, con una visión moderna, con capacidad de gestión y con mirada al futuro. Cumple con todo.

MURGUISTA

Noticias: En menos de un mes comenzará el concurso oficial de carnaval. ¿Colaboró como letrista en alguna murga para este carnaval?

García: Sí, colaboro con Cayó la Cabra, como el año pasado. Escribí la canción final, que es una canción de tres minutos al final de los cuplés, antes de la retirada, y escribí la retirada.

Noticias: Hace años que no escribe un cuplé... Si lo hiciera, tendría que pegarle a sus compañeros de gobierno.

García: Jaja, material tengo... no sólo se puede criticar al gobierno, se pueden criticar un montón de cosas. El último cuplé que escribí fue hace como 20 años, lo más importante que hice fue para Contrafarsa. Y ahora se dio una vuelta de la vida espectacular, me fueron a consultar y terminé escribiendo para Cayó la Cabra con Martín Mazzella, anduvo bárbara la murga, salió segunda, sacamos la mejor retirada... Volví a escribir este año. Estoy muy contento porque me vincula con otras generaciones más jóvenes, con otra sensibilidad, me rejuvenece.

por César Bianchi

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario