lunes, noviembre 11, 2019

SOCIEDAD | 17-10-2019 17:16

Alerta padres: el desafío viral que está bajo vigilancia internacional

Una broma pesada puso a miles de adolescentes en la mira de las agencias de seguridad. Cambiar el ícono y nombre del grupo de WhatsApp con imágenes y la leyenda "porno infantil".

El caso se hizo popular en Argentina hace unos días, cuando el desafío entre dos grupos de adolescentes de colegios de Zona Norte, dejó a los integrantes con sus líneas bloqueadas. El administrador de uno de esos chats tomó el reto de un chico de otro colegio de la zona, y renombró el grupo de WhatsApp que compartía con unos 30 menores de edad (el promedio era de unos 12 años), cambiándolo por "porno infantil".

Los teléfonos se bloquearon casi instantáneamente: WhatsApp tiene una política de "tolerancia cero", según sus términos de servicio, con el intercambio de material ilegal. El algoritmo al detectar esa combinación de palabras bloquea las cuentas de todos los integrantes: quien difunde pornografía infantil es objeto de condena pero también quien frecuenta los foros donde se viraliza el material. Y desde WhatsApp se disparan las alertas a las compañías telefónicas que bloquean las líneas. Y a las agencias de seguridad según jurisdicción.

"Para ayudar a prevenir imágenes de explotación infantil, WhatsApp confía en toda la información sin cifrar accesible, incluidos los informes de usuarios", explica la empresa. Mediante este sistema, WhatsApp ha bloqueado 250.000 números por mes durante el último trimestre en todo el mundo. Hace un mes la broma pesada tuvo sus primeros casos en España. “En Sudamérica tuvo su primer reflejo en Chile”, siguie la pista Daniela Dupuy, fiscal especialista en Cyber Crimen, quien monitorea los casos locales desde hace semanas.

"Tu número de teléfono está suspendido en WhatsApp. Por favor, contacta al equipo de Soporte Técnico para recibir asistencia", fue la leyenda que los menores vieron en las pantallas de sus celulares. Trataron de comunicarse con sus amigos y no pudieron. Finalmente les avisaron a sus padres. El soporte técnico de WhatsApp les mandó inmediatamente un email: "Tu actividad violó nuestras Condiciones del servicio. Ten en cuenta que nosotros podemos suspender una cuenta si sospechamos que su actividad está violando nuestras Condiciones".

(Te puede interesar: Alerta pantallas: preocupación por los chicos y las nuevas tecnologías)

Los padres se comunicaron con las empresas de telefonía que les advirtieron que las líneas no podían se desbloqueadas ya que había una investigación en curso.“Whatsapp opera en Estados Unidos, donde hay una ley federal que obliga a las empresas proveedoras de servicios que cuando detectan de acuerdo a sus parámetros de búsqueda, palabras que podrían ser indicio de un delito, reportarlo inmediatamente”, explica Dupuy.

Por un lado a través de Homeland Security que da aviso al Ministerio de Seguridad, como sucedió con la investigación que llevó hace meses a múltiples allanamientos y detenciones de una red local de pedófilos. En este caso, como el reto ya estaba tipificado, se derivó el caso a la la ONG National Center for Missing Children y que tiene convenio específicamente con el Ministerio Publico Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.

“Ellos reportan a través de nuestra policía judicial cuando existen estos hechos, cuando Whatsapp detecta que hubo menores que están subiendo o compartiendo imágenes, o iconos, que tiene que ver con la pornografía infantil. Los autores son menores de edad y según las leyes no pueden ser imputados”, explica la fiscal.

Para la experta en Cyber Crimen pone el foco en la poca toma de conciencia que los menores tienen del tema. Y lo vulnerables que son al exponerse en redes. “Hoy esta súper naturalizado que los menores se saquen fotos eróticas. Las organizaciones criminales de pornografía infantil a nivel internacional crecen día a día. En la fiscalía tenemos el 89% de los casos de delitos informáticos son de pornografía infantil y grooming y los afectados son los chicos. Para esto los padres y los docentes y todo el entorno tienen que estar informados de estos casos”, marca Dupuy.

“Hoy la distribución, comercialización, producción y facilitación de pornografía infantil tiene una pena de 3 a 6 años, y se agrava si esas imágenes son de mejores de 13 años. En Estados Unidos cuando los menores se sacan videos o fotos, y las suben a las redes,se toma como distribución de pornografía infantil, y esos menores de edad son perseguidos por ese delito. En el caso local estos chicos los que van a tener es un caso que se va a tramitar en la Ciudad de Buenos Aires”, cierra la fiscal.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Escuchá el hit de Cande Zamar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario