SOCIEDAD | 18-10-2021 14:50

Argentinos for export: por qué los artistas se instalan en Madrid

España quiere convertirse en la "Hollywood de Europa" y las productoras convocan a guionistas y actores nacionales. Inversión estatal y comunidad madrileña.

En su gira por Estados Unidos de julio, el presidente español, Pedro Sánchez, le puso un título a uno de los ambiciosos planes de su Gobierno: “Aspiramos a ser el Hollywood de Europa”, dijo en un encuentro con gigantes de la industria audiovisual como Netflix, HBO, Disney, Warner y Activison. Y, aunque pueda parecer tan lejano, en ese plan Argentina metió la cola: una camada de actores, guionistas, productores, directores y vestuaristas emigró a la tierra que promete convertirse en la nueva meca de la ficción y consiguió espacios de privilegio en la agenda cultural local. 

No se trata de la historia de quienes se van a Europa por falta de oportunidades o frustrados por la crisis. De hecho, esta migración comenzó hace algunos años y combina dos componentes: la explosión de la industria audiovisual española y el reconocimiento de la trayectoria y del talento argentino. 

Argentinos en Madrid

La guionista Marta Betoldi es una de las profesionales que en 2019 armó sus valijas y se fue. “Hay dos camadas. La última, la de ahora, puede estar más vinculada a la falta de trabajo. Pero hay todo un grupo anterior, en el que me incluyó, que empezó a llegar hace mucho tiempo”, cuenta a NOTICIAS. En su caso, dice, la empujó la búsqueda de nuevos desafíos y la decisión la terminó de tomar gracias a una amiga, la actriz Eleonora Wexler, quien se encontraba instalada en Madrid filmando “La valla”. 

Cuando llegó, se encontró con una mini comunidad de profesionales del espectáculo que no para de crecer. El actor Guillermo Pfening protagonizó en 2017, por ejemplo, la primera serie española que se emitió en HBO España, “Foodie love”, y su nombre se fue convirtiendo en uno de los más codiciados de la industria. En 2020 estrenó el thriller “El practicante” y por estos días trabaja en “Bienvenidos al edén”, una producción de Netflix. Michel Noher pasó a ser un actor con reconocimiento internacional luego de encarnar a Marcos en “La unidad”, serie que anunció la grabación de una segunda temporada en abril del 2021. 

Entre las mujeres, una de las actrices que se abre camino es Soledad Villamil, quien protagonizará la primera serie iberoamericana de Apple TV+, “Now and then”. Luz Cipriota, también instalada en Madrid, ingresó por la puerta grande con su participación en “Las chicas del cable”.

Pero los argentinos no se destacan solamente en las pantallas: con más de una década de trayectoria en la actuación y la dirección entre Buenos Aires y España, el dramaturgo Claudio Tolcachir acaba de inaugurar “Timbre 4 Madrid”, una sala-taller para jóvenes que se quieran iniciar en la actuación que será una réplica de su compañía porteña. 

Antes que él, el director de teatros Juan Carlos Corazza fue uno de los pioneros en la docencia en España y ya fue bautizado como “El creador argentino de estrellas” por la cantidad de intérpretes que se formaron en sus clases entre los que se destacan Javier Bardem, Alba Flores o Manuela Velasco. Instalado en Madrid desde hace tres décadas, uno de los últimos trabajos por los que se convirtió en noticia es por ser el maestro de Diego Boneta para la serie sobre Luis Miguel. 

La actriz y profesora de arte dramático Cristina Rota -conocida por ser una de las maestras de Penélope Cruz- dirige, desde hace treinta años, la “Escuela de interpretación Cristina Rota” en Madrid, que esta semana quedó seleccionada por el Casting Workbook entre las 20 mejores escuelas de actuación de habla hispana. Hace dos semanas, su hijo, el actor argentino-español Juan Diego Botto ganó el Premio Nacional de Teatro por una obra sobre Federico García Lorca. 

Por su parte, el compositor y director musical Gaby Goldman -que se destacó en sus trabajos en “West Side Story” y “Billy Elliot”-, estrenó a principios del 2021 “Yo soy el que soy”. Además, compartió escenario con otro argentino: el cantante Omar Calicchio, con quien presentaron “Según pasan los tangos” junto al violinista Aaron Lee. 

La aceleración y la inyección de dinero que está teniendo la industria cultural hizo que se profundice un vínculo que siempre existió. Eso explica que, en plena pandemia, hayan sido noticia en los medios españoles personajes de diferentes generaciones como Héctor Alterio, que se radicó en España hace 45 años y que, a los 91 años, protagonizó una gira con una obra de poemas llamada “Como hace 3000 años” al mismo tiempo que Lali Espósito, quien estuvo al frente de la serie de Netflix “Sky Rojo”. 

“El de Alterio es la demostración que la relación entre países siempre existió. Después tenés otras generaciones, como la de Oscar Martínez y Ricardo Darín, que son figuras consagradas acá. Y una camada un poco anterior a la mía, donde tenés al ‘Chino’ Darín, por ejemplo, que ya había llegado. Cada vez somos más y nos vamos uniendo. Todo el tiempo decimos que sentimos a Madrid como nuestra casa, pero que extrañamos. Nos damos una sensación de mucho abrazo, esa cosa de inmigrantes”, cuenta Betoldi

La sensación de comunidad se mantiene con reuniones sociales y un grupo de WhatsApp que se llama “Argentinos en Madrid”, donde profesionales de primera línea y jóvenes recién llegados en busca de una carrera están en constante comunicación. Por ese chat, circula todo tipo de información, desde apertura de castings para series hasta direcciones con tiendas para comprar alfajores o mates. El grupo fue fundamental durante la pandemia: “Era necesario para mantenernos cerca. Muchos cayeron fuerte con el Covid y estuvimos sosteniéndonos, preguntándonos todo el tiempo si necesitábamos algo. Algunos están en familia o en pareja, pero muchos otros no”, agrega Betoldi y se ríe: “Sirve para todo: el otro día me quedé afuera del departamento sin llaves y llamé a Iair Said, un director de castings argentino que ahora está acá y con quien habíamos ido a ver a Silvio Rodríguez y me salvó”. 

Tierra de promesas

Lo que pasa en España con la industria audiovisual es un fenómeno al que se le está prestando cada vez más atención. Sucede que el crecimiento que venía teniendo el sector de forma sostenida se aceleró con la llegada de la pandemia: la demanda de contenidos por streaming se multiplicó y se crearon las condiciones perfectas para que las ficciones tuvieran el impulso final que necesitaban. Como consecuencia de esta explosión tan ligada a las pantallas, de alguna forma también se benefician los circuitos culturales tradicionales: el actor de una serie, luego protagonista en un teatro para después ir a la televisión. 

Tan importante resultó la industria audiovisual que en marzo del 2021 el gobierno español anunció el plan de impulso para el sector, “España, Hub Audiovisual de Europa” (Spain AVS Hub), como uno de los ejes de la agenda España Digital 2025. El objetivo es convertir al país en un líder internacional de producciones a través de incentivos fiscales y beneficios a quienes quieran producir allí. En principio, el plan tiene prevista una inversión pública de 1.603 millones de euros para los próximos cuatro años. En este contexto fue el encuentro de Pedro Sánchez con los titanes de la industria. 

¿Y por qué los argentinos logran insertarse? Betoldi, a partir de las charlas con los colegas, ensaya un abanico de respuestas que incluyen la calidad de la formación en Argentina, la personalidad de los argentinos y su capacidad de adaptación. “Parece impensado, pero acá se empiezan a trabajar los proyectos con dos años de anticipación, por ejemplo. Pero aunque parezca una crítica, el haber trabajado tantos años con recursos limitados, como nos pasa en toda Latinoamérica, te da un entrenamiento tal que después corrés la carrera con más aire”, dice.

En 2007, España ya había aprobado la Ley de Cine, que consistía en una serie de incentivos fiscales hacia la industria audiovisual, que sufrió algunas modificaciones en el 2020, cuando el gobierno y las empresas vieron que el streaming era una especie de “milagro”: mientras todo se caía, las audiencias de las plataformas explotaban. Con un modelo de “tax rebate”, las producciones obtienen reducción de impuestos. 

De hecho, esta es una de las principales razones por las que las plataformas del mundo ya instalaron casas matrices en España. Y en este contexto de abundancia económica, el talento argentino se revaloriza.

Galería de imágenes

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios