Martes 28 de septiembre, 2021

SOCIEDAD | 31-07-2021 00:05

Caso Chano: estigma y diagnóstico popular

Por Fabio Lacolla*. Qué dice y qué no la ley de Salud Mental. Y qué habría que cambiar para poder ayudar realmente a quien lo necesita, en la salud y en la sociedad.

En la era de la clasificación y las etiquetas necesitamos diferenciarnos para saber si estamos a salvo. Definir al otro como “brotado” o “excitado” banaliza el dolor y nos posiciona en un lugar como que nosotros no somos eso. A las cosas que no tienen explicación, el diagnóstico popular se abalanza sobre ellas poniéndoles el tag correspondiente para tranquilizar la incertidumbre.

La Ley de Salud Mental —y por qué no llamarla de Salud Social— contempla este tipo de apresuramientos llamando a un trabajo interdisciplinario e integral de varios sectores de la trama social no solo de efectores de la salud, sino también de la educación o centros comunitarios. En caso de padecimientos graves siempre va a ser mucho más útil una ambulancia que un patrullero, más allá de que las fuerzas de seguridad también estén contempladas en estos casos.

La Ley no solo prevé internaciones voluntarias, sino también involuntarias en los casos donde otros abordajes no son posibles y, fundamentalmente, cuando hay riesgo para sí o para terceros. El estigma debe quedar en el siglo pasado para que podamos pensar un cambio cultural profundo.

Todas y todos tenemos tanto el derecho a la salud como a la enfermedad. Los debates contrafácticos que los medios proponen siempre llegan tarde, aunque es importante, a partir de estos hechos, abrir el dialogo sin estigmatizar un padecimiento.

 

* Psicólogo y ensayista.

por Fabio Lacolla, psicólogo

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios