Viernes 25 de junio, 2021

SOCIEDAD | 11-05-2021 14:30

El lado B de Máxima Zorreguieta: Despilfarros y secretos íntimos

Una biografía no autorizada que acaba de publicarse revela el detrás de escena de la escandalosa trayectoria de la argentina más famosa.

Una nueva biografía de Máxima Zorreguieta, que llega esta semana a las librerías argentinas, narra la vida pasada y presente de la monarca de Holanda y revela aspectos desconocidos de su personalidad. El título del libro es “Máxima. La construcción de una reina” (Plaza & Janes) y los autores, Paula Galloni y Rodoldo Vera Calderón, son dos periodistas expertos en realeza, con larga trayectoria en medios especializados en el tema.

Según explican, su investigación es la más profunda que se ha realizado sobre la vida de Máxima hasta ahora. En ella, desarman el relato edulcorado de la casa real holandesa y analizan a fondo la trayectoria de la argentina más célebre.

El retrato de la reina

Máxima, que el 17 de mayo cumplirá 50 años; forma parte, desde 2002, de la familia Orange-Nassau. También es la reina más “blindada” de la realeza europea, la única que jamás dio una entrevista a un medio que no fuera del estado. El retrato que surge de ella desde las páginas de la nueva biografía es el de una mujer a la que le gusta el poder, que hubiera sido feliz en un puesto político y que desde el lugar de consorte, intenta intervenir todo lo que puede en la vida pública. Los holandeses -calvinistas, austeros y medidos- han aprendido a convivir con esta reina exhuberante, que ama los colores estridentes y los vestidos extravagantes, “más parecida por momentos a una celebrity o una 'it girl' que a un miembro de una corte sobria y moderada”, define Vera Calderón a NOTICIAS.

Máxima. La construcción de una reina

Justamente, según revela la biografía, es esa exhuberancia que fascinó hace 20 años a los holandeses, la que hoy pone en conflicto la relación de la casa real con el pueblo.

En octubre del año pasado, un suceso infortunado coronó una serie de traspiés reales que tienen a los gastos de los monarcas en el centro de la tormenta. Un día antes de que Holanda declarara la cuarentena, los reyes volaron en avión privado a su casa de Grecia, en secreto. Un controlador aéreo alertó a un periodista y la pregunta por el destino de los monarcas estalló en la conferencia de prensa matutina del primer ministro. ¿Resultado? Un escándalo de proporciones que obligó a familia real a regresar de inmediato a Holanda.

Según revela el libro de Galloni y Vera Calderón, justamente, esa casa de los reyes en Grecia, una villa de 4000 m2 junto al mar, que costó 4,5 millones de dólares, y que se pagó con dinero propio de Guillermo Alejandro y Máxima, cuesta una fortuna en términos de seguridad, dinero que sale exclusivamente de los bolsillos de los contribuyentes.

Máxima en la Argentina

Pero el gran escándalo económico de los últimos años fue la refacción del castillo Huis Ten Bosch, uno de los tantos que posee la casa real en Holanda y que fuera el hogar de la reina Beatriz, madre del actual rey, hasta su dimisión. Cuando Guillermo fue coronado monarca, la familia decidió habitar este palacio y para ello, Máxima (quien declaró que, tal como estaba, no lo sentía su “hogar”) encaró obras que le salieron carísimas al erario holandés. El costo inicial de la reforma era de 46,7 millones de euros. En 2019 se terminó la remodelación, las cámaras ingresaron al palacio y el público se enteró, en medio de una crisis económica que tenía seriamente preocupado al gobierno, de que el gasto había ascendido a 63 millones.

Pocos días después de conocer el renovado castillo real, los holandeses se enteraron también de la compra un Boeing 737 Business Jet de 90 millones de euros, un avión para uso exclusivo de los reyes, que pilotearía en persona Guillermo Alejandro. La cereza de la torta fue el descubrimiento casual de un usuario de Twitter, que encontró a los reyes navegando un yate en el Mediterráneo y subió la foto a la red social. Nadie conocía la existencia de esa embarcación, la compra había sido secreta y el dato abonó la idea de que los monarcas vivían en una dulce burbuja, muy lejos de los problemas concretos de sus súdbitos. Así, la excelente imagen que tenía Máxima en Holanda en la primera década de su matrimonio, sufrió un caída abrumadora en los últimos dos años, de la que le va a costar mucho recuperarse.

Secretos de Estado

La biografía también revela datos desconocidos de la vida de la reina y su familia de origen. Por ejemplo, el modo en que se conocieron Jorge Zorreguieta y María del Carmen Cerruti Carricart, segunda mujer del ex secretario de Agricultura durante la dictadura. La madre de Máxima habría trabajado como niñera de las hijas del primer matrimonio de Zorreguieta. La pareja recién pudo consolidarse en 1987, ley de divorcio de mediante y (otro dato desconocido), momento en que Marta López Gil, primera esposa de Jorge, aceptó firmar los papeles de la separación.

Guillermo Alejandro y Máxima en India

El libro también da detalles sobre otro período importante en la vida de la futura reina: su estancia en Nueva York. “Ella llega con una mano atrás y otra adelante, pasa varios meses durmiendo de sofá en sofá y en algún momento casi vuelve a la Argentina porque no encontraba trabajo. Esto se contó de manera muy diferente hasta ahora y demuestra la garra de Máxima”, explican los autores.

También se revela información sobre la eterna lucha de la reina contra los kilos, una obsesión que le produjo un severo daño renal, producto de una estricta dieta proteica, que la obligó a abandonar una visita a China en 2015. Esta historia tiene directa relación con el suicidio de su hermana Inés, en junio de 2018; una psicóloga de 33 años que sufrió durante toda su vida de anorexia.

Paula Galloni y Rodolfo Vera Calderón

“El dato que más nos gustó encontrar fue el del rol que jugó Raúl Alfonsín en el casamiento de la reina”, cuenta Vera Calderón. Las dudas del primer ministro holandés, Wim Kok, respecto del pasado de Jorge Zorreguieta y las huellas que esta experiencia podían haber dejado en su hija, eran un obstáculo para aprobar el matrimonio. Kok encargó una investigación profunda y, para terminar de decidirse, llamó al ex presidente al que conocía por coincidir en eventos internacionales. Alfonsín lo tranquilizó asegurándole que la hija de Jorge Zorreguieta tenía muy claros los valores de la democracia. Así, un hombre fundamental en el regreso de la Argentina a las urnas, daba el empujón definitivo a Máxima en su camino hacia el trono holandés.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios