Lunes 1 de junio, 2020

SOCIEDAD | 11-03-2020 17:14

El día que Natalia Oreiro fue Evita

Encarnará ese papel en una serie. Antes, había actuado para un millonario ruso.

Para mayo de este año está pautado que comiencen las grabaciones de una miniserie que no dejará a nadie indiferente. Es que comenzará a rodarse “Santa Evita”, una adaptación del libro de Tomás Eloy Martínez y que será producida por Buena Vista Original Productions, subsidiaria de Disney en América Latina. Promete ser una de las ficciones más relevantes y polémicas que llegará a la pantalla en el 2021.


El proyecto, que estuvo en carpeta durante más de ocho años, será una coproducción internacional con nombres de peso. La actriz mexicana Salma Hayek será una de las productoras ejecutivas, lo mismo que Rodrigo García Barcha, hijo de Gabriel García Márquez, quien siempre destacó que tuvo palabras elogiosas para con la novela. “Aquí está, por fin, el libro que yo quería leer”, llegó a decir el escritor colombiano.


Mientras Darío Grandinetti será el encargado de reencarnar a Juan Domingo Perón, quien tendrá a su cargo el rol de Evita en la miniserie será Natalia Oreiro. De hecho, no es la primera vez que la actriz uruguaya se pone en la piel de “la abanderada de los humildes”.


For export. En 2017, Oreiro acudió al cumpleaños de Len Blavatnik, un multimillonario ruso que festejó sus 60 años con gran despliegue y lujo. Sin escatimar gastos, la fiesta se llevó a cabo durante dos veladas en el castillo Wrotham Park, a 30 kilómetros de Londres y construido en 1754 y contó con la presencia de grandes figuras del jet set internacional como Leonardo DiCaprio, Bruno Mars y Cara Delevingne. En ese contexto, fue que Oreiro recibió un pedido especial. Blavatnik, a través de su socio Alan Faena, fue quien le pidió a la uruguaya que recree a Evita. Es que el magnate ruso, cuya fortuna se calcula en cerca de 20 mil millones de dólares, quedó encantado con la actuación de la uruguaya en la película de Gilda y quiso que la intérprete actuara en su fiesta. Así, Oreiro se calzó la peluca con rodete rubio y un vestido de época y, junto con un Alan Faena vestido como Perón, salió a escena. Desde un balcón que imitaba al de la Casa Rosada y luego de ser presentada por el actor Hugh Jackman, Natalia comenzó a interpretar, como no podía ser de otra manera, la ya conocida canción “Don't cry for me, Argentina”.


Pero a pesar de ya tener esa experiencia recreando a Evita, el futuro rol de Oreiro generó una pequeña polémica. Es que la actriz no estaba convencida de cambiar su color de pelo para la ficción y habría solicitado una determinada marca de pelucas rubias, las cuales cuestan cerca de 100 mil pesos cada una. La producción denegó el pedido y ella se habría visto obligada a ceder. Así, deberá acceder a teñirse íntegramente en busca de un rubio “a lo Eva”.


Blonda, Oreiro se prepara para un papel que, como cada vez que se ficionaliza a Evita, no dejará a nadie indiferente.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcos Teijeiro

Marcos Teijeiro

Periodista de Información General.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario