Lunes 20 de septiembre, 2021

SOCIEDAD | 20-07-2020 10:35

Militancia ecológica: los famosos en modo verde

Culpan al consumo de carne por la pandemia y dan consejos en las redes. Sus experiencias.

La pandemia fue un punto de inflexión para muchos que pusieron el eje en las posibilidades ambientales que traía el parate total de actividades para el planeta. Con esperanzas de “un mundo nuevo”, que tuviera como prioridad la sustentabilidad y el cuidado del medioambiente, se intensificaron las iniciativas ecologistas en pos de un desarrollo sostenible. 

Los famosos no fueron la excepción y, cada vez más, se volvieron voceros de actividades “verdes”, como la reducción de plásticos, la limitación de la deforestación e, incluso, la promoción del veganismo y vegetarianismo. 

A algunos clásicos, que llevan años de militancia pro planeta -como Nicolás Pauls, Agustina Cherri, Liz Solari y Nicole Neumann-, se sumaron influencers millennials, como Candela Vetrano, para hacer llegar el ecologismo a más personas.

¿La culpa es de la carne? En los primeros momentos de aislamiento, Nicole Neumann generó polémica al asegurar que "si no comiéramos carne no habría pandemia". A pesar de las críticas, reafirmó su postura cuando trascendió una posible llegada de un nuevo virus proveniente de China. “Sigan comiendo asadito”, escribió en su Twitter dejando en claro, una vez más, su postura vegana. Incluso, surgieron campañas iniciadas por organizaciones veganas internacionales con el lema “Quitemos las pandemias del menú”, a la que Liz Solari -vegana y naturista desde hace tiempo- se sumó. 

Pero lo cierto es que no hay evidencia científica que muestre un vínculo directo entre el coronavirus y el consumo de carne. “No tiene nada que ver el consumo de carne con la aparición de la pandemia. No hay ninguna evidencia ni ningún antecedente que diga que la carne de vaca, cerdo, pollo o pescado produzca pandemias”, explica a NOTICIAS Alberto Cormillot, médico especializado en nutrición. Y realiza una salvedad: “Se puede hacer un análisis relacionado con la parte ecológica, lo que pasa con la deforestación y el cambio climático. Algunos trabajos dicen que en la medida en que se ha alterado el equilibrio ecológico, eso puede facilitar la aparición de virus”.

Es que más allá del coronavirus, quienes llevan una vida ambientalista apuntan a modificar los hábitos alimenticios tanto por una cuestión ética para con los animales, como para reducir la contaminación ambiental. 

Máximo Mazzocco, fundador de “Eco House”, una organización cuyo objetivo es promocionar el desarrollo sostenible, señala a NOTICIAS: “No se puede sostener más este sistema. La huella hídrica, la huella de carbono, la huella ecológica en general y la contaminación relacionada a productos derivados de la industria da negativa y se va a necesitar hacer una transformación 180 grados en el corto plazo”. En esa línea, aunque no cree que pueda adjudicarse la propagación del virus únicamente al consumo de carne, sí considera necesario cambiar los modos de producción alimentaria para evitar futuras pandemias. 

“Cualquier estudio sobre estadísticas y proyecciones de crisis climáticas y ecológicas a futuro en base al modelo de producción actual global dice que va a haber proliferación de plagas, virus y bacterias que van a afectar directamente la salud humana en los próximos 70 años. Por eso tenemos actuar urgente”, explica. 

Activismo verde. Agustina Cherri y Nicolás Pauls fueron de los primeros en hacer pública su militancia vegana, contando cómo se alimentaban y por qué le habían inculcado desde chicos a sus hijos ese tipo de alimentación. Firme a sus principios, Pauls es vegetariano desde hace 30 años y vegano desde hace 14, y participa dando charlas en festivales vinculados a la temática.

Cherri aprovecha las redes para promover ese tipo de alimentación, que incluye también un cambio en cómo los consume: cosecha ella misma sus alimentos. Además, da recetas y consejos para incorporar más vegetales a la dieta.  

Desde que empezó la propagación del coronavirus, los documentales y miniseries sobre pandemias y destrucción ambiental se volvieron furor y más de uno indagó sobre la temática. Candela Vetrano, actriz, quiso aportar su granito de arena y se unió con “Eco House” para hacer un video explicando la importancia de no generar residuos, en sintonía con julio como el “mes sin plásticos”.

Como ella, varios encontraron en este contexto una oportunidad para reflexionar sobre los modos en que los humanos afectan al medioambiente. Mike Amigorena, por ejemplo, sugirió la posibilidad de que, una vez superada esta situación, se pudiera pensar en un parate de 15 días cada determinado período para “darle un descanso al planeta”. 

Narda Lepes, cocinera, creó la aplicación “Comé más plantas”, justamente para generar conciencia y promover el consumo de verduras. La app permite reconocer vegetales y ofrece tips para saber cómo y de qué manera consumirlos. “Hay algo de la conexión primigenia que teníamos con los vegetales que se perdió”, expresó la chef. 

“Desde nuestro punto de vista acá tenemos una oportunidad única. Si como humanidad este momento que estamos pasando no lo tomamos como un aprendizaje para cambiar y hacer algo muchísimo mejor, construir esta sociedad sostenible de la que hablamos, vamos a haber desperdiciado todo lo malo que pasó”, concluye Mazzocco.

 


 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios