Sunday 14 de July, 2024

SOCIEDAD | 06-12-2022 09:57

Según la UCA, hay 1 millón más de pobres que en 2019

La pobreza pasó del 40,8% al 43,1% en los últimos 3 años. Más niños afectados y 8,5 millones de argentinos indigentes.

De acuerdo a un nuevo informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), cerca de 17 millones de argentinos son pobres y 8,5 millones son indigentes. En el trabajo realizado por la institución, la tasa de pobreza trepó al 43,1% durante 2022, y la de indigencia llegó al 8,1%.

Los nuevos pobres, según el informe, son “clases trabajadoras de sectores medios y populares, vulnerables a las crisis, a la falta de trabajo y a la inflación. Mientras tanto, los pobres estructurales logran protegerse reproduciendo una economía informal de subsistencia, que no los saca de la pobreza, pero al menos la alivia”.

La UCA subrayó que en los últimos 10 años, la pobreza creció 15 puntos porcentuales, y que en caso de que no existieran las asistencias sociales dispuestas por el Estado, la pobreza afectaría al 50 % de la población y la indigencia al 20 % de la misma. 

Otra información  que se desprenden del informe es que el 40% de los hogares donde vive el 50% de la población recibió algún tipo de asistencia social. Uno de los datos más alarmantes del estudio es que si para medir la pobreza se mide el grado de acceso a la salud y la alimentación, a la educación, a la vivienda, a los servicios públicos, al trabajo y a un hábitat saludable, entre 2010 y 2022, prácticamente “el 70% de la población estuvo afectado en al menos uno de estos derechos fundamentales”. 

Pobreza

De acuerdo a la evaluación del Observatorio, si la Argentina lograra dominar la inflación y ubicarla en menos de un iígito, podría disminuir la pobreza entre 10 y 15 puntos porcentuales. Sin embargo, la UCA sostuvo que “no es el aumento de los precios sino la no creación de nuevos empleos, el deterioro de los existentes y la caída de las remuneraciones, lo que genera desequilibrios”.

Si se compara estos datos con el final del gobierno de Mauricio Macri, cuando las mediciones de la UCA marcaban que la pobreza en la Argentina afectaba al 40,8% de personas (con un 8,9% de indigentes), un millón de argentinos se suman a ese segmento en la era Alberto Fernández: a fines de 2019, 16 millones de argentinos vivían en la pobreza y 3,6 millones en la indigencia.

La cifra resultaba alarmante si se tenía en cuenta que el 59,5% de los niños y adolescentes están comprendidos en la pobreza, con lo que son unos 7 millones de hogares de este grupo etario castigados. Los niveles de inseguridad alimentaria severa registrados en 2019 por la UCA también aumentaron: pasaron del 7,9% en el 2018 a 9,3% este año.

En 2022, la tasa de pobreza infantil se ubicó en el 61,6% (8 millones de niños/as) y la tasa deindigencia al13,1% (1,7 millones de niños/as), Los efectos conjuntos de las trasferencias y ayudas alimentarias directas recibidas por los hogares con niños (86,8%) fueron efectivos para disminuir la inseguridad alimentaria infantil. 

Según el informe de la UCA de 2022 los sectores que más impacto sufrieron fueron los medios no profesionales o clase media (pasó del 14,6 al 18,2%) y el Conurbano bonaerense es donde mayor nivel de población pobre se concentra (50,5%).

 

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios