Domingo 2 de octubre, 2022

SOCIEDAD | 13-08-2022 11:32

Wanda Nara y el uso de los rumores, para facturar

A pesar de que en un audio afirmaba que estaba por separarse de Icardi, desmintió todo. Cómo maneja su figura pública y cómo evita que se hable de temas más complicados.

El reality de la vida de Wanda Nara continúa. Apenas cuatro días en la Argentina la bastaron a la rubia para volver al centro de la escena. Y, otra vez, las versiones de separación con su marido, el futbolista Mauro Icardi, se volvieron el tema principal de conversación. Wanda, que ha sabido como nadie construir una carrera mediática basada en la exposición de su intimidad, creó y fomentó un circo que parece no tener fin. Chats filtrados, posteos sugestivos en redes sociales, respuestas evasivas a periodistas y hasta su propio marido participando de la polémica.

Nara vino al país para participar de “¿Quién es la máscara?”, el nuevo big show musical que comenzó a grabar Telefe, y para definir cómo será su participación en algún producto de la misma empresa durante la Copa Mundial de Qatar. Pero además de sus proyectos profesionales, Wanda aprovechó para hacer lo que mejor hace: convertirse en el centro de atención y generar intriga y polémica en torno a su vida privada. Un audio suyo afirmando que le había pedido el divorcio a Icardi comenzó a circular cuando no hacía ni 24 horas que había aterrizado en el país. Una semana después, negó todo con una foto junto a su marido en Ibiza. Sólo ella sabe cuánto hay de verdad y cuánto de show en sus apariciones, pero lo cierto es que la mediática sabe ingeniárselas para que siempre se hable de ella.

Te puede interesar: "¿Cómo hacer un deepfake? De los memes de Cristina Kirchner y Sergio Massa a las fakenews"

Show. “Carmen, yo me vine acá a la Argentina porque estoy haciendo el divorcio de Mauro. Estoy organizando eso”, decía Nara en un audio supuestamente filtrado. Así, el fin de la relación con el futbolista auguraba un largo proceso judicial. Sin embargo, días después Nara negó todo a través de un posteo en Instagram.

“Es la más viva de todas. Esto no sólo le sirve a ella, sino que lo mantiene a Icardi a raya. Y se termina hablando sobre ella en los términos que ella quiere”, confía a NOTICIAS alguien que conoce a la mediática. Es que, luego de que estallara la infidelidad de su esposo con Eugenia “La China” Suárez en octubre del año pasado, Wanda no sólo hizo de ese hecho un escándalo mediático, sino que además le sirvió para ser ella quien decida qué decir y qué no. A través de mensajes crípticos en redes sociales o incluso en detalles como sólo cambiar la foto de perfil, logra que su nombre esté en boca de todos. En esta oportunidad, en menos de una semana logró el mismo cometido.

Así, luego de unas horas en territorio argentino su divorcio era comentado por todos y ella ni negaba ni afirmaba nada. Aprovechando el resurgir del “Wandagate”, Nara siguió alimentando su reality. “La relación con Mauro no quedó igual después del escándalo del año pasado, pero ella sigue apostando a la familia”, explicó a NOTICIAS una fuente cercana a la mediática que desestima, al menos por el momento, la idea de una separación. “No creo que sea importante mi estado civil, soy un poquito más que ‘la mujer de’. Tengo ingresos suficientes como para decidir mi vida sin depender de nadie. Si elijo estar con quien quiero estar es por amor a mi familia. Que vale muchísimo más que cualquier cosa”, manifestó en esta misma línea Wanda, pero sin dar explicaciones de por qué entonces había dicho otra cosa en su audio.

Te puede interesar: "Travel-dating: la nueva tendencia de para encontrar el amor a distancia"

Problemas. Mientras Nara jugaba con la posibilidad de un divorcio y omitía brindar más declaraciones, se le abría otro frente de batalla y más problemático: Carmen Cisnero, ahora ex empleada de Wanda, denunció que hacía tres años que no recibía su sueldo. Más aún, la empleada aseguraba no tener sus documentos para volver al país y dijo que estaba varada en Italia sin siquiera comida. Y si bien Nara contenstó que esto no era así y que iniciaría acciones legales contra Cisnero, lo cierto es que su falso divorcio también sirvió para que esta disputa pase a segundo plano. “Ella sabe manejar muy bien su imagen y cómo lograr que se hable, pero de lo que ella elige”, explican a este medio.

Pero el reality Wanda también podría traerle problemas a Icardi. Envuelto en escándalos y siendo más reconocido por sus andanzas fuera de la cancha que por su rendimiento futbolístico, la mediatización está haciendo mella en su carrera. A tal punto que podría acabar con una salida precipitada de su actual club, el PSG, cuando aún le quedan dos años de contrato. Es que, si bien forma parte de uno de los planteles más importantes del mundo, Icardi no es tenido en cuenta por el entrenador y desde el club le buscan un nuevo equipo. Wanda, quien actúa como su representante, tiene algunos ofrecimientos sobre la mesa aunque todos son de equipos de menor envergadura y con salarios considerablemente menores al que cobra actualmente en el equipo parisino, administrado por millonarios capitales qataríes.

Desde Ibiza y reafirmando su amor, Icardi y Nara se mostraron felices juntos. El tan comentado divorcio sólo sirvió para demostrar una vez más que ella maneja el juego mediático mejor que nadie. Aunque tanta exposición, tarde o temprano, pasa factura.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcos Teijeiro

Marcos Teijeiro

Periodista de Información General.

Comentarios