Lunes 27 de septiembre, 2021

MUNDO | 11-06-2021 15:00

VIDEO: Legisladores a las trompadas dentro del Congreso

Representantes del oficialismo y la oposición bolivianos se enfrentaron mientras era interpelado un ministro del Gobierno.

Este martes en el Congreso de Bolivia legisladores oficialistas y opositores protagonizaron un escándalo al enfrentarse a golpes en pleno hemiciclo durante la interpelación del ministro de gobierno Eduardo Castillo. El escándalo que duró varios minutos involucró a dos legisladores del partido oficialista, el Movimiento al Socialismo (MAS) y a dos legisladores del partido opositor Creemos. La trifulca se originó luego que el ministro Castillo realizará durante su exposición ante la asamblea, fuertes acusaciones contra el gobierno de la expresidenta de facto Jeanine Áñez. Mientras al mismo tiempo la oposición reclamaba al ministro información de la situación actual de Áñez y varios de sus exministros que se encuentra en prisión.

Boxeo entre las bancas

Previo a la interpelación del ministro Eduardo Castillo, un centenar de familiares de las víctimas de Senkata y Sacaba, (dos hechos de represión ocurridos durante el gobierno de Áñez en 2019 en El Alto y Cochabamba, donde fallecieron al menos 37 personas), reclamaban justicia en la céntrica plaza Murillo frente al Congreso. Durante su interpelación, Castillo expuso un video relacionado a estos hechos, lo que empezó a caldear los ánimos de la oposición. Ya que los opositores habían pedido la interpelación al ministro para abordar las recientes detenciones de exfuncionarios del gobierno de Jeanine Áñez, quien también se encuentra detenida esperando juicio. La tensión subió aún más cuando Castillo declaró: “En seis meses como ministro de Gobierno he comprobado 30 hechos de corrupción y el ‘golpe de Estado’, y ustedes no pudieron comprobar que existió un fraude en un año”.

 “como ministro de Gobierno he comprobado 30 hechos de corrupción" 

Luego de que el presidente de la Asamblea de Diputados Freddy Mamani hubiera declarado un cuarto intermedio de 10 minutos, ante la subida de protestas de opositores por el contenido del video. El senador cruceño, Henry Montero por el partido opositor Creemos, se dirigió hacia Mamani y lo increpó. En ese momento el diputado del MAS, Antonio Colque, se levantó de su banca y se dirigió hacia Montero, donde frente a la incrédula mirada de Mamani el forcejeo entre los legisladores se convirtió en una pelea, cuando Colque golpeó a Montero, y este respondió con tres puñetazos sobre la cara de su contrincante, quedando este tendido en el piso mientras los gritos inundaban la asamblea.

Ya noqueado en el piso Colque, pudieron apartar a Montero, pero mientras una pelea terminaba otra comenzaba, cuando la diputada de Creemos, Tatiana Áñez quien trataba de separar a Colque de Montero cayó al piso en medio de la trifulca. En ese momento la legisladora del MAS Gloria Callizaya, tiró del pelo de Áñez que seguía en el piso, iniciando un segundo round entre las legisladoras. Donde se desplazaron a un costado del hemiciclo tironeándose ambas de los pelos y gritando. Finalmente, los hechos bochornosos se acabaron cuando las dos legisladoras fueron separadas mientras que el ministro Eduardo Castillo se retiró de la asamblea con aplausos del oficialismo.

Pedido de disculpas e internados  

Una hora después de los incidentes Montero pidió disculpas a la población declarando: “Henry Montero no es homicida y no podemos permitir esta actitud, porque se armó un show. Pido disculpas a todos los bolivianos por lo ocurrido”. Al día siguiente con el escándalo en los medios de Bolivia y el mundo, Freddy Mamani lamentó los hechos sucedidos  y pidió disculpas a la población boliviana. "Lamentamos algunos hechos de violencia suscitados en esta sesión y, por ello, pido disculpas en nombre de nuestros colegas diputados y diputadas, senadoras y senadores, al pueblo boliviano".

A su vez Mamani aseveró que la Comisión de ética vería este caso mientras que garantizo a los miembros de Creemos las condiciones para sesionar. Pero más allá de estas declaraciones, Mamani recalco que algunos legisladores de la oposición tienen un desconocimiento del reglamento en cuanto a los actos de interpelación. Agregando: “Hubo algunos colegas, entre diputados y senadores, pidiendo la palabra para poder se parte de esta interpelación, pero que no corresponde de acuerdo al reglamento".

Por su parte la oposición mediante el jefe de la bancada del partido Creemos, Erwin Bazán anunció cuatro procesos contra parlamentarios del MAS, ya que en términos del legislador no sólo Montero fue agredido, sino también la diputada Tatiana Áñez, por parte de su colega oficialista Gloria Callizaya. Por lo que acudirán a la Comisión de Ética de la Cámara de diputados y a la Comisión de Senadores, de parte de Henry Montero.

Desde el oficialista MAS, el diputado Pedro Coro informó a la prensa que su colega Antonio Colque se encontraba internado en una clínica por los golpes que recibió por parte de Montero.  Siendo que desde el partido oficialista también anunciaron que iniciarán un proceso para remitir a la Comisión de Ética de la Asamblea Legislativa, donde piden se den sanciones de forma “neutral” a los responsables de la pelea.

A pesar de las acusaciones cruzadas enviadas a las Comisión de Ética del parlamento, y los pedidos de disculpas tanto del oficialismo como de la oposición, esto no mitiga que este bochornoso show se produjera en medio de la tercera ola de la COVID19. Donde Bolivia cuenta ya con 393.000 casos acumulados y 5813 casos diarios con un total de 15.177 muertos.  Siendo que este escándalo se muestra como el reflejo de que las heridas causadas por la renuncia de Evo Morales, la llegada del gobierno de Áñez y la vuelta del MAS aún siguen abiertas y sin resolverse.  Mientras la población posee la necesidad, de la suspensión de los enfrentamientos de la clase política, para poder superar la catástrofe sanitaria actual.

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Ignacio Ramundo

Ignacio Ramundo

Comentarios