Viernes 25 de junio, 2021

MUNDO | 09-06-2021 17:19

El maestro rural Pedro Castillo se proclamó vencedor en Perú

Luego de un lento recuento voto a voto, y en medio de acusaciones de fraude, el candidato de la izquierda dio por terminada la puja con Keiko Fujimori.

Con el 99,28 % de las actas electorales procesadas y el 97,82% de las actas  electorales contabilizadas, el docente y candidato de izquierda Pedro Castillo por el partido Perú Libre gana las elecciones con un 50,25% de los votos sobre el 49,74% de Keiko Fujimori del partido de derecha Fuerza Popular. Dejando a Castillo al borde de obtener oficialmente la presidencia de Perú por una diferencia de apenas 0,5% de los votos. En una segunda vuelta electoral  cuyo conteo llevó más de 3 días, y en el cual las denuncias de fraude por parte de Fujimori solo aumentaron la tensión de una elección que reveló a un país partido en dos.

Una pelea voto a voto

El domingo 6 de junio al cierre de la elección, comenzó a circular el conteo rápido de la consultora privada IPSOS a las 7 de la noche, donde Castillo lograba 50,2% de los votos mientras Fujimori figuraba con el 49,8% de los votos. Sin embargo, al comenzar a llegar los primeros resultados de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) donde se mostraba una leve ventaja de Fujimori con un 42% de las actas contabilizadas, hubo diversos festejos en los barrios acomodados de Lima como Miraflores. Donde vecinos salieron a las ventanas a gritar la victoria parcial de Fujimori al grito de “Viva Perú” y “Ganó Keiko” mientras las calles se mantienian vacías por el toque de queda a causa de la pandemia.

Pero esta diferencia empezó a reducirse, siendo que para la madrugada del lunes 7 se producía un empate técnico con el 89,6% de las actas contabilizadas con una ventaja de Fujimori del 50.3% contra los 49,7% de los votos de Castillo. A su vez tanto los expertos como las autoridades electorales peruanas remarcaron que los votos provenientes del campo, la selva y el exterior que demoraban en  ser contados podrían definir esta ajustada segunda vuelta. Mientras que al mismo tiempo Castillo afirmaba tras conocerse el primer informe de escrutinio “falta contabilizar nuestros votos”.

En la mañana del lunes 7, Keiko Fujimori seguía manteniendo una muy exigua ventaja sobre Castillo, tendencia que se invirtió al mediodía con un 94,05% de las actas contabilizadas. Donde Castillo paso a tener 50,07% de los votos contra el 49,92% de los votos de Fujimori.  Este cambio en la tendencia se originó por la enorme victoria de Castillo en la región andina al sur de Perú, donde en departamentos como Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Cusco y Puno, Castillo ganó con más del 80% de los votos. Siendo que los votos de peruanos en el exterior que mayoritariamente votaron a Fujimori no han llegado a frenar la tendencia alcista de Castillo.

La pérdida de la ventaja de Fujimori quien ha sido la candidata claramente apoyada por los sectores empresarios, bancarios, de comunicación y las clases medias. Genero una incertidumbre que se vio reflejada durante el mismo lunes 7 con la caída Bolsa de Valores de Lima (BVL). Donde se suspendió temporalmente sus operaciones tras caer más del 7% en el índice S&P/BVL mientras que la moneda, el Sol peruano, se devaluó un 2 %.

Acusaciones de fraude

Al avanzar el escrutinio donde Castillo continuaba ganando, Fujimori denunció cerca de las 21:00 hs del lunes 7 por conferencia de prensa “indicios de fraude” mientras que le pidió a la ciudadanía denunciar “las irregularidades “que hayan observado durante los comicios. Fujimori agrego que. “Hay una clara intención de boicotear la voluntad popular” luego mostro un par de videos y un par de fotos para avalar la denuncia, entre estas la de un acta de votación de una mesa rural en la que Castillo obtuvo 187 votos y ella ninguno.

En respuesta a las acusaciones de irregularidades, desde Perú Libre emitieron una serie de tweets donde declaran "fue el fujimorismo el que hizo el fraude el 2000, dio un golpe de estado que manejó el Poder Judicial y otras instituciones a su antojo, desestabilizó al Perú desde el Congreso. ¿Algo no cuadra en su acusación de fraude? Ayer dijo que respetaria los resultados". Mientras que también Castillo desde su Twitter llamó a sus partidarios a: "Estar atentos para defender la democracia que se expresa en cada uno de los votos". El ONPE negó cualquier posibilidad de fraude, a lo que se sumó la Asociación Civil Transparencia a través de su presidenta Adriana Urrutia quien declaró al diario El Comercio “no hay ninguna evidencia que nos permita hablar de fraude electoral”. 

Las declaraciones de fraude por parte de Fujimori en una contienda que se disputa voto a voto solo han agregado zozobra al proceso electoral. Al cierre de esta nota según el ONPE todavía quedan por procesar los votos del exterior, donde incluso algunos como los de EE.UU. o España no han llegado a Perú. Tampoco han llegado algunas actas de las regiones selvaticas, por lo que los resultados definitivos tal vez no se conozcan hasta  incluso el 10 de junio. Siendo que se requieren el 100% de las actas electorales procesadas y 100 % de las actas electorales  contabilizadas para dar un ganador oficial de la elección. A pesar de no haber una confirmación oficial, en la noche de este martes 8 Pedro Castillo ante sus seguidores en un local partidario de Paseo Colón, en el centro de Lima, afirmó que de acuerdo a sus personeros la victoria ya seria oficial. Declarando "seremos un gobierno respetuoso de la democracia, de la Constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica".

De terminar de ganar la presidencia, Castillo deberá lidiar con un Congreso fragmentado donde su partido es minoría, lo que obligaría al flamante presidente a buscar acuerdos para llevar a cabo varias de sus propuestas. Un de las más importantes es el llamado a una Asamblea Nacional Constituyente, para cambiar la Constitución de 1993 realizada durante  el "autogolpe" del expresidente  Alberto Fujimori, padre de Keiko. Teniendo en cuenta que en menos de 4 años el Congreso de Perú ya ha destituido a tres presidentes, y siendo la actual elección una donde ha ganado el voto anti, sea hacia un candidato o el otro. Quien ocupe la presidencia de Perú lidiara con una fuerte polarización política y la crisis sanitaria, económica y social que solo le dejara un margen muy estrecho para gobernar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Ignacio Ramundo

Ignacio Ramundo

Comentarios