Martes 9 de agosto, 2022

SALUD | 20-07-2022 11:27

Qué es un aneurisma cerebral: causas, síntomas y tratamiento

Emilia Clarke, la estrella de “Game of Thrones”, contó cómo sobrevivió a dos aneurismas cerebrales. Prevención y estudios.

El cerebro es el órgano vital del complejo sistema nervioso central humano, que requiere un suministro constante de sangre para obtener oxígeno. Entonces, ¿qué sucede cuando faltan partes del cerebro y se interrumpe el suministro de sangre? “Sorprendentemente, la sangre encuentra una ruta diferente para llegar al cerebro”, explicó Emilia Clarke, la estrella de “Game of Thrones” que sobrevivió a dos aneurismas cerebrales que amenazaron su vida, incluida una hemorragia subaracnoidea (un derrame cerebral causado por un sangrado dentro del cerebro).

Así lo contó esta semana en una entrevista con el programa “Sunday Morning” de la BBC, en el que Clarke reveló que "buena parte” de su cerebro “se ha ido” debido a un accidente cerebrovascular. "Hay una parte de mi cerebro que ya no se puede usar. Es notable que pueda hablar, a veces articuladamente, y vivir mi vida con total normalidad sin ninguna repercusión", agregó.

Según la OMS los accidentes cerebrovasculares son la primera causa de discapacidad a nivel mundial. “Existe una gran lista de enfermedades neurológicas pero la más frecuente son el accidente cerebrovascular (o ACV)”, apoya Javier Groppo, médico neurólogo especialista en Parkinson y Trastornos del Movimiento del Sanatorio Otamendi y Miroli. Una de cada 50 personas tienen un aneurisma cerebral intacto, según la Brain Aneurysm Foundation, pero para evitarlos, la prevención y los controles son fundamentales.

¿Qué es el aneurisma cerebral?

Un aneurisma cerebral (también conocido como intracraneal) es una protuberancia o hinchazón anormal en la pared de una arteria en el cerebro. La mayoría de los aneurismas cerebrales se forman en las arterias principales a lo largo de la base del cráneo, pero pueden ocurrir en cualquier parte del cerebro, explica el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS).

Emilia Clarke sufrió un aneurisma

Algunos aneurismas cerebrales, especialmente los que son pequeños, no causan ningún problema. Sin embargo, algunos pueden ejercer presión sobre los nervios o el tejido cerebral ,y también pueden reventar o romperse, lo que provoca una hemorragia (el derramamiento de sangre en el tejido circundante).

Hay varios tipos de aneurismas cerebrales, pero el más común es el aneurisma de baya, que puede variar en tamaño desde unos pocos milímetros hasta más de un centímetro.

¿Qué causa un aneurisma cerebral?

Un aneurisma cerebral es causado por el adelgazamiento o debilitamiento de una pared de una arteria cerebral, lo que hace que una parte del vaso sanguíneo se abulte o se hinche.

Un aneurisma puede estar presente desde el nacimiento (congénito) o desarrollarse más tarde en la vida. Y el riesgo de ruptura de un aneurisma depende del tamaño, la ubicación y el crecimiento del aneurisma.

Algunos factores de riesgo son el uso de drogas, especialmente cocaína o anfetaminas, que eleva nla presión arterial a niveles peligrosos. Fumar; antecedentes familiares de aneurismas cerebrales (también un factor de riesgo para la ruptura de un aneurisma); y presión arterial alta. Y los síntomas incluyen: dolor arriba y detrás del ojo; entumecimiento, debilidad; parálisis en un lado de la cara; una pupila dilatada en el ojo; cambios en la visión y visión doble. Y puede verse seguido de náuseas y vómitos, sensibilidad a la luz y convulsiones.

¿Cómo se tratan los aneurismas cerebrales?

Los tratamientos para los aneurismas cerebrales varían según el tamaño, la ubicación y la forma del aneurisma. Si está infectado o se ha reventado. La edad del paciente, condición médica, antecedentes familiares de aneurismas y hemorragia subaracnoidea, también juegan un papel en el tratamiento. En general se realiza una intervención de clipping, una cirugía que coloca un clip de metal a lo largo de la base del aneurisma para evitar que la sangre entre en él. Pero puede recomendarse también la colocación de espirales, stents, o un dispositivo de desviación de flujo sanguíneo.

Emilia Clarke sufrió un aneurisma

La sofisticación de la tecnología de hoy permite estudiar el estado de las arterias cerebrales, la autorregulación y la presión cerebral. Para esto se utiliza un equipamiento de punta llamado doppler transcraneal que mide la velocidad del flujo sanguíneo en las principales arterias del cerebro de forma no invasiva. El equipo “facilita la detección de estenosis y émbolos que pudiesen circular por el torrente sanguíneo”, comenta el Bio Ingeniero Daniel Budasoff . Y agrega: “El estudio aporta un valor fundamental al diagnóstico en etapas tempranas de las enfermedades del cerebro y en su prevención”.

“Todas las instituciones médicas de renombre cuentan o procuran contar con equipos para la realización de doppler transcraneal. Especialmente con el desarrollo del neurointensivismo como subespecialidad dentro de los nuevos enfoques de cuidados intensivos”, comenta el Ingeniero Biomédico de CSH (Centro de Servicios Hospitalarios), empresa  fundada en 1996 cuya propuesta  combina la innovación tecnológica con la salud, proveyendo herramientas sofisticadas tanto al sector privado como al ámbito público.

¿Cómo prevenirse de un aneurisma?

Como primer punto es necesario salir de la zona de confort para que el cerebro esté en constante trabajo, esto hará que se desarrollen nuevas conexiones lo que deriva en una mejora en las funciones cerebrales. Es por esta razón que el neurólogo Javier Groppo brinda algunas recomendaciones para prevenir y reducir el riesgo de padecer todo tipo de enfermedad cerebral: Llevar adelante un cambio en el estilo de vida basado en un buen descanso y bajo nivel de estrés; practicar ejercicio físico de forma regular; evitar el uso nocivo del alcohol y el cigarrillo; controlar el peso corporal; seguir una dieta equilibrada con bajo contenido de grasas saturadas y sal; mantener una hidratación adecuada; controlar la presión arterial, el azúcar y el colesterol en sangre; y mantener activas las funciones mentales con talleres artísticos, idiomas, reuniones sociales y actividades intelectuales.

“Es importante destacar que pocas enfermedades neurológicas tienen un tratamiento curativo. La mayoría se basan en la disminución de los síntomas. Cuando las funciones cerebrales se pierden, algunas se recuperan y otras no. Por lo tanto, el pilar fundamental es la prevención, atendiendo principalmente al cambio en el estilo de vida, alimentación, ejercicio y controles periódicos de salud”, concluye Groppo.

"Los avances en la tecnología ayudan a facilitar la vida a los enfermos, ya que aceleran la detección de cualquier tipo de enfermedad y encontrar curas más rápidas. Los equipos para realizar ecografías de los vasos cerebrales llamados Doppler Transcraneales que se utilizan en todos los centros médicos, son cada vez más completos y permiten que las intervenciones sean menos riesgosas y dolorosas, esto nos muestra que la atención al paciente ha mejorado con el avance de las tecnologías y la atención hacia ellos se volvió más segura", afirmó Tomas Piqueras, CEO de CSH.

 

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios