NOTICIAS URUGUAY | 05-04-2019 11:19

¿A quién le importa la verdad?

El fenómeno de las fake news llegó al Uruguay y parece encontrarse en un punto muy alto justo en el año electoral.

El mundo vive un complejo fenómeno global que nos golpea todos los días y cuyas consecuencias de mediano y largo plazo son imprevisibles: es la proliferación de noticias falsas, las “fake news” que inundan las redes sociales. Esas noticias falsas forman parte de un fenómeno más amplio, que es el de la llamada “posverdad”, en la que la verdad ya no interesa. Como explica Lee McIntyre (docente e investigador de las universidades de Boston y Harvard) “el prefijo pos pretende indicar no tanto la idea de que hemos dejado atrás la verdad en un sentido temporal (como sucede en posguerra) sino en el sentido de que la verdad ha sido eclipsada: que es irrelevante”.

Mucha gente no está interesada en buscar la verdad, sino “su” verdad. No se bucea en las redes para investigar o averiguar, sino para reafirmar lo que yo pienso, sea lo que sea. Todo es cuestionado por más pruebas que existan: desde la ciencia a los hechos más evidentes. Y ni que hablar del terreno de la política.

Ese fenómeno, como no podía ser de otra manera, llegó al Uruguay y parece encontrarse en un punto muy alto justo en el año electoral. En las redes se miente a sabiendas, se discrimina, se difama y la tecnología se utiliza para torcer decisiones políticas o influir en terceros: los casos del Brexit y Trump son paradigmáticos. Por eso NOTICIAS decidió realizar un amplio informe acerca del tema.

Hay aquí voces de técnicos y de protagonistas de distintos ámbitos que explican los alcances de este fenómeno en particular en el terreno local. Pero también hay, por separado, una entrevista al ex canciller Enrique Iglesias, quien propone un pacto interpartidario para evitar el uso de las mentiras y la información falsa en la campaña que ya comenzó.

“Algo que tendría mucho sentido -dijo Iglesias- es un acuerdo de los partidos políticos, todos, para abstenerse de utilizar esas tecnologías sucias, que realmente pueden destruir la democracia. Es el momento ideal para que, en nuestra democracia tan abonada por la cooperación internacional, tomemos eso como un tema a discutir y acordar que ningún partido político llegue a utilizar esos instrumentos”. Sería bueno que todos los escuchemos.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario