Friday 21 de June, 2024

NOTICIAS URUGUAY | 10-06-2019 19:46

Al Pepe

Se acaba de editar un libro que reúne una serie de caricaturas realizadas por el reconocido dibujante Rodolfo Arotxarena durante la administración de José Mujica.

“Dibujos al Pepe”, de Arotxa. Editorial Gota. 156 págs. $ 1.400.

Arotxa es el mejor analista político que tiene el Uruguay”. Esta frase ha sido repetida una y mil veces, durante años, cuando en el diario El País, se publicaban sus caricaturas. Durante más de cuatro décadas, Rodolfo Arotxarena (Montevideo, 1958) retrató, además de otros personajes del mundo de la cultura y de la información internacional, a la dirigencia política uruguaya, desde la dictadura, hasta el año pasado en que dejó de trabajar en el matutino. Hoy publica sus caricaturas en Instagram, pero claro, su impacto no es el mismo.

Se acaba de editar un libro que reúne una serie de caricaturas, interpretaciones gráficas, como se dice, realizadas durante la administración de José Mujica. La mayoría fueron publicadas en El País y otras son inéditas. Para el dibujante, Mujica fue, “de todos los mandatarios electos por el pueblo, el que logró mayor renombre internacional.” En un breve texto, Arotxa dice que “el arte de la política y el de la caricatura son antagónicos, pero ambos deben funcionar en una democracia; mientras el político encubre, el caricaturista descubre.” Para que el caricaturismo y la política funcionen libremente, el sistema de libertades y democracia, pero por sobre todo el humor, deben ser plenos.

En el prólogo el propio Mujica reflexiona sobre el humor. “La vanidad humana, yuyo malo y peligroso, se combate con humor. Lo innegable es que la caricatura puede, hasta cierto punto, contribuir a recobrar humildad verdadera porque estiliza esencias de los acontecimientos”. Y remata, “la buena caricatura no dice palabras, sugiere conceptos”. Para muchos el libro de Arotxa puede ser un eslabón más del mito Mujica. No lo es. Cada caricatura fue dibujada en un determinado contexto y muchas veces causó la ira del entorno del ex presidente, porque mostraba cosas que era mejor no evidenciar. Además, hay que observar la trayectoria de un dibujante que no ha sido complaciente con ninguno de los gobernantes que le ha tocado retratar. El libro permite tener, en caricaturas, parte de la historia nueva del Uruguay.

------------------------------------------------------------------------------

EL RECOMENDADO

Sobre vidas ajenas “Retazos de vidas intensas”, de Álvaro Ramos. Editorial Fin de siglo. 250 págs. $ 460.

Álvaro Ramos (Montevideo, 1950) es ingeniero agrónomo. Tuvo un fugaz pasaje por la vida política: fue ministro de Ganadería y Agricultura y canciller, además de candidato a vicepresidente de la República. Retirado de la vida pública, dedicado a ser consultor internacional, sorprende al ambiente editorial con su primer libro de relatos de ficción. Se trata de algo más de una decena de cuentos de diferentes estilos, seguramente por haber sido escritos en épocas diferentes. El espectro temático es amplio: desde el ambiente opresivo montevideano de 1973, hasta las maras en El Salvador, pasando por historias más personales.

---------------------------------------------------------------------------------

NOVEDADES

CON UN HILO DE VOZ, de José Arenas. Editorial Yaugurú. 94 págs. $ 350. Todo comenzó casi como un juego de ficción en las redes sociales que de a poco los lectores transformaron en una historia real. Ante esa particular traslación, el letrista de tango y escritor José Arenas (Montevideo, 1968) decidió escribir una novela. Con una prosa directa, sin concesiones ni correcciones políticas, de rigurosa actualidad, donde menciona escritores, libros, opina de programaciones de radio y música, el autor cuenta la historia de una ruptura amorosa. El protagonista, un periodista cultural, le dice a su pareja, Nicolás, que se vaya de su casa. A partir de allí, en cascada, se suceden los acontecimientos. El relato trata sobre cómo se vive esa ruptura y se transita por el duelo de la separación. Un periodo que no es fácil y que muchas veces obliga al protagonista a transitar por soledades y algunas vulnerabilidades de las cuales estaba alejado, “desayunar con la mitad de la mesa vacía”, por ejemplo, es una de las menos oscuras.

por Jaime Clara

Galería de imágenes

Comentarios