jueves, noviembre 14, 2019

NOTICIAS URUGUAY | 05-11-2019 11:37

Only Noise: Las 65:45 horas de gloria de Les Renards

Lalo Montes reconstruye la insólita gesta que le valió un Guiness a una de las bandas de rock pioneras en Uruguay.

Only Noise: Las 65:45 horas de gloria de Les Renards (Uruguay, 2019. 33’). Dir: Gonzalo Montes. Documental ATP.

★★★★No hay casi relato audiovisual de la grandiosa primera era del rock hecho en Uruguay. De Shakers o Mockers puede rastrearse algo en Youtube proveniente de la Tv argentina pero, al no existir archivo del histórico “Discodromo”- entre otros- es muy difícil aquilatar el grado de artesanía, excelencia o adhesión de aquellas bandas. Pocos saben que una de esas agrupaciones obtuvo un Récord Guiness en 1968.

“Lalo” Montes reconstruye aquella gesta insólita: tocar música sin parar durante casi tres días en un local céntrico para conseguir, a través del Guiness, un contrato con el sello RCA. Para ello se vale de entrevistas a integrantes de Les Renards, músicos y periodistas y de un invaluable archivo de la agencia Reuters. Dura algo más de media hora que pasa rápida e intensamente como aquella fugaz épica de Les Renards. Se estrena el 13 de noviembre en el Centro Cultural de España.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Chico: artista brasilero (Brasil, 2015. 110’). Dir: Miguel Faria Jr. Documental ATP.

crítica cine 051119

★★★★1/2 El sobreimpreso aparece sobre un set en penumbras. Escaleras, cables, cámaras e instrumentos. En segundos el espacio se llena de música, las luces se encienden. Sobrio y calmo, Chico canta “Sinha” mientras la cámara orbita su presencia. Más voces, más colores. Una secuencia sencilla que lo presenta como lo que es y como se define desde la letra de “Paratodos”: un artista brasilero. En su apartamento de Copacabana, sobrio y calmo, Chico cuenta. Su infancia, su pasión por los libros, la música y el fútbol, el misterio de ese hermano alemán de cuya existencia se enteró ya grande y de forma azarosa. Buarque tiene una memoria prodigiosa y es un narrador cordialísimo por tanto su relato es el de la historia de Brasil con todas sus aristas: política, social y cultural. Una usina de creación asombrosa como compositor, dramaturgo, novelista... un intelectual formidable que conjugando sabiduría y simpatía se sabe testigo privilegiado de una época y lo vuelca generosamente a la cámara de Miguel Faria Jr. (director también de otro gran documental sobre Vinicius De Moraes). La película cuenta con abundante material de archivo y se vale del bienvenido recurso de intercalar versiones del cancionero de Buarque a cargo de varias figuras de la música popular brasilera como Djavan y Ney Matogrosso. Asistir a “Chico...” es una experiencia grata y difícil de olvidar.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mi nombre es Dolemite (Estados Unidos, 2019. 117’) Dir: Craig Brewer. Comedia AM18. Con: Eddie Murphy, Da Vine’ Joy Randolph. Disponible en Netflix.

crítica cine 051119

★★★★ Volvió Eddie Murphy y eso siempre es buena noticia. Un regreso por todo lo alto en un papel ideal: protagonizar la biopic de Rudy Ray Moore, comediante de los años 70’ que –tras no conseguir aceptación ni contratos de trabajo- decide cambiar la pisada encarnando un personaje llamado “Dolemite”, un proxeneta malhablado que con elegante traje, sombrero y bastón y ejecutando el repertorio más incorrecto posible, resultará el boleto al éxito tan anhelado.

Clubes de mala muerte, discos de comedia grabados en forma casera y la revelación que llega desde la cabina de proyección. Como buena película “de rodaje” está llena de equívocos y pasos de comedia generados por Dolemite y su troupe de improbables actores, guionista y amigos productores. La trama podría agotarse y de a ratos se desgasta en escenas inocuas y resueltas como si hubiese que sacárselas de encima. Afortunadamente, siempre aparece la magia de Eddie y un notable elenco secundario (¡bienvenido nuevamente Wesley Snipes!) para volver a la senda correcta. O, en este caso, saludablemente incorrecta.

por Christian Font

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario