Viernes 25 de junio, 2021

OPINIóN | 19-03-2021 12:26

Ante el vacío interior, de nada sirve un Palacio

Son afortunados quienes tocan fondo y logran el despertar de conciencia y la plenitud para romper cadenas.

La entrevista de Meghan y Harry con Oprah Winfrey ha dejado titulares de todo tipo. En mi opinión, los más importantes se relacionan con la salud mental y el autoconocimiento, porque a todos nos toca gestionar este mundo convulso, seamos miembros de la realeza o simplemente ciudadanos.

Una vez más quedó demostrado que, si existen vacíos interiores, de nada sirve vivir en grandes palacios: Harry se sintió atrapado y Meghan tuvo pensamientos suicidas. Muchas personas están en una encrucijada similar, por eso es bueno que dos celebridades visibilicen el tema.

En escenarios así debemos tomar responsabilidad y pedir ayuda, fundamentalmente después de una pandemia que ha puesto todo patas arriba. Ayuda que puede llegar a través de herramientas como el coaching, la terapia o la meditación. Afortunadamente, Harry y Meghan entendieron la importancia del autoconocimiento, más allá de los títulos. Y ello les posibilitó —además de cierta base económica— escoger el camino de la libertad personal.

Someterse a una presión monumental (que atenta contra las necesidades básicas de expresión), para insertarse en determinadas maquinarias como las monarquías, deja huellas terribles en las personas de alma libre. Y donde dice monarquías, léase también gobiernos democráticos, dictaduras u otras instituciones que obligan a sus miembros a "pasar por el aro", en unas condiciones inhumanas de domesticación.

Es cierto que algunas personas se adaptan mejor a la gran simulación. Sin embargo, el problema sigue dentro. Son afortunados quienes tocan fondo y logran el despertar de conciencia y la plenitud para romper cadenas. Pero también hay millones sin otro remedio que esperar, porque de ello depende su propia vida o subsistencia. Cómo convertir esa espera en tregua fecunda es tema de otra columna.

Una vez más reconocemos la grandeza de Oprah como conversadora. Esa experticia para hablar de todo, incluso de los temas más conflictivos, sin enfadar al entrevistado, siempre por el camino de la emoción.

Las reacciones han sido más positivas que negativas. Me quedo con dos que resumen lo que hemos visto en pantalla, más allá del espectáculo. "Aplaudo su valentía por contar estos aspectos tan duros y pedir ayuda", dijo el actor Hugh Jackman. "Gracias por tener el coraje y el liderazgo. Todos estamos fortalecidos e inspirados por ti", escribió por su parte la cantante Beyoncé.

También te puede interesar

por Ismael Cala

Galería de imágenes

Comentarios