OPINIóN | 16-09-2020 15:03

Dólar: medidas antipáticas pero necesarias para cuidar las reservas

El economista oficialista Hernán Letcher analiza el reforzamiento del cepo y advierte que "sigue pendiente resolver la oferta" de divisas.

Los anuncios del BCRA se orientan a cuidar las reservas y destinarlas a la producción. El BCRA no podía darse el lujo de perder U$100/150 millones diarios, por lo cual, aunque antipáticas, estas medidas eran necesarias.

A la par, lo decidido por el BCRA se orienta a priorizar los dólares para utilizarlos en la producción. Podemos poner un ejemplo sencillo: hay US$100 y demanda por US$ 100 para comprar insumos de producción, US$ 100 para atesoramiento y US$100 para pagar deudas de empresas. Frente a un escenario de estas características, el BCRA prioriza la demanda de insumos. 

En términos generales, las medidas se orientaron a restringir la demanda, y no a promover la oferta. Da la impresión que el diagnóstico del BCRA se relaciona con ganar tiempo: hasta llegar al período de liquidación gruesa de la cosecha y a la par, hasta que el consumo reprimido deje de ser tal (sobre todo los gastos vinculados a recreación que hoy no pueden realizarse en buena parte por la pandemia). Pero sigue pendiente resolver quien oferta dólares. 

Adicionalmente, la exigencia de refinanciación de deudas financieras de las empresas apunta a orientar a que el ingreso de dólares financieros persiga objetivos productivos, no especulativos, y con esto administrar también el endeudamiento externo de privados. En este mismo sentido, se equiparan, para algunas operaciones financieras, las restricciones sobre los capitales especulativos de corto plazo y así evitar que los actores del mercado usen vías alternativas para esquivar la restricción en términos de plazos de permanencia mínima, favoreciendo la estabilidad macroeconómica y evitando el daño potencial de la reversión de flujos de corto plazo.

Finalmente, es oportuno mencionar, para aquellos que demandan una devaluación, que no hay apreciación cambiaria en nuestro país. El TCRM (tipo de cambio real multilateral) está 22% más alto que luego de la devaluación de Prat-Gay a finales de 2015. Este reclamo solo se vincula a sectores que tienen flujos en dólares y quieren incrementar su rentabilidad al margen de las necesidades del conjunto de los argentinos.

 

*Director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

También te puede interesar

por Hernán Letcher*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios