OPINIóN | 14-11-2021 07:40

El tamaño del sopapo

Por qué el oficialismo espera un mal resultado en las elecciones. El 35% de voto duro de Cristina.

Excepto por aquellos que construyen realidad desde el prisma de los miedos, sabemos que el Frente de Todos espera un mal resultado en estas elecciones. La única discusión es por cuánto. En qué medida se han descompuesto aquellos guarismos potentes de 2019, y en qué medida eran mentira los supuestos votos de Alberto Fernández, de Sergio Massa y de la misma Cristina Kirchner.

¿Cuán por debajo de aquel 48% nacional estará el oficialismo? ¿Cuán por debajo de aquel 52% en la Provincia de Buenos Aires? ¿Cuán por debajo de aquel 35% en la Ciudad Autónoma? Así, sucesivamente en todas las provincias. El sopapo será gigantesco no importa cuáles fueran los números “finitos” finales.

Siempre supusimos que Cristina Kirchner movilizaba el 35% del electorado nacional. Dependiendo las circunstancias, con ese porcentaje perdía o ganaba elecciones por la fluctuación de aquel voto cambiante tan complejo de auscultar. Si la gente estaba enojada con ella, entonces perdía, y si la gente estaba enojada con otro (Macri por ejemplo), ganaba.

Si el domingo de las elecciones vemos un Frente de Todos de 35% entonces quedará claro que el “bluff” del 2019 era la unión del peronismo (Alberto y Massa). Pero, si vemos menos de ese guarismo, entonces quizás estemos frente al inicio del ocaso de la misma Cristina Kirchner.

Ese escenario redefiniría todo el juego de las identidades políticas que, desde hace décadas, se referencian en torno a su presencia: propios, aliados, enemigos recuperados y rivales de siempre.

No es lo mismo, para los tiempos que vienen, que Alberto Fernández carezca de valor político y prestigio social, pero con una Cristina sólida que pueda tanto sostenerlo como condicionarlo, que la disolución total del primero y parcial de la segunda. No es lo mismo.

Estamos en veda pero vale relatar que, en los porcentajes de indecisos que hemos proyectado de cada encuesta, pudimos ver vergüenza en el voto blando del Frente de Todos. Personas que no dicen que van a votar al kirchnerismo en la pregunta de intención de voto pero que, por otras preguntas, se muestran más cerca de ese espacio que de otros.

Los quince días últimos, desde la toma de las muestras hasta las elecciones, estuvieron llenos de noticias desastrosas. Veremos en qué medida impulsan al kirchnerista avergonzado a defender al gobierno, cambiar de opción, o desistir del voto.

por Por Jorge Giacobbe

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios