Martes 29 de noviembre, 2022

OPINIóN | 08-11-2021 14:14

Dólar, el karma argentino

El paralelo, roza los $200. Cambiar un billete con una ballena austral por el que tiene la cara de George Washington debería ser una operación rutinaria, pero no lo es.

Un hito. Al rozar los $200 el dólar paralelo, más que la cotización de la moneda norteamericana, lo que volvió a la luz es su rol como termómetro de la temperatura de la economía argentina. Cambiar un billete con una ballena austral por el que tiene la cara de George Washington debería ser una operación rutinaria, pero no lo es. Para empezar, no podemos hablar de uno sino de varios dólares: además del que cualquiera puede conseguir en el “arbolito” de confianza, están los otros a los que se accede, con mayor o menor suerte, desde los portales de home banking o de comercio exterior.

En realidad, hace poco más de un año la divisa también amenazaba con seguir su carrera de recuperación en la pandemia con tanta fuerza que obligó a este mismo Gobierno a girar 180 grados en su política monetaria y comenzar a ocuparse de contener los precios mediante operaciones de mercado de bonos, algo más del cepo cambiario y contención de las tarifas. Fue un éxito: el dólar subió sólo 5% mientras que la inflación en ese lapso trepaba más del 50%.

Pero ahora, las presiones no pueden ser contenidas con las mismas recetas por dos razones: el Banco Central tiene menos poder de fuego (reservas) y acumuló distorsiones que, esperan, se reacomoden luego de las elecciones. Es decir, las expectativas ahora juegan fuerte y la cotización en las pantallas no hace más que reflejar esa incertidumbre. El viejo karma de la economía argentina no es la cotización del dólar sino el rumbo de la política económica.

por Editor

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios