Viernes 24 de septiembre, 2021

OPINIóN | 11-12-2020 11:31

Pandemials: los jóvenes que serán líderes del cambio

Es la generación que enfrentará la trágica herencia de la pandemia y abrirá las puertas a una tranformación más positiva del mundo. Radiografía del futuro que llega.

Manifestaciones contra el cambio climático, el movimiento del MeToo y Ni Una Menos, el caos desatado en las principales ciudades de los Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd, el Chile que forzó una reforma constitucional, las revueltas tras la destitución del presidente Martin Vizcarra en Perú, los jóvenes en Hong Kong defendiendo sus libertades frente al gobierno Chino, los chalecos amarillos en Francia y muchos otros eventos y emergencias sociales son parte de una rebelión protagonizada por una generación de jóvenes que buscan construir un mundo en función de sus valores y necesidades.

La pandemia —y las limitaciones que impone— funciona como un mega-acelerador de procesos económicos, tecnológicos, ecológicos, sociales y de cambio de paradigmas. La aceleración potencia los reclamos impulsados por esta generación de jóvenes que sale a la vida adulta junto con la crisis económica del Covid: los Pandemials (Generación Z).

Ellos nacieron en el mundo que se configuró tras la caída del muro de Berlín, más específicamente entre los años 1996 y 2012. Su rebelión es contra lo que consideran un mundo injusto en términos económicos, sociales y ambientales. Reclaman por la meritocracia, contra el cambio climático, rechazan el autoritarismo, estructuras sociales rígidas, el modelo de vida basado en contraer deuda, desconfían de la tecnocracia y las elites liberales que desde la caída del muro han sido incapaces de solucionar los problemas de la gente común.

 

Pandemia

 

Sus penurias económicas los llevan a radicalizar sus reclamos. Muy pocos son dueños de sus viviendas y tienen trabajos inestables. La mayoría exige las mismas oportunidades que tuvieron sus padres los Baby Boomers (1945-1965) en los años de posguerra: vivienda y educación universitaria accesible. En los Estados Unidos, los Millenials (1981-1995) concentran el 3% de la riqueza frente al 23% que tenían sus padres a su misma edad. Esta situación se presenta mas complicada para los Pandemials: a diferencia de los primeros ya no tienen progenitores que puedan ayudarlos económicamente.

La fuerte aceleración hará que los Ciclos Humanos -económicos, tecnológicos, sociales, etc.- lleguen a su fin antes de lo previsto abriendo lugar a nuevos paradigmas. Menor inequidad, autos autónomos, crisis climática, computadoras cuánticas, agotamiento con las redes sociales y consolidación de nuevas estructuras sociales veremos en esta década.

La irrupción de los votantes Pandemials junto con el fin del bonus demográfico forzará un cambio de paradigma económico. El iniciado en la década de 1980 se caracterizó por la alta inequidad, altos niveles de deuda, baja inflación, bajas tasas de interés y demandas salariales contenidas. Esto podría recién comenzar a revertirse en la década de 2030. Charles Goodhart y Manoj Pradhan en su libro The Great Demographic Reversal sostienen que muchos países ya alcanzaron o están próximos a alcanzar su pico de población. Habrá menos trabajadores en un contexto de una creciente población adulta que requiere muchos trabajadores para su cuidado. Mayor demanda de trabajo generará aumentos salariales, aumento de precios y aumentos de las tasas de interés por menor ahorro y mayor inversión en un contexto de fuerte cambio tecnológico. Por otro lado, los Pandemials forzarán un aumento del gasto publico en educación, salud y vivienda. Aun no queda claro si sus reclamos serán capturados por el liberalismo tecnocrático o por la izquierda populista.

Todo en el contexto de una década (los años 20 del siglo XXI) en la que probablemente veamos la mayor “destrucción creativa” de la historia humana, con empresas tradicionales que desaparecen y otras que nacerán y dominarán mercados globales en pocos años. En este contexto economías y sociedades dinámicas como Estados Unidos saldrán adelante, pero se volverá complejo para Europa manejar este proceso en un contexto de bajo crecimiento, fuertes disparidades económicas entre los países miembros y creciente rechazo al proyecto europeo en países como Italia. Para los países emergentes que tengan economías abiertas, dinámicas y ordenadas podría representar una oportunidad para suplir la escasés de trabajo en el mundo desarrollado.

En esta década la tecnología comenzara a cambiar la geografía de las ciudades con la irrupción de los vehículos autónomos lo que bajara fuertemente los costos logísticos, al mismo tiempo que se mejora el tráfico y en conjunto con el teletrabajo permitirá que las personas vivan alejados del centro de las ciudades. Como ocurra, lo mas significativo podría ser la irrupción de las computadoras cuánticas que son un billón de veces mas poderosas que las actuales y en conjunto con la inteligencia artificial tienen el potencial de revolucionar la física y la química abriendo horizontes inimaginables en términos de progreso científico, tecnológico y hasta exploración espacial.

En la década de 2030 la energía podría cambiar con la irrupción de la fusión nuclear y puede esperarse que provea de energía barata, limpia a toda la humanidad acelerando el proceso de electrificación limpia iniciado por las energías renovables. Marcaría el comienzo del fin del cambio climático y provocaría un boom económico de la mano de energía barata y actividades que podrían pasar a ser rentables como las granjas verticales, la desalinización del agua y hasta la captura de carbono.

Veremos también el desarrollo de los trenes Hyperloop que permitirá que las personas vivan a cientos de kilómetros del centro de las ciudades y arribar a ellas en pocos minutos. Esto podría poner fin a mas de 5 décadas de aumento de los precios de las propiedades y los alquileres, revitalizando pueblos y ciudades pequeñas.

La sociedad cambiará. Es posible que recién durante esta década, a medida que se naturaliza el vinculo de los humanos con las redes sociales y la exhibición en comunidades digitales deje de ser cool, veamos un renacer de los vínculos reales, de las comunidades y de nuevos rituales. Nuevas instituciones sociales y ritos se consolidarán en estos años. Las prácticas religiosas comunitarias darán lugar a la espiritualidad personal, la heterosexualidad y la homosexualidad a la bisexualidad, la vivienda unifamiliar al co-living y el co-housing. Nuevos ritos, hoy impensables, nacerán de los Pandemials que vuelven lentamente a revindicar los vínculos reales sobre los digitales, consumen menos alcohol, drogas y productos superfluos y tienen una conciencia ecología como ninguna generación ha tenido antes. La reducción de la inequidad podría favorecer el proceso de reconstrucción de las comunidades.

El cambio tecnológico, social y demográfico traerá aparejadas consecuencias geopolíticas. El fin de la era del petróleo podría traer mayor libertad y democracia en países como Rusia, Arabia Saudita y Venezuela cuyos regímenes sufrirían un colapso económico sin los ingresos del oro negro y en el contexto del esperado restablecimiento del sistema de alianzas globales de los Estados Unidos bajo la presidencia de Biden. Seguirá habiendo como siempre hubo conflictos bélicos y terrorismo, que podrían suceder con armar basadas en inteligencia artificial, así como también ataques digitales a gran escala que provoquen un cyber Hiroshima dejando países enteros sin internet, transacciones bancarias, energía y provocando un colapso en los mercados globales.

La década de 2020 comienza con turbulencias y nos esperan años complejos: más inequidad, mayor crisis de salud mental y el riesgo que el cambio climático se vuelva incontrolable. Pero si superamos estos difíciles años la energía de los Pandemials y el avance tecnológico nos llevaran a un futuro mas prospero, de mayor libertad, sustentabilidad, y con sociedades mas felices.

 

Federico Domíguez es emprendedor y asesor financiero. Autor de "La rebelión de los pandemials" (Editores Argentinos). 

 

Pandemials

 

También te puede interesar

por Federico Domínguez

Galería de imágenes

Comentarios