Jueves 13 de mayo, 2021

OPINIóN | 23-04-2021 12:21

Viviana Canosa: más que hueca, perversa

Víctor Ramos, el fundador del INADI, se refirió al pronunciamiento del organismo contra NOTICIAS y su tapa sobre la "Rebeldía hueca" y Viviana Canosa.

Perverso/a. “Que causa daño intencionalmente.” Definición de la Real Academia Española. Curiosamente Victoria Donda, interventora del INADI, Instituto Nacional contra la Discriminación, ha salido a respaldar a la animadora televisiva Viviana Canosa cuando fue calificada de “hueca” por la revista NOTICIAS.

El Observatorio de Discriminación en Medios que dirige Donda realizó un “llamado de atención” al semanario por la publicación de una tapa donde indica que Viviana Canosa es la expresión de una “Rebeldía hueca” y que “su prédica histriónica encarna el negacionismo del COVID, como una nueva transgresión de la derecha argentina.”

Donda entiende que la revista expresó una “violencia simbólica y por lo tanto es discriminatorio” contra Canosa. La interventora del INADI, lamentablemente desconoce que la “oquedad” no tiene sexo, raza, ni religión.

Hueco/a: “Que estando vacío, abulta mucho por estar extendida y dilatada su superficie. Presumido, hinchado, vano”, indicó entre otras definiciones la Academia Española.

Tratar a Viviana Canosa de “hueca” es casi un resguardo ya que las acciones de la periodista son delitos penales que la misma Defensoría del Público se encargó de denunciar: "La conductora del programa mediatiza un discurso que promueve el pánico social, la alarma y la desinformación entre las audiencias acerca del sistema de testeos o hisopados que se implementan para detectar y diagnosticar el COVID-19".

Miriam Lewin, titular de la Defensoría, señaló que se debe “evaluar la posibilidad de realizar una reparación simbólica en pos de brindar información concreta y chequeada, que pueda orientar a la población, en un contexto de pandemia que exige a la comunicación mayor responsabilidad social".

No se trata de libertad de prensa o de expresión. Se trata de la salud pública. La animadora televisiva en cuestión bebió del pico de la botella ante las cámaras, un líquido químico (dióxido de cloro) promocionándolo como supuesta cura para el COVID 19. A los pocos días un niño murió producto de esa ingesta. El Ministerio de Salud de la Nación y el de la ciudad de Buenos Aires como la OPS, Organización Panamericana de la Salud, lo contraindicaron como tóxico ante la irresponsabilidad de quienes lo vendían como remedio a la pandemia.

El infectólogo Dr. Omar Sued, directivo de Fundación Huésped y presidente de la Sociedad Argentina de Infectología indicó que es un crimen recetar dióxido de cloro para tratar enfermedades y sobre todo cuando son respiratorias: "No se puede recetar un químico que es un desinfectante para ambientes sanitarios y esterilizar superficies. Obviamente son buenos desinfectantes de pisos. Esta fórmula provoca erosiones de la mucosa gástrica, produciendo gastritis o en casos determinados provocan la muerte".

La “violencia simbólica” a la que alude el INADI fue un concepto del sociólogo francés Pierre Bourdieu que describe una relación social asimétrica donde el poderoso ejerce violencia indirecta y no físicamente directa en contra de los vulnerables, los cuales no la evidencian o son inconscientes de dichas prácticas en su contra, por lo cual son "cómplices de la dominación a la que están sometidos".

No es el caso de Viviana Canosa que ejerce su poder diariamente desde -nada más ni nada menosla televisión abierta. En respuesta a las denuncias por el caso de promoción del envenenamiento colectivo respondió que: “-Soy una mujer libre. No estoy pensando si digo ésto o aquello. Si me conviene o no. Yo busco la verdad, equivocada o no. No se metan conmigo. No me dan miedo. Yo soy Viviana Canosa, siempre me enfrente a los poderosos.”

Juan B. Alberdi, el padre de nuestras bases jurídicas señaló reiteradamente que las palabras son peligrosas. En sus polémicas con Domingo Sarmiento, Alberdi -que no tuvo el gusto de conocer a Viviana Canosa- le dijo que no acuerda con: “la prensa de desquicio, el fraude en la polémica, el delito en el debate, el chisme infidente que disuelve la sociedad; fatuidades infinitas se abrigan en la prensa bárbara”.

El maestro de las leyes argentinas señala en su libro muy poco difundido pero de gran actualidad “La revolución de 1880” que la prensa puede ser instrumento de crimen como de justicia criminal, según la mano que la emplea y el empleo que de ella hace esa mano... Y que el derecho a la vida es superior al de la prensa. La libertad puede ser atacada por la pluma con mas barbarie que con la lanza.

Viviana Canosa manifestó en su programa que ella es una mujer libre que puede decir lo que le da en gana, sea verdad o no. Es cierto, puede decirlo, pero no en un medio de comunicación. Es ilegal en nuestro país y en casi todos los del planeta fomentar el odio social, promover campañas contra la salud de la población, como el no uso del barbijo, difundir mentiras sobre hisopados truchos o difundir remedios caseros que para el colmo del caso resultaron mortales. Estamos ante un caso de real malicia.

Viviana Canosa, inspirada en el modelo liberal de Mauricio Macri, Donald Trump y Jair Bolsonaro desarrolló un grado de perversidad que la cree impune. Pocas cosas son prohibidas en los medios de comunicación por la justicia, entre ellas el racismo, el nazismo, el antisemitismo, la xenofobia y la apología del crimen.

Por su lado, poco favor le hace Victoria Donda -más ignorante que atrevida- a la causa feminista, banalizando al INADI, que aún podría ser una herramienta eficaz contra la discriminación hacia la mujer. No es la primera vez que por exagerar las cosas se termina dando elementos a la ideología machista que cree combatir.

Es como el caso de la ultra izquierda argentina que siempre termina funcional a la oligarquía y al imperialismo. Contradicciones históricas que revivimos hoy.

*Primer presidente y fundador del INADI, Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo. Actualmente es titular de SOS Discriminación Internacional.

También te puede interesar

por Víctor Ramos*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios