Viernes 25 de junio, 2021

PERSONAJES | 07-06-2021 14:18

Belén Couso: “La moto significa autonomía y libertad”

Empresaria, emprendedora serial y fanática de las motos. Creadora de “Mujeres al Mando”. Proyectos sociales y ruta de la mujer.

¿Por qué no? es una de sus frases de cabecera. “Un disparador que me lleva a hacer proyectos alocados, fuera de lo común. ¿Por qué no voy a ocupar este espacio?, ¿Por qué no voy a hacer este desafío?, ¿Por qué no voy a atreverme?”, cuenta Belén Couso.   

Tiene la risa fácil. Es apasionada, disruptiva, aventurera. Emprendedora serial, empresaria, generadora de proyectos sociales, maratonista y creadora de “Mujeres al Mando”, una comunidad de motociclistas que tiene 20.000 adherentes en Latinoamérica. 

Estudió Marketing y Relaciones Públicas y, aunque no terminó las carreras de grado, logró un MBA a raíz de sus proyectos. Después de trabajar en la empresa familiar de belleza, creó la línea de cosméticos antibacteriales que lleva su nombre, con fragancias impensables como volcán de dulce de leche. Hoy, además, hace jabonería para hoteles y restaurantes y desarrollo cosmético para marcas. 

De chica tenía otros sueños. Soñaba con “volar” en una moto poderosa. Con el tiempo lo logró y fue por más. Dueña de un espíritu envidiable, que la llevó a recorrer la India en moto durante tres meses y a participar en la competencia Ironman sin ser triatleta, su entusiasmo parece no tener límites. 

Noticias: ¿Por qué creó “Mujeres al Mando”?

Belén Couso: Trabajaba con organizaciones sociales y me di cuenta de que había que trabajar por la inclusión de la mujer en el motociclismo. Porque la moto significa autonomía, posibilidad de trabajo, disfrute, fuerza, libertad. 

Noticias: Usted dice “el motor lo llevamos adentro y eso es lo que importa”

Couso: Sí, es un espíritu que quiero mostrarle a la mujer para que prenda su motor interno y esté al mando de sus decisiones, sus proyectos, su vida. 

Noticias: ¿Cuándo empezó su pasión por las motos?

Couso: De chica ya soñaba con las motos. En mi casa las odiaban, yo no entendía porqué era tan apasionada. Se ve que era como volar, la independencia, el viento en la cara, no sé de dónde lo saqué. Cuando tenía veinte años un amigo me dijo: “Estás vestida toda de motociclista —me vestía de cuero como si fuera una harlista californiana— y no tenés moto”. Me encantaba, pero también tenía miedo y si se enteraban en casa me mataban. Finalmente, mi amigo me llevó a una persona que me hizo una moto chopera, una Honda CG. 

Noticias: ¿Y qué experimentó la primera vez?

Couso: Sentí lo que es motociclismo desde el primer momento. Es muy sensorial, sentís el clima, los olores, tenés una conexión con la conducción y con vos misma, una sensación de mucha introspección, de mucho pensamiento. Está muy ligado a la libertad, es como volar. Además, tiene una camaradería de grupo inmensa, hay mucho código entre los motociclistas. Al principio la gente me saludaba como si fuera una heroína, no había muchas mujeres en moto, y cuando iba a los eventos de motociclismo era la única. 

Noticias: ¿Cómo es manejar una Harley?

Couso: Es una marca de culto, tiene mucha historia, identidad, personalidad, diseño. Me identifico con esos valores. Es como subirse a un universo especial. La primera la tuve hace ocho años, la sigo teniendo, pero también manejo motos de otras marcas y de distintas cilindradas. Hoy trabajo en incluir a la mujer en el motociclismo deportivo. En el verano me armé una Zanella y la llevé a Pinamar y les mostré a las mujeres que podían andar por los médanos con una moto chiquita adaptada. Y hace poco recorrí el norte en una Kawasaki 300. 

Noticias: ¿Cuáles son los valores que guían a “Mujeres…”?

Couso: La fortaleza, la igualdad y emponderamiento de la mujer, la solidaridad, el sentido de camaradería, el trabajo por la movilidad femenina y por la seguridad vial.

Noticias: ¿En qué proyectos está trabajando?

Couso: El año pasado armé la clínica de manejo exclusiva para mujeres y las marcas me ayudaron con becas. La moto puede ser un vehículo laboral, para delivery, por ejemplo, donde casi no hay mujeres. Estoy trabajando en planes para incluir a la mujer en empresas de logística. Además, hacemos la Ruteada Solidaria, un evento anual donde juntamos juguetes y los repartimos. Una vez junté mil motos y las metí en La Cava, en un comedor, donde nos esperaban quinientos chicos. Además, juntamos comida para dos meses. Ese evento le da valor a los kilómetros. Y con ese concepto también creé la ruta de la mujer.

Noticias: ¿Qué es la ruta de la mujer?

Couso: Es una ruta transversal a historias de mujeres que construyen el patrimonio de un lugar, que tienen empoderamiento, impacto social. La idea es recorrer en moto esos lugares y conocer esas historias. Empecé en Salta, donde fue declarado de interés cultural, y quiero desarrollarla en otras regiones. Mi fin es, además, que se reactive el turismo a través del motociclismo.

Noticias: También creó la App Solidaria. ¿De qué se trata?

Couso: Es una red que conecta a las personas que quieren donar con las que quieren repartir, y las donaciones van a los lugares que lo necesitan. Para eso trabajamos con distintas organizaciones sociales. La empresa Trego me donó la plataforma, pero es un emprendimiento muy grande y necesito ayuda para seguir elaborándolo.

Noticias: El año pasado participó en el Ironman de Bariloche, una competencia de altísima exigencia. ¿Cómo fue la experiencia?

Couso: Me convocaron y me animé. Lo llamé Ironwoman. Yo no nadaba ni andaba en bici como deportista, sólo corría. Me entrené tres meses y aprendí a nadar. Finalmente, hice media competencia, dos kilómetros de nado, noventa de bicicleta y veintiuno de running. El setenta por ciento es cabeza, como la vida. Saber que uno puede, desafiarse y creérsela un poco. 

Noticias: ¿Es cierto que llegó a la competencia con toda la ropa prestada?

Couso: Me prestaron todo, fui con zapatillas más grandes y me las prestaron tan a último momento que nunca aprendí a desatármelas, porque van fijas a la bicicleta. Cuando tuve que cambiar de disciplina no sabía cómo sacármelas y tuve que tirarme de la bici. La gente pensaba que me había desmayado. El Nahuel Huapi estaba helado, me quedé sin aire, tenía miedo de congelarme. Cuando salí de nadar sentí que ya había ganado. Y durante el running me agarró un calambre de diafragma. Tardé, terminé anteúltima, pero para mí ya fue un éxito haber llegado al evento y haberlo terminado.  

Noticias: También recorrió la India en moto

Couso: Sí, quería recorrer la India y entrevistar a mujeres que trabajaran en el empoderamiento. Me contacté con una marca líder de allá, que me dio la moto y el equipamiento, y el viaje me lo financié yo. Cuando les conté a los de la embajada argentina en India que iba a recorrer el país en moto sola me dijeron que estaba loca. Sabía que era muy riesgoso, pero lo hice. Estuve casi tres meses, recorrí 4500 kilómetros, entrevisté mujeres y filmé 45 días. No fui sólo a Nueva Delhi, me metí en lugares picantes, donde las mujeres no hablan porque no las dejan opinar, me costó que me hablaran; donde te cuentan del femicidio, donde ni siquiera me sacaba el casco para que no supieran que era mujer, donde no podía estar sola. Tuve que teñirme antes de viajar porque me aconsejaron que me sacara el rubio. Fue una experiencia tremenda, me encontré con un mundo diferente, pude vivir muy liviana con pocas cosas, aprecié mucho la cultura, aprendí muchísimo. Y me sentí muy responsable a la hora de traer la visión de esa cultura. 

Noticias: ¿Cómo la ven los hombres? 

Couso: Me apoyan muchísimo. El hombre también quiere que la mujer se suba a la moto, rompa estereotipos, ocupe espacios. Todos los encuentros que hago son mixtos, salvo las clínicas de manejo. Casi el 30% de los que siguen a Mujeres al Mando son hombres.

Noticias: ¿Las motos tienen género? ¿Hay motos para mujeres y otras para hombres?

Couso: La moto no tiene edad ni género. Tiene técnica y práctica. Recomiendo que empiecen con una moto que puedan maniobrar y después que empiecen a subir. Como hice yo. Para mí el motociclismo es lanzar el corazón al camino e ir por él.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios