Jueves 26 de enero, 2023

PERSONAJES | 26-12-2022 09:37

Benjamín Amadeo: “Ansío que vayamos hacia un camino de aceptación”

Músico y actor, protagoniza una coproducción peruano-argentina. Paternidad, conquistas y castings.

A pesar de que al día siguiente ofrecía un recital en Vorterix para despedir su más reciente disco, “Quiromancia”, su segundo álbum solista, editado el año pasado a través de Sony Music, el actor, compositor y músico Benjamín Amadeo se muestra sereno y locuaz. Alto, corpulento y muy atractivo (tiene un color de ojos bellísimo) no duda en buscar la posición más cómoda para él y el cronista en pos de charlar de manera distendida sobre una de sus últimas caracterizaciones. Si bien, por un lado, Star+ y Flow estrenaron con bombos y platillos, “Robo mundial”, una serie cómica de seis episodios, en clave futbolera, que protagoniza junto a Joaquín Furriel, por otro, es coprotagonista de la película “Encintados” del realizador suizo-peruano Gianfranco Quattrini, que se puede ver en el cine Gaumont.
Se trata de una comedia romántica, coproducción peruano-argentina, que retrata las nuevas formas familiares, y que busca entender y aprender sobre el tema, pero sin bajar línea. El argumento central tiene que ver con aceptar que no hay una sola manera de conformar una familia y el camino para contarlo es a través de una historia que apela a la emoción, a la risa y a la ternura. 
La trama muestra a Facundo (Amadeo), un joven argentino que luego de una ruptura amorosa emprende un viaje de sanación a la fascinante ciudad de Cusco, en Perú, donde conoce a Martina y a Sofía (Ximena Palomino y Magdyel Ugaz), una pareja peruana de lesbianas que busca tener un hijo, a pesar de los prejuicios culturales. Pero sin recursos para costear más tratamientos de fertilización, la primera de ellas ve en él, sin revelárselo, la posibilidad de cumplir el sueño de ambas para alcanzar la maternidad. Al tiempo de aquel encuentro, ya en Buenos Aires, el joven se entera de que será padre, viaja a Lima para reencontrar a la muchacha y comienza un itinerario para integrarse a sus vidas.
Noticias: Cuando la filmó no era padre, pero ahora sí. ¿Se modificó su concepto de la paternidad?  
Benjamín Amadeo: Absolutamente. Estoy aprendiendo porque recién llevo nueve meses de cursada (risas). Fundamentalmente, aprendí que la experiencia de ser padre es intransferible. Es un manual con las hojas mojadas y entreveradas. Uno recuerda lo que le dijeron, pero no termina siendo claro. Las recetas son diferentes para cada hijo o hija, porque tienen ingredientes o procedimientos diferentes, entonces es un aprendizaje constante. Y si tenés la suerte o la forma, es un aprendizaje en pareja. Y si lo haces solo, también. Para todos los niveles tiene una dificultad distinta y muy contundente, pero es un mundo maravilloso. Ahora, cuando veo la película, se me resignifica un montón el personaje que interpreté y termina siendo padre en esta forma de nueva familia que cuenta la historia. Fue un flash… Además, viajé al estreno en Lima con mi hija, que en ese entonces tenía cuatro meses, y fue muy emocionante. 
Noticias: En la película, su personaje desea acompañar el embarazo y llega a estar presente en el parto. ¿Pudo hacerlo con su hija?  
Amadeo: Sí, totalmente. El embarazo de mi mujer, Martina, y el parto, para mí fueron maravillosos. También, un subibaja de emociones, de momentos. Reitero, es una experiencia intransferible de miedo, de alegría, de todo. Un sinfín de ese subibaja. Creo que el parto en sí fue lo más maravilloso que viví en mi vida.  
Noticias:
La película propone un modelo familiar que, hasta hace pocos años, no conocíamos, pero ocurre con mayor frecuencia. ¿Cree que la sociedad irá aceptando esto? 
Amadeo: Espero que sí. Honestamente, no puedo dar seguridad de eso, pero lo anhelo. Muy de a poco. Bah, ojalá sea más rápido, pero entiendo que los tiempos para cambiar la mentalidad son muy lentos. Pero ansío que como sociedad vayamos, cada vez más, hacia un camino de aceptación total por las elecciones del otro. Es como un deseo, más que algo que espero. No le estoy exigiendo al destino que lo ponga por delante, sino que lo deseo, así de infantil o así de primitivo como suena. También me pasó, y creo que esto es interesante decirlo y compartirlo que, en la escala relativa de valores, de derechos y de cuán avanzada está una sociedad de la otra, nosotros en Argentina, y me refiero de forma muy específica al matrimonio igualitario y con relación a Perú, como país estamos más de diez años adelantados. Entiendo que allá ni siquiera está en discusión o en vías de ser tratado. Por eso, cuando acá se dice “ojalá estuviéramos más evolucionados” y después haces cinco horas de avión y ves que ahí aún están atrás, siento que en nuestro país ciertos terrenos se conquistaron y ya están como claros. No se discuten más, y se pasan a otros temas. Y a la vez, hay un montón de cosas que aquí debemos mejorar en conjunto, como sociedad. 
Noticias: Con relación a esto que comenta, ¿cómo sitúa la película de Quattrini? 
Amadeo: Siento que es osada y que puede traer controversia. De hecho, esto último, sucedió en Lima. Pero a la vez es una comedia. Presenta una lectura de un conflicto muy posible dentro del universo de las nuevas familias, aunque en clave de comedia. Eso me resultó interesante y un verdadero desafío.   
Noticias: Su personaje resulta muy seductor, porque no es un héroe, al contrario, lo sopapean bastante (risas). ¿Qué lo atrajo? 
Amadeo: Eso (ríe). El primer desafío como actor, cuando te traen un guion, es acercarte a la idea del director que la tiene clarísima hace años. De hecho, un comentario que siempre les hago a mis compañeros actores, cuando me dicen que fueron a un casting porque anhelaban interpretar un determinado personaje y se frustran porque no quedaron seleccionados es: “¿Te das cuenta de que no es por vos?”. 
Noticias: Buena observación. 
Amadeo: Todo el tiempo se los digo. Hay amigos que dicen “¡éste es al que le gustan los castings, es un enfermo, está re loco!”. Es que aprendí eso. Por supuesto, hay situaciones extraordinarias de audiciones donde alguien te cuenta “fui sin saber nada del proyecto, ni de lo que buscaban y la rompí”. Pero en el noventa por ciento de las veces, optar por uno u otro actor, suscribe a la idea que el director tiene de quién puede abordar el personaje que concibió. Más que cuando entre que se ideó, discutió y escribió un guion cinematográfico y el momento de convocar a las audiciones, medió muchísimo tiempo. No es que se resolvió en una comida del día anterior y dijeron “busquemos al mejor”. Entonces, si vos quedaste, sos el mejor. Probablemente no seas el mejor actor, ni a palos. Pero todo lo que ofreciste en esa prueba, coincide con lo que el director o la directora piensan: “Che, esto es lo que venía imaginando”. Para mi es un mecanismo para traerme paz interior porque los actores hacemos audiciones todo el tiempo y uno no queda en todas las películas o series. 
Noticias: De todos modos, hay una realidad, usted es un actor muy solicitado que puede, incluso, elegir en que involucrase o no. Me refiero a que además de coincidir con la mirada de Quattrini, había un interés en sumarse a este proyecto. 
Amadeo: Totalmente. Me extendí para hablar de la instancia de casting, porque lo que más me sedujo de “Encintados” fue armar con él y el equipo de arte y caracterización, el estereotipo de un galán, con un look, digamos, hegemónico. Muy europeo y aspiracional, aunque por dentro es un flan emocional. Alguien que se desarma emocionalmente y necesita y quiere contención. Necesita su Tauro, su casa, su tierra, amar su hogar, a su familia, porque tiene ese deseo primitivo adentro. También perdonar sus historias pasadas y un verdadero trajín interno. Y todo eso no coincide en absoluto con los estándares de un galán. Había que construir eso.   
Noticias: Es un tierno.
Amadeo: ¡Un tierno total! Necesita que lo quieran y necesita querer porque tiene mucho para dar. 
Noticias: A la vez, es muy querible. 
Amadeo: Absolutamente. En ese sentido, había un desafío y un personaje muy divertido para armar. Además de compartir la filmación con un equipo mayoritariamente peruano con quienes disfruté muchísimo trabajar. 
Noticias: ¿Qué disfrutó más? 
Amadeo: Lo voy a llevar a un plano muy taurino: amo Perú. Realmente es un país que me emociona por muchos aspectos, pero tiene uno que es muy contundente y realmente increíble que es la comida. Entonces, todo en Perú me resuena a platos (risas). Están sacados, están locos, cómo están cocinando. Entiendo que cuando dicen “en tal país, comes bien” se refieren a que lo haces si pagas tres dólares, porque por cincuenta comes bien en todos lados. Ahí, en cualquier esquina, podés saborear un riquísimo y barato ají de gallina con pan. 
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios