Martes 7 de abril, 2020

PERSONAJES | 25-03-2020 19:02

Miranda Johansen :“Mi viejo es mucho más abierto que yo”

Música, poemas y videos. La hija de Kevin Johansen sale a las pistas en busca de su propio destino.

Un golpe de timón y la lista de reproducción vira en su laptop desde “Las Vírgenes Suicidas”, el disco de “Air”, a las costas soleadas de “Ofertório”, álbum completo, de Caetano Veloso. En el loft moderno y luminoso de Colegiales donde vive Miranda Johansen destaca un piano vertical con la tapa abierta, un Conover made in Chicago, ubicado en un rincón preferencial de la sala, que le recuerda una deuda: “Me hubiera encantado que mis viejos me insistieran, pero nunca me mandaron a clases de ningún instrumento ni de danzas”, dice Miranda, hija de una bailarina neuquina llamada Mariana León y primogénita de Kevin Johansen, el cantautor argentino–estadounidense. 

Nacida en Nueva York hace 22 años —lugar donde los padres probaban suerte en clubes musicales mientras sobrevivían preparando desayunos en la cocina de un hotel y cuidando chicos—, Miranda aterrizó en la Argentina a los 3 años y ya no sabe si se acuerda realmente de aquellos días o si fueron las imágenes grabadas las que construyeron la memoria: “Tengo videos de chiquita de allá. Hablaba un spanglish total. Hace poco me crucé con mi profesora de salita de 3 y me dijo que cuando llegué acá era una gringuita que no entendía nada. Me dijo que caí con unas calzas de leopardo, botas de cowboy, una remera y una bandana. Muy personaje. Allá viví poco, creo que los recuerdos se me mezclan con fotos y videos”.

La foja musical de Miranda Johansen dice que cuenta con un disco propio (“Fata Morgana”, 2019, obra indie pop de envolvente cadencia chillout), que realizó un par de colaboraciones en grabaciones de su padre (voces en los temas “Everything is” y “Es como el día”) y que también lo acompañó con coros en algunos de sus conciertos. Aunque por las suyas no acumula tantas horas sobre tablas, ya que su lanzamiento personal es reciente, su nombre figura en el line-up del Lollapalooza 2020, festival postergado en Buenos Aires para la segunda mitad del año por causa del coronavirus. 

Miranda Johansen

Noticias: ¿La pone nerviosa la idea de una presentación masiva? 

Miranda Johansen: Hay un nerviosismo lindo y necesario. Mick Jagger dijo: ´Si no sentís nervios para qué lo estás haciendo´. Al principio entraba al escenario toda encorvada, cantando muy bajo y es algo que fui madurando: empezar a mirar al público. Mi papá me decía, ´Vos tenés que pensar que es como un asado en tu casa, ellos son tus invitados, ¿necesitan algo?, ¿querés un chori?, ¿un vaso de vino? Tenés que estar ahí y la verdad es que hoy la paso muy bien arriba del escenario. Me divierte mucho la idea.      

Noticias: ¿Siempre tuvo claro que iba a dedicarse a la música?

Johansen: Toda mi vida estuve rodeada por la música, la danza, el cine, el teatro, me gustaba escribir, entonces me fue muy difícil el cambio a pensarlo como un laburo, algo que para mí era como ser. Cuando terminé la secundaria mis viejos me dijeron, “Tomate un año para pensar qué te pasa”, y dije que no, “Yo voy a estudiar cine porque quiero ser directora de cine”. Y después me di cuenta de que no. Amo ver películas, y me encanta el mundo audiovisual, de hecho me dirijo mis videos, pero me pasó que estuve dos años estudiando cine y la música estuvo todo el tiempo y también la danza, como que era todo muy obvio y surgió de forma natural.

Noticias: Su debut oficial en un estudio fue a los 7, en la grabación de “Everything is”… ¿Esa fue su primera experiencia musical?

Johansen: Sí. En realidad fue cuando hicimos el tema con mi papá. Estábamos en casa y él estaba tocando el tema con la guitarra, yo estaba dibujando y empecé a repetir el coro y le encantó o no sé qué sucedió y me dijo, “A ver, repetilo una y otra vez”. Por ahí, ese fue el primer momento de creación en la cual me sentí parte, pero antes, en todos mis videos de chiquita estoy bailando, y yo creo que la danza y la música van juntas. 

Miranda Johansen

Noticias: ¿Cómo nace su disco debut?  

Johansen: Encontré un libro de poemas de mi abuela (Marta Gloria Calvet, madre de Kevin) que se llama “Fata Morgana”, y lo primero que pensé fue en hacer un disco con esas letras, la idea era volver los poemas en canción. No lo terminé haciendo, pero fue un disparador que me ayudó, fue como una puertita que abrí. Tengo muchas cosas escritas, entonces ponerle “Fata Morgana” me parecía lindo y reivindicar de alguna manera a mi abuela.    

Noticias: ¿La conoció?             

Johansen: Vivió hasta mis 4 años. Hay algo que me parece zarpado de mis abuelas y es la idea de ficcionar a estas dos heroínas totales de la vida. Fueron dos minas con mucha personalidad. Mi abuela de parte de mi mamá (Marta Delfina Echeverría) estuvo exiliada en Brasil en la época de la dictadura, era periodista y escribía. La otra, de parte de mi papá, profesora de filosofía y letras, muy feminista, no duraba más de dos años en ningún laburo porque daba algún texto que no tenía que dar. Dos vidas muy complejas para ser mujer en ese entonces, una época de mucha opresión. 

Noticias: ¿Qué significa Fata Morgana?

Johansen: Significa “hada cambiante” (término que proviene del italiano y alude también a un espejismo) y estoy muy ligada a la idea de la mutación. Por eso me cuesta tanto el tema del género, de encasillar, porque siento que escucho tanta música que no podría hacer solo rock, por ejemplo. Estoy todo el tiempo buscando mi identidad, adónde quiero ir, y eso va cambiando.

Noticias: Su padre se autodefine como un “des-generado”. ¿Usted va por la misma senda?

Johansen: No sé si soy des-generada, tengo ganas de concentrar algo propio. Mi viejo es mucho más abierto que yo, que soy más prejuiciosa. Todo el tiempo estamos cambiando. A veces digo, “qué locura los reggaetoneros que viven haciendo el mismo tema”. Debe ser desesperante, por ahí te morís de ganas de hacer una balada.

Miranda Johansen

Noticias: ¿Tuvo incidencia en el disco su padre?

Johansen: Más que nada se metía cuando íbamos a grabar voces. Creo que metió coros en todos los temas porque no pudo consigo mismo (se ríe). Es muy bueno mi papá para hacer armonías de voces y coros, tiene mucha técnica con la voz. Después también me gustaba decirle, “Mirá, terminé este tema”, y se lo mostraba sin que él pudiera hacer nada al respecto, aunque siempre tiene algo para decirme. A él también le pasa: a veces me muestra temas y no me gustan nada y discutimos, pero es parte del vínculo familiar.       

Noticias: ¿Tuvo otros trabajos fuera de la música?

Johansen: En un momento manejaba un par de cuentas de Instagram, pero me fue pésimo y me echaron. No soy buena con el celular ni con la computadora. Después me metí en una productora que creamos con unos amigos, que se llama La Casa de al Lado. Le hicimos videos a Wos, a Louta, a Rosario Ortega, a Julieta Venegas. El mundo audiovisual me interesa mucho. En mi proyecto me interesa abarcar la danza y lo visual.     

Noticias: ¿Recoge usted el legado feminista de sus abuelas? ¿Milita la conquista de derechos? 

Johansen: Totalmente. No paro de sorprenderme de las cosas que antes estaban naturalizadas y ya no. Fui a ver a Metronomy, una banda que son todos chabones y una batera mujer, y me pasó de decir, “wow, qué bueno”, y no me tendría que sorprender. No te sorprendés de un baterista varón. Y qué loco también que a la mujer que está con un instrumento arriba del escenario se le exige ser como una virtuosa, tiene que ser una perra, la tiene que romper. ¡Un nivel de exigencia! Lo hablaba con una amiga que es productora y también en ese mundo no hay productoras musicales mujeres. O sea, hay un montón, pero los exitosos y famosos siempre son hombres. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Damián Richarte

Damián Richarte

Periodista.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario