Lunes 1 de junio, 2020

PERSONAJES | 30-03-2020 12:38

Joaquín Furriel: “Me daba vergüenza mostrarme vulnerable”

Volvió con "Hamlet" al teatro San Martín, luego del éxito de 2019. Su recuerdo de Alfredo Alcón, activismo y la vida después del ACV.

Dueño de unos ojos celestes que te atraviesan con la mirada y que denotan la sinceridad y sensibilidad con la que pronuncia cada palabra del texto de “Hamlet”, el clásico de William Shakespeare, adaptado y dirigido por Rubén Szuchmacher, Joaquín Furriel vuelve a tener la posibilidad de subirse al escenario de la sala Martín Coronado del emblemático teatro San Martín, para encarnar nuevamente al joven príncipe que ya fue ovacionado por 80.000 personas durante 2019. Para Furriel, interpretar a Shakespeare no es algo nuevo, el actor, que se formó en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático, se enamoró de esos textos clásicos de la literatura cuando era un chico que solo podía soñar con alguna vez ponerse en la piel de esos personajes. Luego, tuvo la posibilidad de subirse a las tablas con “Sueño de una noche de verano”, en 2005 y más adelante hizo “Rey Lear”, junto a uno de sus más grandes maestros, Alfredo Alcón.
Si bien Furriel también fue galán de telenovelas, uno de los personajes más destacados por la crítica fue Hermogenes, el peón de campo de la película “El patrón: radiografía de un crimen”, que no solo representó un desafío actoral, sino que lo llevó a empezar a ponerle el cuerpo a la visibilización de ciertas causas que lo interpelan. Otro momento trascendental en su vida fue el ACV (Accidente cerebro vascular), que sufrió en 2015: “Me di cuenta de que lo impredecible existe permanentemente”, asegura y agrega que ese estado de vulnerabilidad, le sirvió para derribar las estructuras que había construído para encajar en lo que se esperaba que fuera un hombre crecido y criado en un barrio del conurbano bonaerense. Con la paternidad - es padre de Eloísa, de 12 años, fruto de su amor con Paola Krum - aprendió a escuchar nuevos pensamientos.


Noticias: ¿Cómo fue el reencuentro con “Hamlet”?
Joaquín Furriel: Es una experiencia nueva para mi, después de cinco meses volver a hacer una obra como “Hamlet”, estás todo el tiempo pensando si sigue estando vivo todo lo que había pasado la temporada pasada. Lo cierto es que cuando aparece el público, cualquier duda que tenés en los ensayos, se evapora. “Hamlet” es una experiencia teatral.
Noticias: El personaje atraviesa diferentes estadios a lo largo de los 180 minutos, ¿qué es lo que más le gusta del personaje y qué dificultades tuvo que sortear?
Furriel: Creo que la dificultad principal a la que uno se enfrenta como actor es que es un personaje que tiene un recorrido que expone mucho a nivel interpretativo. Requiere manejo de humor, un humor más irónico, más cínico, tiene momentos de pensamientos que son ensayísticos, filosóficos, tiene momentos dramáticos, trágicos. Sin embargo, lo más exigente no tiene que ver con la resolución de cada uno de esos momentos sino con la velocidad con la que hay que cambiar de un modo a otro. Es muy demandante.


Noticias: ¿Qué significa Shakespeare para usted?
Furriel: Es lo que esencialmente me convoca con la adolescencia, con lo que me despertó esta profesión, de cuando empecé a leer esos textos y tuve el deseo de poder habitarlos en algún momento, me sigue quedando esa sensación muy primitiva de cuando recién empezaba a hacer teatro, me gusta la estructura del teatro clásico.


Noticias: En algún momento pensó en hacer “Hamlet”, pero fue Alfredo Alcón quien le dijo que quizás no era el momento, ¿por qué sintió que ahora sí era el momento?
Furriel: Esencialmente porque tenía un límite con la edad, ya no podía permitirme estirarlo mucho más porque es la historia de un hijo. Es posible hacerlo mientras sea verosímil que está en la edad en la que tiene que estar. Lo hablé con Alfredo cuando estábamos haciendo “Final de partida”, su opinión para mí era muy importante, no quería hacer algo desde el lugar común, el actor formado en el conservatorio como yo, que hizo teatro de texto, tiene que hacer “Hamlet”. No lo tenía como una especie de mandato u obligación, sino como un deseo interno de atravesarlo en algún momento.


Noticias: En esta misma sala fue donde hizo “Final de partida” con Alcón, que fue su última obra, ¿qué significó él en su carrera?
Furriel: Muchas cosas. Siempre me sentí muy cautivado por sus trabajos, hizo un camino muy propio, nos acercó textos complejos y los hizo muy simples, en varios de los momentos teatrales más potentes que viví como espectador, está él. Después tuve la oportunidad de trabajar con él en “Rey Lear”, y luego me llamaron para hacer “Final de partida”, que él la iba a dirigir, siempre había querido que me dirigiera. Fue un gran crecimiento como actor, no siempre se tiene la oportunidad de, en un momento en que uno es joven, creciendo como actor, tener la posibilidad de encontrar un maestro. También se aprende dónde hay que poner el foco en la profesión, amplía el horizonte, hace tener objetivos más nobles, artísticamente a uno lo potencia.


Noticias: ¿Hay alguna otra personalidad que le despierte esa admiración con la que le gustaría trabajar o volver a trabajar?
Furriel: Muchas. Ahora estoy muy contento porque estoy trabajando con Mercedes Morán (el “El Reino”, la serie que saldrá por Netflix), siempre me sentí atraído por su trabajo. También estoy con Diego Peretti, me gusta observarlo, ver cómo piensa la profesión, aprendo mucho de los colegas. Sería injusto decir un nombre.

Joaquin Furriel


Noticias: ¿Cómo continúa su formación?
Furriel: Cada personaje tiene su entrenamiento, todos los viernes tengo mi clase de entrenamiento vocal, algunos de los personajes los preparo en el gimnasio, para Hamlet hago natación y yoga. Trato de encontrar lo que me haga bien para que me dé seguridad para cada personaje. Actuar me genera en principio una gran inseguridad y hago todo lo que me pueda dar tranquilidad en el escenario.


Noticias: ¿Cómo fue que se metió a ponerles el cuerpo a diferentes causas? Como el activismo ecológico, por ejemplo.
Furriel: Durante muchos años tuve la sensación de que no nos correspondía a los famosos tener que estar comunicando causas. Con la edad me di cuenta de que en el mundo en que vivimos, a veces es necesario visibilizar cosas que no se visibilizan. A raíz de la película “El patrón” empecé a trabajar con la Organización Internacional del Trabajo para visibilizar el trabajo informal. Con el tiempo me convocó Greenpeace. Mi hija en su momento me estimuló mucho, me di cuenta de que hay una generación como la de mi hija en la que el feminismo y la ecología, vienen en su ADN. Los activistas me llenaron de admiración, yo no soy tan valiente, me quedé muy impactado.


Noticias: ¿Cómo le cambió la vida después del ACV?
Furriel: Mi sensación es que hasta el momento del ACV, sentía que tenía que armarme un mapa de cosas, ahora ando sin mapa. Me di cuenta de que la vida es mucho menos concreta y que lo impredecible existe permanentemente. Por otro lado, cuando ocurre algo así, se está en un grado de vulnerabilidad. La sociedad a los hombres nos ha colocado en un lugar de mucho hermetismo desde lo emocional. Cuando atravesé el accidente, descubrí que me daba mucha vergüenza mostrarme vulnerable, ahí tuve que desarmar algo que había construido en un entorno en el que ser hombre tenía que ver con tener determinados comportamientos que no tenían que ver con la vulnerabilidad, sensibilidad. Me ayudó a desarmar un poco más esa armadura impuesta.


Noticias: La vulnerabilidad para el actor es un instrumento...
Furriel: Pero es un permiso, creo que por eso soy actor, la primera vez que fui a un taller de teatro me di cuenta de que actuando podía lograr cosas mucho más sensibles que en la vida, me conectaba mejor actuando que en la vida, como si en la actuación encontrara un permiso que en la vida no tenía.

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariana Haramburu

Mariana Haramburu

Periodista.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario