Viernes 9 de diciembre, 2022

PERSONAJES | 22-10-2022 00:06

Paula Méndez Carreras: “La cocina tiene muy lindos valores”

Infancia en Corrientes, corazón en la cocina. La chef tiene restaurante propio y vida simple en San Antonio de Areco.

"Hablo de cocina todo el tiempo”, aclara Paula Méndez Carreras con una sonrisa y un decir suave y pausado. Y se emociona cuando recuerda los momentos felices de su infancia relacionados con la cocina. Los veranos en la casa de su abuela en Corrientes y los aromas y sabores que allí se creaban. “Vengo de una familia correntina-libanesa donde se cocinaba todo el tiempo. Recuerdo a mi tía Marita, a mi abuela y a mi bisabuela en la cocina. Se hacía pato a la naranja, mi abuelito hacía una carne salada con paprika y pimentón que colgaba en el lavadero, mi tía hacía los quesos, mi abuela los chutney de frutas, chipá. Mi bisabuela hacía los fideítos con su palo de amasar, que todavía conservo, sentada en su silla de ruedas. Había bananos, paltas, mangos, café. Todo estaba lleno de aromas. Fui muy mimada, la primera nieta y bisnieta de la familia. Era como una princesa correntina. A los siete años le pregunté a mí tía: “¿Cuándo voy a ser cocinera como vos?”. Esa era mi infancia en Corrientes. Pura felicidad”, recuerda.
La felicidad gastronómica se prolongó en el tiempo. Paula estudió en la prestigiosa escuela “Le Cordon Bleu” de París, donde obtuvo sus diplomas en Cocina y Pastelería, y luego continuó en Londres, donde obtuvo el Grand Diplóme “Le Cordon Bleu”. Trabajó y vivió en París, Londres, Nueva York, Líbano, Singapur y Australia. Fue chef ejecutiva en varios restaurantes franceses de Buenos Aires y consultora de La Bamba de Areco. Tuvo sus programas en el canal El Gourmet y hace doce años se mudó con su familia a San Antonio de Areco. En abril de este año estrenó “Corazonada”, su primer restaurante, que abre de miércoles a sábado al mediodía y para eventos especiales. Además, da clases de cocina.

Está casada con el empresario Santiago Imbellone y es mamá de Indie (17), Isabella (14) e Irupé (12). 

Noticias: ¿Cuándo decidió ser cocinera profesional?
Paula Méndez Carreras: Fui al Liceo Francés, muy estructurado y exigente, y no soportaba esa filosofía de vida. Entonces, me encerraba en la biblioteca del liceo para ver las revistas francesas que llegaban y me guardaba las recetas de cocina. Después del secundario empecé Historia del Arte y Decoración, pero no terminé. Un día me consiguieron un contacto en el Hotel Plaza y ahí empecé en la cocina picando perejil y pelando papas, en el año ’92. No me pagaban, trabajaba varias horas por día, pero yo quería aprender a cocinar. Ese era mi camino y no tenía dudas. Mi mamá tenía un novio en ese momento que era conde y él me dijo que me iba mandar a la mejor escuela del mundo. Así llegué a Le Cordon Bleu de París. 

Noticias: ¿Cómo fue esa experiencia?
Méndez Carreras: Ya había viajado a Francia a los 16 años. Francia es mi cuna, desde los cuatro años escucho hablar francés, y cada vez que voy me siento como en mi casa. Antes de llegar a París, había trabajado dos años en diferentes cocinas y había visto a cocineros como Mallman, Beatriz Chomnalez, Dolly y eso me sirvió mucho. Con esa base llegué a Le Cordon Bleu, una escuela impresionante y aggiornada, donde aprendí las distintas técnicas y los valores de ser cocinero. Cocinar allá fue todo para mí. Además, hice stage en Le Bristol Hotel y en la pastelería de Gérard Mulot.

Noticias: ¿Qué es ser cocinero para usted?
Méndez Carreras: Es dar de comer, dar alimento, dar salud. La cocina tiene muy lindos valores.

Noticias: También se perfeccionó en Londres
Méndez Carreras: Sí, en el 2000 pedí una beca porque quería tener mi diploma de cocinera y fui Le Cordon Bleu de Londres. 

Noticias: Este año abrió “Corazonada”, su primer restaurante. 
Méndez Carreras: “Corazonada” es la síntesis de mi cocina, de mi profesión, es poner en valor todo lo que aprendí durante treinta años. Es compartir con mis hijas, mi marido, es un proyecto familiar. No es un business plan, es un proyecto muy pensado que se amolda a mi vida de mamá de tres chiquitas adolescentes. Me siento realizada teniendo este lugar. Tengo claro que cada día es volver a empezar. 

Noticias: ¿Qué tipo de cocina es?
Méndez Carreras: De estación, carne, pescado y vegetales de mi huerta orgánica. Es una cocina simple y exquisita porque soy muy detallista, muy exigente. Quiero que la gente sienta las capas de los distintos sabores. 

Noticias: ¿Qué platos de la carta recomendaría?
Méndez Carreras: Tengo limones confitados, almendras en salmuera, cositas que uso en mis recetas. Por ejemplo, hago alcauciles con estos limones y aceitunas negras. Después, una sopa fría de habas y arvejas con flores de sauco. Me gusta mucho usar las flores comestibles. Entre los platos principales, hago una pasta rellena de borraja y hierbas silvestres con un coulis de tomates y flores de salvia. Y de postre, el feuillante  de frutillas, con crema mousseline de lavanda y frutillas maceradas. 

Noticias: ¿Qué la inspira fuera de la gastronomía?
Méndez Carreras: El arte, mis amigas, nadar, hacer gimnasia al aire libre, caminar, ir al campo de mi abuela. Me inspira mucho ir a Corrientes. Cuando entro a la casa de mi abuela escucho su voz, aunque ella ya no está. 

Noticias: Hace doce años cambió la vida de ciudad por San Antonio de Areco.
Méndez Carreras: Sí, habíamos vuelto a Buenos Aires con mi familia después de estar cinco meses en Australia, pero ya no queríamos seguir viviendo en la ciudad. Y un día surgió la posibilidad de venirnos a vivir a San Antonio de Areco y no lo dudamos. Íbamos a venir a hacer un proyecto de flores comestibles, una huerta, y no pudimos lograrlo, pero igual nos quedamos. Alquilamos una casa que estaba hecha bolsa y mi tía Marita me la pintó y me la arregló. En el fondo había un garaje medio horrible y lo pusimos divino y ahí hice mi cocina. Y esa cocinita con una mesa para ocho personas fue “Corazonada” desde 2010 hasta 2014. Además, daba clases de cocina. Después nos mudamos de casa y, además, compramos esta otra casona increíble con la idea de poner “Corazonada”. De hecho, cuando podamos una higuera divina que hay en el fondo del jardín encontramos un corazón en el centro de la rama. Fue una corazonada venir a San Antonio de Areco. Agradezco a Dios que conocimos este lugar que nos recibió tan bien, que tenemos vecinos tan lindos y tan buena gente. Es muy agradable, una vida simple que te conecta con lo más profundo

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios