Domingo 18 de abril, 2021

POLíTICA | 26-07-2018 02:10

Cómo viajó el jefe de los espías a la Copa del Mundo

El mecanismo del titular de la AFI para estar presente en el partido de Argentina contra Islandia. “Vaquita” entre amigos y el factor Angelici.

La primera foto que trascendió de un funcionario público en el mundial de Rusia 2018 fue la de Gustavo Arribas, el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Como si fuera una ironía, al jefe de los espías lo descubrieron entre la multitud junto a su hijo, su vocero/amigo, Hernán Nisenbaum y el cuñado presidencial Daniel Awada. A ese grupo también se sumaba, se supo después, el director de la aduana Diego Dávila. Pero no fueron los únicos. También estaban Juan José Gallea, director financiero de la AFI y el actor Martín Seefeld.

Con el mundial finalizado, desde la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) se filtró un documento interno que contenía el detalle de las entradas que se le habían solicitado al presidente de Boca Daniel Angelici. Esa lista permitía reconstruir cómo había llegado Arribas a presenciar el primer partido de la selección Argentina contra Islandia. Según esa lista, Arribas “pidió” entradas para los partidos contra Islandia, Croacia y Nigeria. La misma cantidad que su hijo, Ezequiel, quien hoy está a cargo de la compraventa de jugadores de fútbol. Según pudo reconstruir NOTICIAS, quien se encargó de comprar las entradas fue Hernán Nisenbaum, el ex empresario de relaciones públicas que hoy administra la comunicación de la AFI. NOTICIAS se comunicó con Nisenbaum para consultarlo por este tema.

Noticias: ¿Por qué aparece el nombre de Arribas en la lista de Angelici?

Hernán Nisenbaum: No lo sé. Eso habría que preguntárselo a la AFA. Las entradas las compré yo porque conozco hace muchos años a Emilio Vázquez, el que administró la venta de entradas.

Noticias: En una planilla interna de AFA aparece comprando 19 entradas para el primer partido, 24 para el segundo y 27 para el tercero de la fase de grupos...

Nisenbaum: Eso es porque así como compré para mí, para Arribas y su hijo, también compré para amigos como Daniel Awada, Martín Seefeld y otros más.

Noticias: ¿Las pagó todas usted?

Nisenbaum: No, de ninguna manera. Cada uno pagó sus entradas. Yo solo hice la “vaquita”, porque me llamaron amigos cuando se enteraron que estaba comprando y no me costaba comprarle a uno más.

Noticias: Arribas se quedó a ver los tres partidos para los que compró entradas?

Nisenbaum: No. Sólo vio el primero. Por cuestiones de trabajo vinculadas con la AFI se tuvo que volver antes.

Noticias: ¿Qué cuestiones?

Nisenbaum: No estoy autorizado a hacer comentarios sobre eso.

Todas las entradas compradas por Nisenbaum contabilizaban 104 en total, por las que se pagaron 36.000 dólares, pero a partir de octavos de final, esas entradas eran “condicionales” y sólo se validaban si Argentina pasaba de ronda. Así fue con las entradas para octavos de final, partido que Argentina jugó contra Francia y luego quedó afuera. En estas semanas, la AFA estará devolviendo el dinero de todos los que compraron entradas para fases a las que Argentina no clasificó. El encargado de devolver el dinero es Emilio Vázquez, histórico responsable de la venta de entradas en AFA que viene desde la gestión de Julio Grondona y que el Chiqui Tapia mantuvo en su cargo.

Nisenbaum no fue el único que tenía un “contacto” dentro de la AFA para poder conseguir entradas. En otra planilla filtrada producto de la interna de la AFA también aparecen más nombres de personas que fueron a comprar entradas de parte de Angelici y otros dirigentes de AFA como el propio presidente, Claudio “Chiqui” Tapia; Víctor Blanco, presidente de Racing; Pablo Toviggino, mano derecha de Tapia; el ex campeón del mundo Jorge Burruchaga; el presidente del tribunal de Disciplina Fernando Mitjans o el vicepresidente del Tribunal de apelaciones y juez de la provincia de Buenos Aires, Luis “Pipi” Mancini. En esta lista también hay quienes llegaron de parte de Presidencia de la Nación. Según pudo confirmar NOTICIAS, quien gestionaba esas entradas era Fernando Marín, ex director del Fútbol Para Todos y hoy coordinador del programa Mundial 2030. Los que fueron de parte de Marín a la AFA para comprar entradas fueron: el empresario sojero Manuel Santos Uribelarrea; el suegro de Fernando De Andreis, Martín Asconape; un hijo de Luis Caputo, llamado Cristóbal; Tulia Snopek, novia del gobernador jujeño Gerardo Morales; Alexia Marín, nieta de Fernando Marín; Carlos Taboada, empresarios y compañero de Paddle de Mauricio Macri y el dirigente radical porteño Enrique “Coti” Nosiglia. Este último no fue al mundial, pero movió sus influencias para conseguir entradas para sus hijos y sus amigos.

Un dato llamativo de las planillas es el que se planteó en el programa de Alejandro Fantino (ver recuadro). Según este documento interno, la AFA vendió entradas a gerencias de la asociación como la de Sistemas, la de Cobranzas, la jefatura de Imprenta o el sector de liquidación de sueldos. Entre todos los departamentos de la AFA suman más de 3.000 entradas vendidas, sólo hasta octavos de final. Algo similar sucedió con las ligas del interior, a las cuales aparecen asignadas más de 4.500 entradas, también hasta octavos de final. Desde la AFA explicaron a NOTICIAS que esos nombres de ligas “son ficticios”. “Sólo responde al uso interno de la planilla de AFA, porque si no ponés algún nombre no te deja avanzar para cargar los datos”, afirman.

El mayor comprador de entradas, según la planilla interna de AFA, fue un tal Roby, quien compró 50 entradas para todos los partidos (400 en total). En la AFA lo conocen hace años. Sería Roberto Petti, dueño de la agencia de viajes Rotamund, que estaba vinculada a Julio Grondona y fue una de las que vendió paquetes VIP para el mundial pasado. Aunque “Don Julio” haya fallecido, su impronta sigue vigente en el fútbol local.

También te puede interesar

por Rodis Recalt

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios