POLíTICA | 04-07-2019 16:03

Quién es Federico Frigerio, el menor de la saga que quiere ser diputado

El primo del ministro y nieto del desarrollista se postula. Cuando todos vivían juntos. "No me corran por izquierda: laburo y doy laburo", suele decir.

Hace algo menos que treinta años todos vivían en un mismo edificio. Era en Belgrano, y lo habían construido los propios Frigerio. En un piso estaba el joven Rogelio, recién entrado en la adolescencia, junto a su familia, y en otro el infante Federico y los suyos. Los primos correteaban juntos por los pasillos.

Esa familiaridad permaneció intacta a través de los tiempos. Se notó en un asado a principios de 2017. El ministro del Interior estaba preocupado por el armado de las listas en la lejana Tierra del Fuego, y aprovechó el momento de distensión para consultarle a un hombre de su confianza que conoce la provincia. “¿Qué podemos hacer allá, Federico?”, le preguntó a su pariente, 17 años menor. Estaba empezando a tejerse la actual candidatura a diputado del menor de los Frigerio.

(Te puede interesar: Ignacio, el hermano troll de Marcos Peña)

Identikit. Federico es hijo de Mario, actual subsecretario de Investigación y Producción del Ministerio de Defensa, e ingeniero que tuvo cargos en los gobiernos K y en el de De la Rúa. El funcionario de la cartera de Oscar Aguad es, como Octavio –el padre del ministro de Interior de Macri–, hijo de Rogelio, el histórico fundador del desarrollismo y miembro clave del gobierno de Arturo Frondizi. No es casualidad que los primos hagan política: desde niños se respiraba ese aire en el hogar, y Federico llegó a ser presidente de la juventud del Movimiento de Integración y Desarrollo.

El menor de los Frigerio, sin embargo, arrancó por la suya y en otro campo. Luego de un paso frustrado por la carrera de Derecho en la UCA, Federico se volcó a la actividad privada. Después de dejar la facultad arrancó un proyecto de reciclaje de residuos industriales junto a unos amigos, y en 2011 dio el gran paso creando una empresa en la ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego. Ahora esa empresa emplea a 40 personas, y Frigerio se convirtió en delegado de la Unión Industrial Fueguina y miembro de la Unión Industrial Argentina. “No me corran por izquierda: laburo y doy laburo”, suele decir.

(Te puede interesar: Los Pichetto, una familia poco conocida)

Para 2017 se convirtió en el armador del PRO en la provincia, lugar que repitió en estas elecciones. Este año salió mal: Juan Rodríguez, el candidato de Cambiemos, sacó cuatro puntos. El concejal macrista Tomás Bertotto –que competiría en unas internas contra el joven empresario– le echó la culpa: “Este fracaso es su responsabilidad”.

Más allá del debate, los K son fuertes en la Provincia y el camporista Matías Rodríguez lidera las encuestas de las elecciones para diputados. Sin embargo, quizás haya un Frigerio en el Congreso para fin de año.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario