POLíTICA | 04-07-2019 16:03

Quién es Federico Frigerio, el menor de la saga que quiere ser diputado

El primo del ministro y nieto del desarrollista se postula. Cuando todos vivían juntos. "No me corran por izquierda: laburo y doy laburo", suele decir.

Hace algo menos que treinta años todos vivían en un mismo edificio. Era en Belgrano, y lo habían construido los propios Frigerio. En un piso estaba el joven Rogelio, recién entrado en la adolescencia, junto a su familia, y en otro el infante Federico y los suyos. Los primos correteaban juntos por los pasillos.

Esa familiaridad permaneció intacta a través de los tiempos. Se notó en un asado a principios de 2017. El ministro del Interior estaba preocupado por el armado de las listas en la lejana Tierra del Fuego, y aprovechó el momento de distensión para consultarle a un hombre de su confianza que conoce la provincia. “¿Qué podemos hacer allá, Federico?”, le preguntó a su pariente, 17 años menor. Estaba empezando a tejerse la actual candidatura a diputado del menor de los Frigerio.

(Te puede interesar: Ignacio, el hermano troll de Marcos Peña)

Identikit. Federico es hijo de Mario, actual subsecretario de Investigación y Producción del Ministerio de Defensa, e ingeniero que tuvo cargos en los gobiernos K y en el de De la Rúa. El funcionario de la cartera de Oscar Aguad es, como Octavio –el padre del ministro de Interior de Macri–, hijo de Rogelio, el histórico fundador del desarrollismo y miembro clave del gobierno de Arturo Frondizi. No es casualidad que los primos hagan política: desde niños se respiraba ese aire en el hogar, y Federico llegó a ser presidente de la juventud del Movimiento de Integración y Desarrollo.

El menor de los Frigerio, sin embargo, arrancó por la suya y en otro campo. Luego de un paso frustrado por la carrera de Derecho en la UCA, Federico se volcó a la actividad privada. Después de dejar la facultad arrancó un proyecto de reciclaje de residuos industriales junto a unos amigos, y en 2011 dio el gran paso creando una empresa en la ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego. Ahora esa empresa emplea a 40 personas, y Frigerio se convirtió en delegado de la Unión Industrial Fueguina y miembro de la Unión Industrial Argentina. “No me corran por izquierda: laburo y doy laburo”, suele decir.

(Te puede interesar: Los Pichetto, una familia poco conocida)

Para 2017 se convirtió en el armador del PRO en la provincia, lugar que repitió en estas elecciones. Este año salió mal: Juan Rodríguez, el candidato de Cambiemos, sacó cuatro puntos. El concejal macrista Tomás Bertotto –que competiría en unas internas contra el joven empresario– le echó la culpa: “Este fracaso es su responsabilidad”.

Más allá del debate, los K son fuertes en la Provincia y el camporista Matías Rodríguez lidera las encuestas de las elecciones para diputados. Sin embargo, quizás haya un Frigerio en el Congreso para fin de año.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario