Saturday 15 de June, 2024

POLíTICA | 17-06-2023 09:09

Claudio Poggi: el que divide a los Rodríguez Saa

El ganador en San Luis es un ex aliado de los hermanos puntanos peleados entre sí. Por qué "el Adolfo" lo apoyó en su campaña contra "el Alberto".

Claudio Poggi nació en Córdoba, pero a mediados de la década del ‘80 se radicó en San Luis, donde, entre el 2011 y el 2015, ya fue gobernador de la provincia. Dio ese salto siendo el jefe de gabinete de Alberto Rodríguez Saá, quien, como llevaba dos periodos en el poder y no podía ser reelegido, eligió a Poggi como su delfín. Es decir que sus orígenes políticos fueron al calor de los hermanos puntanos que mandan en San Luis desde hace 40 años.

Las vicisitudes de la vida hicieron que Poggi terminara hoy en la oposición y ganando la provincia en alianza con el PRO y la UCR. El golpe de realidad fue tan fuerte que el gobernador Alberto Rodríguez Saá, al cierre de esta edición, todavía no había reconocido la victoria de su ex aliado. Algo similar a Donald Trump o Jair Bolsonaro tras perder las elecciones. 

Desde el momento que se planteó su candidatura, Poggi tenía altas chances de ser elegido porque partía de una base alta, que había conseguido en el 2019, cuando se había presentado como candidato a gobernador contra Alberto Rodríguez Saá. En aquella oportunidad sacó 34% de los votos aliado con la UCR y el PRO. "El Alberto" había sacado 42%. ¿Y el resto? "El Adolfo", su hermano, había salido tercero con 22%. El pasado domingo, Poggi ganó con cerca del 53%. ¿De dónde sacó lo que le faltaba? Un aliado clave para el triunfo fue justamente "el Adolfo" Rodríguez Saá, peleado con su hermano menor desde hace muchos años, y que lo enfrentó por primera vez en aquella elección del 2019. Esta fue la segunda.

En esta elección, "el Adolfo" trabajó de manera activa para Poggi, a tal punto que a cada dirigente de su espacio le decía con su característica tonada puntana: “Cada voto que consigamos vale por dos, porque es uno para nosotros y uno menos para el Alberto”. Al final, logró transferir casi la totalidad de sus votos al ganador y fueron más que suficientes para garantizar la victoria. 

Pasado. Poggi se recibió de contador en la Universidad Nacional de Río Cuarto, donde conoció a su esposa, la puntana Sandra Correa. Luego de recibidos, ambos se mudaron a San Luis, donde el novel contador comenzó una carrera política cerca de los Rodríguez Saa. Debutó con Adolfo, primero como representante de San Luis en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), en los primeros años de la década del ‘90, luego entre 1995 y 1999 fue subsecretario de Hacienda, y de 1999 al 2001 estuvo al frente del Ministerio de Hacienda y Obras Públicas de la provincia. Durante la semana que Adolfo Rodríguez Saá fue presidente de la Nación, en forma interina, en diciembre del 2001, lo sumó a su equipo de trabajo como subsecretario de Coordinación Interministerial de la Jefatura de Gabinete. Al volver a la provincia se hizo cargo del ministerio de Economía.

En la etapa de Alberto Rodríguez Saa gobernador fue diputado nacional entre el el 2003 y el 2009, pero con algunas licencias para hacerse cargo del Ministerio de Obras Públicas primero y de Turismo después. Ya siendo un engranaje clave en el armado político del albertismo puntano, en el 2009 fue candidato en las legislativas provinciales para luego hacerse cargo de la presidencia de la Cámara. Duró apenas siete meses en el cargo, porque a mediados del 2010 “el Alberto” lo llamó para que asumiera como su jefe de Gabinete, cargo que ocupó hasta que en el 2011 fue elegido gobernador, apadrinado por el menor de los hemanos Saá. Duró un solo periodo, porque "el Alberto" quiso regresar al poder y Poggi se tuvo que conformar con una candidatura a diputado nacional. Para ese entonces ya lo había picado el bichito del poder y comenzó a trabajar para su propio proyecto. En el 2016 armó un partido provincial propio llamado Avanzar, con el que comenzó a competir como opositor a los Rodríguez Saá. En el 2017 enfrentó a Adolfo para el cargo de senador y perdió, pero al quedar segundo entró por la minoría y consiguió desembarcar en el Congreso Nacional, sin saber que su competidor de entonces sería hoy un aliado clave en su llegada a la gobernación.

En público intenta no mostrarse cercano a Adolfo, porque, al estar aliado con los radicales y el PRO, la presencia de un Rodríguez Saá en su campaña hacía ruido, pero en San Luis toda la clase política sabe que sin la ayuda del mayor de los hermanos no hubiera sido posible ganar.

Los Rodríguez Saá fueron amos y señores de la provincia desde 1983 a la actualidad y podrían haber seguido manteniendo el poder durante un tiempo más si no se hubieran enemistado. Un final que se divisaba en el horizonte, para cualquiera que haya leído el poema “La vuelta del Martín Fierro”, de José Hernández: “Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera; tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos se pelean los devoran los de ‘ajuera’”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios