jueves, noviembre 14, 2019

POLíTICA | 04-11-2019 06:30

Cómo empezó la moda de los muñecos anti populistas

Inflables similares de Cristina Kirchner, Evo Morales y Lula Da Silva presos aparecieron en distintas manifestaciones en Argentina, Bolivia y Brasil.

Un inflable gigante empezó a emerger a escasos metros de la Universidad de Buenos Aires. Una Cristina Kirchner con traje a rayas y un maletín repleto de dólares apareció justo en el momento en el que los invitados ingresaban al segundo debate presidencial, el domingo 20 de octubre.

El inflable que había llevado la organización Defensores de la Libertad llamaba la atención de todos. Y ofendía a muchos: por eso la policía pidió que apagaran los motores que le daban vida a la ex presidenta presa gigante. Lo hicieron, total su objetivo ya estaba cumplido. Su movida tuvo tanta repercusión como el debate mismo.

Cristina inflable debate

Sin embargo, la acción no era tan novedosa como parecía. Ya se había visto en Brasil, en sucesivas marchas, donde aparecían cientos de Lula Da Silva inflables con traje a rayas. Y luego, también aparecerían en Bolivia, con mini Evo Morales presos.

Según los organizadores, la moda de los muñecos anti populistas no tiene una organización en común, pero sí mucho de inspiración. O de copia. “Sí, es cierto, nos inspiramos en el diseño brasileño de Lula”, confiesan a NOTICIAS miembros de los Defensores de la Libertad. En ese país, el merchandising llegó a manos del ahora presidente Jair Bolsonaro durante la campaña, en 2018.

Lula preso inflable

Tras ver el éxito de la movida carioca, los argentinos llamaron a loneras locales, pidieron precios y les rogaron que lograran un muñeco similar, pero con Cristina de protagonista. Lo lograron. “Lo pagamos nosotros, no tenemos nada que ver con el Gobierno”, aseguran desde esa organización que en Facebook tiene más de 1,3 millones de seguidores. 

“No tenemos relación con el Gobierno, solo preferíamos en el contexto de estas elecciones que reeligiera Macri”, dicen los Defensores de la Libertad. “Pero nuestro grupo nació con la intención de hacer acciones para defender la libertad y la república”, agregan.

Ese día, el rato que el muñeco gigante de Cristina estuvo inflado, habían dicho a TN los organizadores: “Estamos haciendo esta iniciativa en base a todos los actos de corrupción con los que se ve manchada la anterior gestión. En pos de las próximas elecciones intentando demostrar qué tipo de gestión la gente quiere votar”. No lograron su objetivo, porque la fórmula Fernández - Fernández resultó triunfadora, aunque con una victoria más ajustada que la obtenida en las PASO. Los muñecos, en miniatura, ya habían aparecido en las Marchas del Millón.

También aparecieron en la campaña boliviana. “Seguro que allí, ellos se inspiraron en nosotros y en Brasil”, dicen los organizadores del merchandising en Argentina. Los Evo Morales presos en miniatura tampoco pudieron evitar el resultado. El presidente reeligió por cuarta vez consecutiva.

Evo preso inflable

Eso sí, impusieron una moda: los muñecos anti populistas que aparecieron en Brasil cruzaron la frontera y se instalaron en Argentina y en Bolivia.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario