Saturday 20 de July, 2024

POLíTICA | 10-12-2023 08:43

¿Cómo funciona la transición de las redes sociales del Estado?

Para evitar situaciones como las ocurridas en 2015, la Jefatura de Gabinete publicó en 2019 una resolución sobre la transición que abarca todos los activos digitales.

Desde el 19 de noviembre, día del balotaje en el que Javier Milei se convirtió en el Presidente electo de los argentinos, la palabra más mencionada por los medios de comunicación es “transición”. Pero nadie habló del traspaso de los activos digitales del Estado Nacional. En esta nota te contamos el historial de la transición de las redes sociales y qué resolución hace mención a esto.

¿Cómo será la transición? ¿Quiénes son los Ministros que van a jurar y conformar el Gabinete Nacional? ¿Cómo será la asunción de Javier Milei? Estas fueron algunas de las tantas preguntas que se fueron respondiendo en los últimos 15 días pero nadie explicó algo fundamental para los tiempos que vivimos: ¿Cómo es la transición de las redes sociales del Estado? Esto toma mayor importancia si tenemos en cuenta que esas plataformas fueron una pieza clave para que Javier Milei se convirtiera en Presidente.

 En 2015, la transición presidencial en nuestro país fue acompañada por un hecho sin precedentes en las redes sociales políticas. A solo dos días de la asunción de Mauricio Macri como nuevo presidente, el kirchnerismo “tomó” el perfil oficial de la Casa Rosada en Twitter (ahora “X”), marcando un cambio radical. La cuenta, @CasaRosadaAR, que tenía la insignia de "cuenta verificada", modificó su nombre a "Casa Rosada 2003-2015". Este inusual movimiento señaló que la gestión anterior se había apoderado de la cuenta oficial del gobierno en Twitter, y representaba el activo digital más importante del Estado hasta ese momento.

Antes del traspaso de mando, en 2015, la descripción de la cuenta se modificó para reflejar la gestión de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner, marcando un claro posicionamiento político. La cuenta, utilizada para la militancia kirchnerista, perdió la insignia de verificación y ya no está activa. Este episodio planteó interrogantes sobre la gestión de las cuentas gubernamentales en redes sociales y llevó a la reflexión sobre la necesidad de proteger los activos digitales del gobierno.

Con la llegada de Mauricio Macri y la ausencia de cuentas oficiales, se crearon nuevas redes sociales para la Casa Rosada, incluyendo Facebook, Twitter, Instagram y YouTube. Estas plataformas rápidamente obtuvieron la verificación. Actualmente, la página de Casa Rosada en Facebook cuenta con más de 2 millones de seguidores, en Instagram casi 507.000, y en Twitter supera los 940.000 seguidores. El canal de YouTube tiene cerca de 315.000 suscriptores.

Durante la gestión cambiemita, y con el objetivo de distinguir al "Presidente de la Argentina" de la "persona" Mauricio Macri, se creó en Facebook la página oficial "Presidente Mauricio Macri" con el nombre de usuario @PresidenteAR, donde exclusivamente se abordaron temas gubernamentales. Esta página se publicó en mayo de 2017.

Esta práctica de tener una "cuenta gubernamental" y una "cuenta personal" se asemeja al modelo estadounidense, donde el Presidente en funciones tiene una cuenta oficial: @POTUS. Al concluir el mandato, la cuenta se archiva con el número de presidente correspondiente en la historia del país. Por ejemplo, tras la presidencia de Barack Obama, toda su comunicación digital se archivó bajo el nombre de usuario @POTUS44.

En 2021, los contenidos de la presidencia de Donald Trump quedarán registrados bajo @POTUS45 (President Donald J. Trump Archived). La presidencia de Macri se archivó en Facebook bajo el nombre “Presidente Mauricio Macri 2015-2019”, con 165.000 seguidores. Una particularidad: la página @PresidenteAR no fue utilizada por la gestión de Alberto Fernández.

De hecho, cuenta con una sola publicación realizada el 9 de diciembre de 2019. Evidentemente, la decisión entre el 2019 y 2023 fue no continuar el modelo impuesto por la gestión Macri y toda la comunicación oficial del Presidente en ese entonces fue canalizada desde las redes personales del propio Alberto Fernández.

Para evitar situaciones como las ocurridas en 2015, la Jefatura de Gabinete publicó en 2019 una resolución sobre la transición que abarca todos los activos digitales, incluyendo sistemas, usuarios, bases de datos, aplicaciones, sitios web, dominios, cuentas de redes sociales y perfiles gubernamentales. Esto impide que un Gobierno saliente "se lleve" o elimine las cuentas oficiales de redes sociales al concluir su mandato, incorporando también las redes sociales de provincias o ministerios. Así, ninguna cuenta oficial de gobierno pertenece a un funcionario, evitando que quienes ya no sean autoridades retengan esas cuentas.

Además, se realizan copias de los contenidos digitales publicados durante la gestión gubernamental. Es decir, se hacen cuentas espejo. Por ejemplo, el 9 de diciembre de 2019 se archivó la gestión de Mauricio Macri bajo el perfil de Instagram Casa Rosada 2015-2019, lo mismo sucedió en Facebook. La administración de Alberto Fernández recibió las cuentas de Casa Rosada nuevas del universo Meta (con la misma cantidad de seguidores que las espejo) y ya verificadas. En cambio, en el caso de Twitter y YouTube no se realizan cuentas espejo sino que se les entrega los accesos a la nueva gestión con los contenidos y seguidores generados hasta ahora.

¿Cómo administrará las redes sociales el equipo de Javier Milei? ¿Seguirá el líder de La Libertad Avanza manejando sus cuentas personales sin filtros de terceros? ¿Habrá una injerencia más profesional? Todas preguntas que empezarán a responderse a partir del 10 de diciembre cuando comience una nueva etapa para nuestra democracia y también para el mundo político digital.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Daniel Vico

Daniel Vico

Consultor político.

Comentarios