Lunes 20 de septiembre, 2021

POLíTICA | 12-05-2021 08:53

Corte vs. Gobierno: todos los rounds de una pelea sin fin

El origen de la guerra entre el máximo tribunal de justicia y el presidente Alberto Fernández. El fallo sobre las clases volvió a desairar al Poder Ejecutivo.

El fallo de la Corte Suprema venía preanunciado. Días antes de que se publicara, ya se sabía que el máximo tribunal le había dado la razón a Horacio Rodríguez Larreta sobre la presencialidad de las clases y la autonomía de Capital Federal, y propinaba un enésimo revés al gobierno de Alberto Fernández.

De todas maneras, el aviso previo no evitó que la temperatura llegara a punto de ebullición en el Frente de Todos, cuando la sentencia finalmente vio la luz. Desde el Presidente y la vice (que desde hacía mucho tiempo no opinaba sobre un hecho de actualidad), todos los dirigentes oficialistas denostaron a los jueces que votaron en su contra.

En el cuarto piso del Palacio de Justicia aseguran que las reacciones no sorprendieron. Siguieron de a una todas las declaraciones mediáticas de los políticos y se divirtieron viendo cómo la Corte se convertía en tendencia mundial en las redes sociales. No con un hashtag, sino con muchos: #YoNoVoteAlPoderJudicial fue el primero, pero hubo más.

Los contragolpes ya no asustan a los jueces del máximo tribunal: “Es que los hilos de Twitter no entran en el expediente”, explicaba con ironía una fuente de la Justicia. Y completaba: “La receta es contratar mejores abogados, no mejores tuiteros”.

La pelea. No es la primera vez que la Corte se sube al ring para enfrentarse al Gobierno. De hecho, hay una larga lista de antecedentes que se iniciaron en abril del 2020, cuando Alberto Fernández llevaba cuatro meses en la presidencia y la pandemia acababa de comenzar. En esa fecha, Cristina Kirchner elevó un pedido al máximo tribunal para que avale las sesiones virtuales y la Justicia se lo rechazó.

En Tribunales creen que eso fue la génesis del enfrentamiento. Y lo que provocó que, al mes, Alberto Fernández anunciara en un programa de televisión la Reforma Judicial. La guerra estaba declarada.

De allí en más hubo varios round entre ambos, algunos más y otros menos conocidos. Los presos K, que de a poco fueron siendo liberados por tribunales menores, hicieron decenas de planteos: cada uno de ellos fue rechazado. “La cúpula de Planificación pasó completa por acá. Todos salieron con rechazo por acordada”, explican sobre la cartera que manejaba Julio De Vido y que conformaban Baratta, José López y Rafael Llorens, entre otros. El ex ministro y mano derecha de Néstor Kirchner ostenta un récord: “Es el que tiene más rechazos por presentar mal los recursos”. La cuestión procesal no es lo suyo. Ni lo de sus abogados, al parecer.

Después llegaron las confirmaciones de algunas condenas: Amado Boudou por Ciccone, la Tragedia de Once y, ya este año, Milagros Sala.

Esos fueron los antecedentes que forjaron la rivalidad entre el Frente de Todos y la Justicia. Lo que terminó por explotar este martes 4, cuando el fallo le dio la razón a Ciudad. “A partir de la reforma constitucional de 1994 Capital es autónoma. Cristina formó parte de esa convención, raro que no lo sepa”, continúan respondiendo con ironía en el cuarto piso del Palacio.

El voto de Carlos Rosenkrantz fue el más desmenuzado en redes. La oposición rescató algunas frases, como que “la emergencia no es una franquicia para ignorar el derecho vigente”, y no se les pasó por alto que parafraseó a Juan Bautista Alberdi, cuando escribió que “la Constitución es nuestra carta de navegación y debemos aferrarnos a ella”. Pero en redes, uno de los mensajes que más se compartió fue un tuit del 2013 que fustigaba a Cristina. Era de su actual compañero de fórmula y decía: “Si CFK no entiende por qué la Corte es un ‘contrapoder’ deberíamos averiguar quién la aprobó en Derecho Constitucional. ¡Basta de sofismas!”.

Reacciones. El Presidente, hoy en modo K, fue el primero que arrojó la piedra. Y lo hizo con tanta contundencia que los demás no pudieron aflojar ni un centímetro sus críticas. “Me apena ver la decrepitud del derecho”, disparó. Y luego agregó: “Voy a cuidar la salud por más que escriban muchas hojas de sentencias”.

La vicepresidenta volvió a hacer uno de sus tradicionales hilos de Twitter argumentando que “los golpes contra las instituciones democráticas elegidas por el voto popular ya no son como antaño”. La fórmula presidencial fue respaldada por el ministro de Justicia, Martín Soria y decenas de dirigentes oficialistas.

“Hubiesen hecho una mejor defensa. Lo del doctor Zannini (procurador del Tesoro) fue muy endeble”, analizaba una fuente judicial mientras recibía partes de las declaraciones del Frente de Todos. En la Justicia intuyen que este último fallo reavivó las broncas de una pelea que empezó hace un año. Y que está lejos de terminar.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios