Friday 12 de April, 2024

POLíTICA | 30-03-2024 07:53

El Gobierno y su guerra de relatos

Esta semana cuestionaron la cifra de 30.000 desaparecidos, en el aniversario del golpe militar. "Vamos a dar una batalla cultural", dicen.

A 38 años del inicio del último golpe militar, el debate recrudeció en Argentina. Este 24 de marzo, el Gobierno quiso cambiar el discurso vinculado a los derechos humanos e hizo que gran parte de la sociedad reaccionara ante la reapertura de la discusión sobre uno de los capítulos más sangrientos de la historia reciente.
La gestión de Javier Milei decidió no ser ajena a lo que iba a suceder el domingo 24. Y en la previa dejó correr rumores: llegó a especularse con la posibilidad de indultos, y la versión sonó tan fuerte que el Presidente debió negarla, pero terminó por ser una discusión por redes y medios, una estrategia que al Gobierno le resulta cómoda.
Lanzaron un video edulcorando la responsabilidad de los militares, omitiendo las atrocidades que estos cometieron y poniendo en duda, otra vez, la cifra de desaparecidos. Un clásico de la histórica batalla de los relatos. Esta vez, fue el Gobierno el que invitó al debate.

Polémicas.

“Se suponía que las personas que ayer estuvieron en la Plaza de Mayo fueron por el golpe militar y lo que han sufrido en aquel proceso”, analizó en la conferencia de prensa posterior al Día de la Memoria el vocero presidencial, Manuel Adorni. Y completó: “Entonces, querer voltear a un gobierno democrático llama la atención por lo incompatible entre lo que vivieron y lo que desean ahora”. El plan del Gobierno había dado sus frutos.
Es que lo de Milei y su vice, Victoria Villarruel, tenía todas las características de una provocación buscando una reacción. Lo consiguieron. Durante el discurso de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo en el acto oficial, Estela de Carlotto cometió el exabrupto que esperaban en Casa Rosada: “Milei es un extraño personaje”, dijo. Y completó: “Hagamos algo para que cambie o se vaya rápido”.
“Las constantes provocaciones del gobierno de Milei y Villarruel violan todos los pactos internacionales que tienen rango constitucional”, manifestó durante su alocución Carlotto. Se refería al video que habían publicado en el inicio del 24 de marzo desde los canales oficiales del Gobierno, hablando de la búsqueda de “Verdad y Justicia completa”.
La “bomba” que el Gobierno dejaba trascender que venía preparando se trataba de la confesión del ex guerrillero Luis Labraña, asegurando haber inventado la cifra de los 30 mil desaparecidos mientras se encontraba en Holanda, pidiendo recursos junto a Madres para la búsqueda de sus hijos. El material audiovisual estuvo a cargo del asesor estrella Santiago Caputo y de la producción de Santiago Oria, el cineasta que trabaja para Milei.
“Lo puse yo al número y nadie me lo puede discutir”, dice Labraña en el video que reavivó la polémica. “¿Fue un error? No, en esa época no fue un error. ¿Se proyectó como error? Sí, claro, fue un gran error. Porque fue una bandera de la mentira, la mezquindad”, completó antes de manifestarse “orgulloso de decir la verdad”.
No fue la única intervención del ex montonero. Tras la difusión del video, Labraña realizó una serie de entrevistas dando más detalles de su versión del “negocio” de la cifra. “Mi pregunta es: quiénes son las 22 mil personas restantes que cobraron por esa gente que no tienen nombre, que supuestamente son desaparecidos", dijo el referente guerrillero en una entrevista con Jorge Fontevecchia. Y agregó: “Por qué se utilizaron tres mil millones de dólares para pagar por esos desaparecidos, ¿dónde está el dinero?”.
La polémica que reinició el Gobierno fue criticada por todos los referentes de la lucha contra el terrorismo. Graciela Fernández Meijide, quien sufrió la pérdida de su hijo, protestó por el video que lanzó la gestión Milei: “Era absolutamente prescindible, se lo mire por donde se lo mire”, le dijo a Infobae. Y agregó: “Es una cosa aburrida, vieja, antigua. Es un mal video comparado con la realidad de lo que fue la marcha”.
La decisión del Gobierno de subirse al ring no fue casual. Lo del 24 fue parte de un plan integral que se elaboró en Casa Rosada, que incluye la disputa con organizaciones sociales, actores, políticos y otros considerados la casta. “Vamos a dar una batalla cultural”, aseguran.

Antecedentes.

La polémica por el número de desaparecidos recrudece con habitualidad en Argentina, como si la cifra relativizara o profundizara el daño que produjo el mayor genocidio de la historia argentina. La particularidad de esta ocasión es que fue el Gobierno el que reinstaló el debate.
Pero las opiniones de Milei y Villarruel al respecto no son nuevas. Basta con rebobinar hasta el primer debate presidencial, donde el actual mandatario ya había deslizado esta versión. “Si vos mentís sobre el número de desaparecidos hay un problema”, dijo. Y agregó: “Consideramos que los excesos de la dictadura tienen que ser condenados, no hay ningún negacionismo. Además, tienen que ser condenados los terroristas”.
Postura similar tiene su compañera de fórmula. Como titular del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas, Villarruel se encargó de registrar los crímenes cometidos por Montoneros y el ERP. La otra parte de la historia.
El 24, Villarruel insistió con su postura: “Los derechos humanos son para todos. La Memoria también. Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del terrorismo”, escribió en su cuenta de Twitter. Y agregó: “Los responsables de estos crímenes no pueden quedar impunes. #NoFueron30000”.
Por ese mensaje recibió amenazas que reposteó en su cuenta, donde distintos usuarios hablaban de “colgarla en la plaza” o “dispararle”. “El amor vence al odio. Mujeres agrediendo a otra mujer. Solo les queda el insulto.”, contestó la vice.
Milei instaló su guerra de relatos, en esta oportunidad desde el Gobierno. Desafió a gran parte de la sociedad y logró una masiva reacción. Hasta ahora es parte del éxito de la batalla cultural que el Gobierno quiere desarrollar. l

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios