Viernes 7 de octubre, 2022

POLíTICA | 05-05-2022 13:11

Encuesta: el #AhPeroMacri dejó de ser una excusa válida

Siete de cada 10 argentinos responsabilizan a Alberto Fernández por la crisis económica, entre ellos, el 28% de los que votaron al Frente de Todos.

El presidente Alberto Fernández aparece como principal responsable de la crisis económica con un 62%, mientras decrece de manera sustancial el planteó de la herencia macrista, el #AhPeroMacri, y el efecto de la pandemia de Covid 19.

Mauricio Macri aparecía como protagonista del fracaso económico argentino en julio de 2020, con un 45% de los votos, mientras que Alberto Fernández detentaba el 32% y la pandemia reunía un 14%, esos valores se revierten desde enero del 2021. Y el presidente duplica la responsabilidad en términos económicos en la mirada de los encuestados por la consultora Opina Argentina, mientras que la incidencia de la pandemia alcanza su menor valor, cercano al 4%. 

Desagregados por nivel socioeconómico, filiación política y geográfica, estos valores demuestran una altísima polarización. El 70% de los encuestados de nivel socioeconómico alto, creen que la responsabilidad de la crisis es de Alberto Fernández, y apenas el 25% se la asigna a Mauricio Macri. La gestión económica del ex presidente tiene una valoración muy negativa, superior al 40%, entre los votantes del Gran Buenos Aires. Y en oposición, el 68% de los porteños rechaza los lineamientos económicos de Alberto Fernández y su ministro Martín Guzmán.

El 68% de los votantes del Frente de Todos (FDT) asegura que el #AhPeroMacri es un planteó válido a la hora de analizar la actual economía. Pero un 28% cree que el actual presidente no cumplió su prédica de campaña, y el poner a la Argentina de pie en términos económicos. 

Control de precios

En sentido opuesto 85 porciento de los votantes de Juntos (JXC) manifiesta su enojo económico con Alberto Fernández. Y apenas el 9% responsabiliza de la actual crisis a Mauricio Macri, revalidado por el fracaso de la actual gestión. De allí que JXC hoy prime con el 36% cómo el espacio político más preparado para poder revertir los efectos de la crisis. Mientras que un 24% mantiene su fe en el FDT, un 27% descree de ambas fuerzas políticas, y un 13% falla la hora de dar respuesta. 

Esos indicadores manifiestan una notable crecida para la coalición opositora que da un salto de 8 puntos respecto de su última medición y duplica los 18 puntos qué marcaba como piso en julio del 2020, cuando el 44% de los argentinos confiaba en la política económica de Alberto Fernández, en pleno contexto de pandemia pero con un gran despliegue de ayudas económicas a trabajadores y empresas.

En cuanto a las soluciones posibles para pelear contra la inflación la principal preocupación de los argentinos (con un 36%, seguida por la corrupción con un 23%; la desocupación con un 21%; y la inseguridad con un 10%) la dolarización total de la economía aparece como una opción viable para un 30%, mientras que un porcentaje muy cercano al 40% está en contra.

Ese segmento cree que una solución más integral, que incluya acuerdos con empresarios y sindicatos, además de controles de precios y aumentos de salarios, es el camino: con un 44%. Apenas un 13% desea volver a un plan de convertibilidad como el que diseñó Domingo Cavallo durante la presidencia de Carlos Saúl Menem en los '90.

Martín Guzmán y Kristalina Georgieva

En igual sentido un porcentaje mayoritario apoya el acuerdo con el FMI y el ordenamiento fiscal que incluya aumentos de tarifas, quita de subsidios y cumplimiento de las metas. Un 29% dice desconocer cuál es el mejor camino. Mientras que el 25% propone patear el tablero y romper el acuerdo con el FMI.

Según el informe de Opina Argentina el 62% de los encuestados tiene temor a perder su trabajo o que alguien de su familia pueda quedar cesante. El 82% además remarca que no ha podido ahorrar durante el último mes, valores que se mantienen constantes -oscilando entre el 79 y el 86%- desde febrero de 2021.

En esa línea el 70% de los relevados cree que la situación económica será peor en los próximos meses, y un 16% opina que se mantendrá igual. Apenas el 10% cree que el escenario económico mejorará, segmento que decrece sostenidamente en el último año. El techo sé tocó allí con un 18% en agosto de 2021 tras el "plan platita", qué desplegó el gobierno de Alberto Fernández con el objetivo de primar en las elecciones legislativas.

En sentido opuesto el descreimiento asciende en 16 puntos porcentuales en el último año. Sin embargo el optimismo de los argentinos no mengua: casi un 16% espera no ser alcanzado por la crisis y mantener su economía estable. Empero el 88% de los consultados entiende que la inflación crecerá o se mantendrá igual que hasta ahora, y un 58% estima que el valor del dólar paralelo aumentará a la par. 

Con tales indicadores no sorprende que la valoración de la política económica del gobierno nacional, diseñada por el ministro Martín Guzmán, sea mayoritariamente negativa: muy mala para un 52%, y algo mala para un 25 porciento. Solo el 5% de los encuestados cree que lo desplegado en materia económica por el gobierno de Alberto Fernández es muy positivo. En igual sentido la evaluación general de la administración Fernández Fernández cae en el último año del 39 al 20%.

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios