POLíTICA | 06-11-2020 00:02

Entretelones del libro que preocupa a Mauricio Macri

Mariano Macri quiere hacer una serie para Netflix sobre su familia, pero empezó por un libro. Intimidad de un testimonio inesperado. Cartas documento cruzadas con el periodista Santiago O'Donnell.

La salida del libro “Hermano”, del periodista Santiago O’Donnell, que cuenta la historia y los negocios de la familia Macri desde el testimonio de Mariano Macri, uno de los hermanos menores del ex presidente, fue recibida en el clan como una traición. Fue un cimbronazo que tomó desprevenidos a todos. “Lamentablemente mi hermano decidió canalizar sus broncas de una manera equivocada, diciendo un montón de cosas que no tienen nada que ver con la realidad. Cosas que derivan de mis conflictos con mi papá. Todas cosas falsas”, sostuvo Mauricio en una entrevista en el canal A24. Su estrategia está centralizada en politizar la publicación del libro. “Son las mismas cosas falsas que viene diciendo el kirchnerismo, que tiene mucho que ver...”, desliza el ex presidente, vinculando al gobierno con la publicación del libro. “Pero me preocupa mucho más mi madre que está destrozada porque, como toda madre, siente que algo faltó”, dijo. 

En paralelo, hace 15 días, Gianfranco Macri, que está radicado en Punta del Este desde principios de este año, sufrió un episodio coronario y tuvo que ser hospitalizado en el Sanatorio Cantegril. Sus amigos sostienen que este tema lo tiene angustiado y debe cuidarse porque ya tuvo otro episodio cardíaco en el pasado, por el que fue intervenido. Florencia Macri está en Miami, dedicada a un nuevo emprendimiento artístico, por lo que este tema lo mira de lejos. Y Alejandra, la hija extramatrimonial que tuvo Franco en la década del ‘60, también consume el escándalo por los medios ya que no tiene relación con sus hermanos. 

Otro integrante de la familia molesto es el primo Angelo Calcaterra, porque Mariano da detalles de la venta de IECSA, la constructora del Grupo. Angelo, cuando la hija mayor de Mariano tuvo cáncer, colaboró económicamente para el tratamiento, porque en ese entonces, según Mariano, Mauricio le había “cortado el grifo” para que no siguiera fluyendo el caudal de dinero. “Tuve que acudir a mi primo Angelo a pedirle plata porque el médico oncólogo del Fundaleu que me traía la droga de afuera me cobraba una fortuna y ustedes me dieron vuelta la cara, me habían cortado el grifo, me habían dejado totalmente seco. No logré siquiera que reaccionaran frente al episodio de cáncer de mi hija y tuve que recurrir a mi primo, que fue el que me ayudó”. Calcaterra todavía está tratando de entender por qué habló de IECSA después de semejante favor.

Mariano Macri nació en 1966. Es el hijo más chico del matrimonio entre Franco Macri y Alicia Blanco Villegas. Estuvo al frente de la expansión del grupo Socma en Brasil y luego acompañó a su padre cuando desembarcó en China. Es decir que también tuvo un rol importante en los negocios de la familia. Un rol que Mauricio abandonó a mediados de los ‘90 cuando decidió incursionar en la política futbolera al llegar a la presidencia del club Boca Juniors. 

Revelaciones. La idea original de Mariano Macri era hacer una serie para Netflix. Fue a ver a un productor de cine con la intención de contar la historia de su familia en una superproducción audiovisual, pero se encontró con un problema. “Primero tenés que hacer un libro”, le dijo el productor. Salió de ese encuentro pensando quién podría escribir el libro. Le llevó un buen tiempo, hasta que un día se cruzó en un grupo de Whatsapp con el periodista Santiago O’Donnell, hermano de uno de sus grandes amigos, Matías O’Donnell. Mariano le dijo a Matías que quería que su hermano Santiago lo entrevistara para un libro. Fueron ocho meses de trabajo, desde enero de este año hasta agosto y alrededor de 17 horas de grabaciones. En esos meses Mariano habló de todo. Contó cosas que apenas había hablado con un puñado de amigos y que ahora estaba dispuesto a que se publicaran. “Si se enteran los de NOTICIAS de todo lo que te estoy contando se van a querer morir”, le confesó Mariano, conociendo el interés de esta revista por la historia familiar de los Macri y sus negocios. 

El libro promete revelar que Mauricio Macri nunca salió de la empresa Socma, sino que habría sido puesta al servicio de la carrera política del primogénito de Franco Macri. Según pudo saber NOTICIAS, Mariano cuenta que “el grupo –Socma– fue tercerizando algunos de sus negocios en testaferros y socios ocultos, por ejemplo, en el caso de los Parques Eólicos y Autopistas del Sol o Macair-Avianca”. Fuentes de Socma sostienen que esto es falso y que los desprendimientos de los negocios fueron genuinos. Incluso, en el caso Macair habría una deuda por parte de Avianca de 7 millones de dólares.

La salida del libro también encendió alarmas en Socma, por lo que decidieron salir a contener los coletazos de la publicación y diferenciar el management de la interna familiar. Mariano Macri no es solo el hermano menor de Mauricio Macri. Es uno de los accionistas y tiene el 20% de la empresa. Es decir que sus palabras son tomadas como la de uno de los dueños del Grupo y pueden generar más daño del esperado. Desde hace tiempo, Mariano Macri tiene intenciones de salir de la empresa, vender su 20% y dedicarse a otros negocios, pero en la compañía sostienen que pide mucho dinero por ese paquete accionario. En el libro dice que esa batalla lleva 13 años. En Socma sostienen que las veces que se tasó su parte a través de un banco que él mismo propuso, el valor cotizado no le cerraba.

El vínculo entre Mariano Macri y el management de Socma viene conflictuado desde hace ya más de ocho años. Entre las acusaciones que se suelen escuchar contra Mariano está el constante reclamo de dinero y la utilización de maniobras para presionar como, por ejemplo, el rechazo de los balances de gestión a cambio de liquidación de dividendos. “Lo hizo en varias oportunidades. Dice que los balances están mal y luego, cuando se paga, firma diciendo que están bien”, sostienen dando a entender que hay un método extorsivo en las prácticas de Mariano como accionista.

Entre las revelaciones que promete el libro está un negocio hasta ahora desconocido con la empresa OCA y el gremio de camioneros, de Hugo Moyano, para explotar el Correo Argentino después de su expropiación por parte del gobierno de Néstor Kirchner, mediante una triangulación gestionada con el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno. Los fondos de esta maniobra habrían terminado en cuentas en el extranjero a nombre del propio Mariano y de Gianfranco. En el juzgado penal económico de Diego Amarante, aspirante a la Cámara Federal porteña, se investiga el contenido de un ROS (Reporte de Operaciones Sopechosas) enviado por el gobierno alemán a la Argentina por una transferencia millonaria de dinero de un banco de ese país a otro en Suiza. Mariano Macri hizo una presentación en el juzgado pidiendo que lo sobresean a él y lo investiguen a su hermano Gianfranco. 

Este no sería el único testimonio respecto de movimientos bancarios. Según O’Donnell, “Mariano habla del millonario préstamo de un banco brasileño que jaquea al grupo Macri, y el fallido plan para evitar pagarlo a través de una venta simulada de la empresa insigne del grupo, Sideco, a un banco austríaco que, a su vez, escondería el dinero en fundaciones creadas con ese propósito en el paraíso fiscal de Luxemburgo. También, con el mismo propósito de esconder sus activos, cuenta Mariano, el holding familiar Socma se habría ido vaciando en los últimos años mediante un esquema de autopréstamos a empresas del grupo”. Las fuentes del Grupo Socma sostienen que todo esto es un “delirio insostenible”. 

Sobre Gianfranco, Mariano dice que es el testaferro de Mauricio y lo mismo Nicolás “Nicky” Caputo y su fallecido tío Jorge Blanco Villegas.
“No hay dudas de que entre Nicky y Mauricio existe una cofradía. A lo largo de los años, Nicky pasó a ser un testaferro muy fuerte de Mauricio y, a su vez, se habrá independizado mucho. Habrán encontrado un entendimiento entre alguien que devino muy poderoso económicamente, como Nicky, y alguien que también devino muy poderoso, pero políticamente, como Mauricio. Ahí tenés de ejemplo el tema del juego en la Ciudad. Lo que escuché es que Cristóbal López estaba muy enojado porque, a pesar de que había puesto mucha plata en la campaña de Mauricio justamente a través de Nicky, terminó yendo en cana durante la presidencia de mi hermano”, relató. 

En el subtítulo siguiente, llamado “El tío Jorge” se refiere a Jorge Blanco Villegas de la misma manera. “Parece que, en el momento de la muerte de mi tío Jorge Blanco Villegas, Mauricio estaba desesperado porque su mujer, Graciela Quintans, no le reconocía nada. Y que tuvieron una reunión y terminaron acordando una herencia. Los hermanos lo cargamos con que era el único sobrino que había heredado al tío Jorge”, recordó.

Cruces. La relación entre Mariano Macri y el periodista Santiago O’Donnell estaba pasando un momento inmejorable. Cada vez que se prendía el grabador, Mariano se desahogaba, pero sobre mediados de agosto algo pasó que cambió todo. El 13 de agosto O’Donnell recibió una carta documento que decía: “En virtud de las conversaciones mantenidas con usted, en varios días, las cuales se desarrollaron en un ámbito privado y de relación de confianza, le hago saber que las mismas son de caracter confidencial, razón por la cual le queda prohibida terminantemente su divulgación, reproducción, difusión y propagación”, comienza el texto en tono legal y lejos de la intimidad que contenían las 17 horas de grabación ya plasmadas, para ese entonces, en el borrador del libro. Hubo varias cartas. Idas y venidas. Exigencias de Macri y respuestas de O’Donnell, hasta que el 8 de septiembre el periodista le respondió: “A fines de diciembre del 2019, usted me ha pedido que lo contacte, lo cual hago, y me plantea darme una entrevista. Su triple motivación era: 1) Dar a conocer su versión sobre su padre (Francesco Raul Macri –conocido como Franco Macri–) que consideraba enlodado por su hermano Mauricio Macri para necesidades del proyecto político de este último. 2) Dar a conocer el historial de abusos y enfrentamientos que usted ha sufrido de Mauricio Macri tanto en el plano personal como el profesional. 3) Dar a conocer su visión, por la cual encuentra similitud entre lo que Maurcio Macri hizo con su padre y con usted y lo que hizo en el ejercicio de cargos públicos con la sociedad argentina. Con ese propósito y al poco tiempo, consintió expresamente que tales entrevistas se materialicen en un libro ya que de esa manera alcanzaría la máxima difusión de sus manifestaciones, tal como era su intención. Por todo ello la naturaleza de nuestra vinculación no fue en el marco de una relación personal –como usted invoca–, sino en razón y en el marco de mi profesión de periodista de investigación”.

El libro tiene 239 páginas y está dividido en tres partes. Una llamada “Franco”, otra llamada “Mauricio” y la tercera titulada “Mariano”. En estos tres ejes gira la larga entrevista de Santiago O’Donnell. En el capítulo “Franco” el primer subtítulo es “El Viejo”, porque así era la manera cariñosa de llamarlo. Es en esta parte donde aborda parte de los orígenes de la relación con sus hermanos e incluso avanza sobre el vínculo con Alejandra, la hija extramatrimonial que tuvo Franco con Esther De Menech. “La falta de comunicación a un le produce una gran desconexión interna. Fijate cómo, a pesar de que estaba el dato de que existía otra hermana, yo nunca me planteé si no debería conocerla. Como que el viejo sentenció que no la reconocería y ahí se acabó la cosa. Yo me entero de la existencia de Alejandra por la revista NOTICIAS cuando salió la sentencia en el año 2003, y recién la conocí después de la muerte del viejo”, cuenta Mariano. Aquella nota a la que se refiere fue publicada por la periodista Luciana Geuna.

“Yo me reuní con ella en 2019 porque empezó a haber aproximaciones entre los abogados por la sucesión”, agrega Mariano y cuenta que se reunieron en la casa de una amiga de ella en Núñez. “Fue la única vez. Ahí me contó que se le había formado un agujero negro imposible de cubrir. Me acuerdo que le dije: ‘A mí me parece que el daño que te provocó, el acto de injusticia que él tuvo con vos es absolutamente imperdonable’. Y seguí: ‘La verdad es que vine con la intención de ofrecerme a ayudarte con cualquier cosa que quieras saber, que me quieras contar’”, relata y le revela una intimidad: “Le dije: ‘La verdad es que yo lo vi llorando en más de una oportunidad. Desahuciado y diciéndome que nunca se iba a perdonar lo que había hecho’. Ella se emocionó… Casi te diría que ella es lo mejor de la familia. Pero, bueno, la gorda era extraordinaria, ¿no? Una loca. Yo la quise mucho”, cierra el párrafo. “La gorda” es Sandra Macri, su hermana mayor que falleció en 2014. “Sandra era una loca linda. Estaba en otra. No le importaba nada de esto. En algún momento, se largó a hacer su jardín de infantes. Le fue muy bien, lo condujo bárbaro. En una sociedad donde la gordura era condenada, ella llevaba el estigma muy marcado de que era gorda. De chiquita era preciosa. Pero mamá ha sido muy maltratadora de mi hermana. Le decía que no quería llevarla con ella a ningún lado porque le daba vergüenza que fuera gorda”, dice.

El aprecio con que Mariano la recuerda es inverso al odio que hoy lo separa de su hermano mayor. Mauricio Macri tiene un nuevo problema que puede hundirlo y que ya amenaza conconsecuencias públicas y posiblemente judiciales. Y el disparador es alguien de su propia familia, que habla de ventas simuladas de empresas, testaferros y estafas del ex presidente. Palabra de hermano.
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios