Jueves 7 de julio, 2022

POLíTICA | 17-05-2022 15:11

Galit Ronen: "Israel hizo un acuerdo de unidad nacional y no volvimos a tener inflación"

La embajadora israelí en Argentina contó como el país salió de una hiper en la década del 80. Equilibrio fiscal y congelamiento de cambio, metas más allá del signo político.

A principios de la década del 80, Israel atravesaba una hiperinflación -alrededor del 500%-, fruto de alto déficit fiscal. Pero en una década, la economía se había equilibrado, la inflación había bajado al 20%, y seguiría descendiendo hasta llegar al 1% en los últimos años. La receta, explica la embajadora israelí en Argentina, Galit Ronen, es primero política antes que económica.

“Lo que hicimos nosotros, a pesar de tener mucha diferencia entre la izquierda y la derecha, fue que todo el gobierno hizo un acuerdo de unidad nacional, y sin importar su bando político, se puso el esfuerzo por seis años… y no volvimos a tener una inflación del 500% al año”, apuntó la embajadora en diálogo con Delta 90.3.

"Ahora en la pandemia subió al 20%, pero normalmente es de 5 o 6%. Hay que tener un acuerdo político de todos los partidos a pesar de su diferencia para el bienestar de todos y trabajar juntos, para eso elegimos a los políticos”, refuerza Ronen sobre la necesidad de un acuerdo político que además transmita confianza a los mercados.

“Nosotros ofrecemos cooperar, pero la receta debe adaptarse a la Argentina, de hecho uno de los que formaba la receta en Israel es un argentino”, siguió la embajadora.

Esteban Klor nació en Córdoba, pero vive en Israel hace década y media, donde es titular de Economía Política en la Universidad Hebrea de Jerusalem. "A nivel económico la receta fue relativamente simple: bajar el déficit fiscal y, por lo menos en un primer momento, depreciar la moneda en un 20% y congelar el tipo de cambio y los salarios", explicó en su paso por Argentina hace dos años.

"El problema de los países que vienen con mucha inflación es lograr credibilidad de que la deuda pública no se va a financiar imprimiendo moneda", remarcó. Algo que en Argentina no sucede. En sentido inverso en la última década, el séquel, la moneda israelí, se apreció 25%.

Luego la salida para la crisis es cultural. Con una promoción importante de la educación orientada al empleo, y con foco en el desarrollo tecnológico. “Desde el comienzo del Estado los judíos pusimos mucho énfasis en la educación. Tenemos educación para gente que quiere trabajar, para quienes quieren ser científicos, pero también para quienes quieren ser intelectuales”, explicó Galit Ronen.

“Nosotros creemos que el trabajo es parte de la educación, yo crecí en un kibutz donde estudié desde las 8am hasta las 2pm, y de 2pm a 4pm íbamos a trabajar con otros jóvenes de 14 años. El modelo del trabajo como parte de la educación también llegó con el comienzo del Estado, y tenemos universidades que no son gratis, pero hay muchas becas para quienes necesitan, y hay un sistema donde estudiantes dan apoyo a otros y obtienen un descuento”, explicó la embajadora sobre el modelo que hoy revisan tanto oficialismo como oposición.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios