Saturday 15 de June, 2024

POLíTICA | 15-05-2023 14:11

Gerardo Morales: radical se ofrece

Se posicionó con el triunfo de su delfín en Jujuy y quiere ser vice en la fórmula de Larreta. Negocios y nepotismo en el pago chicos.

Gerardo Morales anda bien, pero no tan bien. Logró que la UCR mantuviera el gobierno de Jujuy, pero él no será el gobernador. Tiene la presidencia de la UCR Nacional, pero no está cien por ciento alineada. Cerró una alianza con Horacio Rodríguez Larreta, pero no tiene garantizado un lugar en la boleta. Es decir: todo a medias.

La cronología de los últimos meses lo muestra a Morales en una serie de vaivenes que lo dejaron en un lugar incómodo a la hora de negociar. Primero se peleó con Martín Lousteau, el candidato radical que compite con el PRO por la jefatura del Gobierno porteño. El enojo del jujeño fue tal que le revoleó un vaso que casi impacta en la cabeza del economista. Morales decía que Lousteau no estaba comprometido con la UCR y que había entregado el partido a Rodríguez Larreta. Lousteau le respondió que “el ladrón cree que son todos de su condición”. Fueron meses picantes para Morales, que también se había peleado con Larreta por defender a Facundo Manes, que venía bien en las encuestas.  Decía que el alcalde porteño le hacía acordar “al gordito del barrio que cuando lo sacan se lleva la pelota... No le gusta que lo pongan de arquero y se lleva la pelota”. Esa gordofobia tampoco suma.

Cuando tomó envión, clamó por la unidad de la UCR y expresó sus deseos presidenciales, que de inmediato produjeron divisiones. Afredo Cornejo se acercó a Patricia Bullrich, Carolina Losada se alejó, el gobernador Gustavo Valdés se resguardó en su provincia y Facundo Manes, que también se lanzó a presidente, también se distanció de Morales.

Ahora, aliado con Larreta, sueña con integrar la fórmula presidencial que lo coloque al frente del Senado. Será difícil, porque los número están muy ajustados y Larreta tendrá que elegir un compañero más competitivo. Morales sólo mide bien en Jujuy, donde votan poco más de 500 mil personas. Es menos del 2 por ciento del padrón nacional. A veces la matemática electoral puede ser cruel.

Esta semana Larreta y Morales pasaron por Córdoba acompañando la candidatura de Luis Juez. Allí se encontraron con un panorama complejo, porque Patricia Bullrich se llevó la mayoría de los aplausos.

Pago chico. En Jujuy, Morales es amo y señor. Tiene a buena parte de su familia empleada en el Estado, entre hijos, hermanos, cuñados y primos. En febrero de este año, Javier Milei lo definió como “el rey de la casta”, porque el número de parientes en el Estado ascendería a 25. Su hijo Gastón es el presidente de Cannava, la empresa estatal jujeña dedicada al negocio del aceite de cannabis. Su otro hijo Facundo es el presidente del Instituto de Artes Audiovisuales, una suerte de INCCA de Jujuy.

Su hermano “Freddy” Morales es el secretario general de la goberanción, pero también es director en Sales de Jujuy, la UTE Minera que explota el salar de Olaroz y que está compuesta por la australiana Allkem (66,5%), la japonesa Toyota Tsusho (25%) y Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (8,5%). Morales representa al Estado (y a su hermano).

Otro negocio innovador en Jujuy es la energía renovable. Allí se crearon los Parques Solares Cauchari, que fueron construidos por la empresa PowerChina y son administrados por Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado. Los Parque Solares están bajo la responsabilidad de Guillermo Hoerth, amigo de Morales e histórico operador radical, que también es planta permanente de la Cámara de Diputados. Nadie suelta nada.  

El otro hermano del saliente gobernador, Walter Morales, es presidente del ImproJuy, el Instituto Provincial de Juegos de Azar. Y Tulia Snopek, la esposa de Morales, también fue beneficiada con un cargo en YPF. Es decir que hay un hombre o mujer de Morales para cada rubro del Estado.

Estos beneficios del Estado llevaron al radical a tener denuncias por el uso del avión sanitario para viajes personales. El abogado jujeño Juan Giusti denunció que el gobernador de Jujuy hizo 33 viajes en avión entre el 5 y el 31 de enero de este año en los aviones sanitarios provinciales, un Cessna 560 XL Citation Excel y un Learjet 31-A. Incluso, el año pasado también se reportó un viaje a Estados Unidos en uno de estos aviones.

Objetivos. Morales supo construir poder en el norte del país y es uno de los pocos gobernadores radicales que todavía se mantienen en pie. Logró conservar la gobernación para el partido, pero, como pasa siempre, empieza a crecer el temor de ir perdiendo influencia. Ahora sus energías están puestas en lograr que Rodríguez Larreta le haga un lugar en la fórmula o tener algún grado de injerencia en el armado del Gabinete, si ganan la elección.

Por Jujuy no se preocupa demasiado, porque Carlos Sadir, el gobernador electo, está rodeado de moralistas. Si los planes nacionales fallan, Morales podrá pensar en volver en el 2027. 

Galería de imágenes

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios